¿Por qué no se debe dejar de leer Gargantúa y Pantangruel?

Gargantúa y Pantangruel constituye una de las obras emblemáticas de la literatura francesa del siglo XVI. Francois Rabelais, su escritor, fue un médico y extraordinario humanista francés conocido por el seudónimo de Alcofribas Nasier, anagrama de su nombre. Durante su vida fue admirado entre sus contemporáneos como un hombre de gran sabiduría, capaz de escribir en latín y griego.

Es significativo que estas obras se publicaron de forma independiente de la siguiente manera: Pantangruel (1532), La vida inestimable del gran Gargantúa (1534), el Libro tercero (1546), Libro cuarto (1552) y de su Libro quinto (1562-1564) aparecen 16 capítulos bajo el título La Isla Sonante; sin embargo, existen diversas hipótesis sobre la procedencia de su verdadero autor.

Con sus múltiples juegos de palabras y extravagantes razonamientos creó un mundo tiranizado por gigantes, borrachos, farsantes y cretinos. En esta gesta de gigantes narra minuciosamente sus vidas, desde el nacimiento hasta la madurez.

Con Gargantúa y Pantangruel se recrea una interminable celebración de la mejor literatura. /Foto: Tomada de la Red
Foto: Tomada de la Red

Antonia Fontana escribió acerca del libro: “Basándose en el folclore popular, el médico y humanista francés logró que aún nos sigamos preguntando si su obra es una desenfrenada epopeya cómica o una sátira contra las supersticiones, los abusos y las vanidades donde no falta la subversión del lenguaje. El puro juego”.

La presente edición a cargo de la Editorial Arte y Literatura ha sido traducida por E. Barriobrero y Herrán; su conversión al castellano es espléndida, además, incluye un utilísimo prólogo realizado por Graziella Pogolotti, el cual es de gran beneficio para que el lector pueda acercarse mejor al autor, sus circunstancias y obras.

Este clásico de la literatura fue editado impecablemente por Mayuri Echevarría del Valle, diseñado por Rafael Lago Sarichev e ilustrado por Gustave Doré. La compleja labor editorial desempeñada por este colectivo de trabajo ha hecho posible que la presente novela de Francois Rabelais sea accesible para todo aquel interesado en leer un buen clásico de la literatura universal.

Sin dudas, el merecido prestigio del autor se ha forjado por su excepcional comicidad, aunque paradójicamente procuró mantener las tradiciones clásicas y cristianas.

Con Gargantúa y Pantangruel se recrea una interminable celebración de la mejor literatura. Francois Rabelais fue un típico escritor que intenta dejar perplejo al lector y busca la ambigüedad para perturbarlo y atraparlo con su complicado estilo.

Karen Becerra Avalo

Karen Becerra Avalo

Graduada de Filología por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Un Comentario en “¿Por qué no se debe dejar de leer Gargantúa y Pantangruel?

  • Avatar
    el 9 enero, 2020 a las 9:30 am
    Permalink

    Me perdona la autora, pero si la propuesta es el hecho de que constituye una de las obras emblemáticas de la literatura francesa del siglo XVI, no basta para despertar el interés, teniendo además a Marot, Du Bellay, Ronsard, a Montaigne. Juro que me quedé con ganas de saber ¿por qué no se debe dejar de leer Gargantúa & Pantangruel?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir