¿Por qué falta el soyur en Cienfuegos?

El 8 de febrero pasado, con la rotura de un compresor, se detuvo la planta pasteurizadora de la Empresa de Productos Lácteos Escambray, del municipio cienfueguero de Cumanayagua, paralizando no solo la fabricación del soyur, sino también la del yogurt Galaxy, e incluso afectó el envasado de la leche en polvo.

Todos procesos que requieren de máquinas cuyo principio de funcionamiento es aire comprimido.

De entonces hasta casi la presente primera quincena de marzo, se han dejado de hacer unas 170 mil bolsas de soyur, según datos aportados por el ingeniero Leandro Luis Rodríguez Monteagudo, especialista de Tecnología y Desarrollo, de la industria láctea cumanayagüense.

5 de Septiembre indagó en las causas de la inestabilidad productiva por la cual se ha visto afectada en frecuencia y cantidad la distribución normada para niños de 7 a 11 años, dietas médicas y el consumo social (instituciones asistenciales y de salud, SAF), así como el expendio de forma liberada, de alta demanda entre los cienfuegueros.

Yoan Alberto Castellanos López, director general, precisó a este semanario “que la industria cuenta con tres compresores de aire, que brindan servicio a la fábrica de quesos y la pasteurizadora. Casi todo el equipamiento de ellas funciona a partir de principios neumáticos, aunque en el caso de los quesos, la naturaleza del proceso permite hacerlo de forma manual, para evitar paradas en el proceso”.

No es así en la planta pasteurizadora. La rotura definitiva de un compresor de origen español con unas cuatro décadas de explotación, y en el que las posibilidades de invención llegaron al límite, puso en tensión la cadena productiva en esa planta fundada en 1975.

El equipo se fundió, sin alternativas de solución, debido a su obsolescencia. Contamos con otros dos compresores Voge, de tecnología alemana más moderna, que podrían suplir la necesidad. Uno de ellos permanecía activo, y el otro no, debido a la falta de unas correas dentadas muy específicas, que no se hallan ya en el mercado”, detalla el funcionario.

De manera que al mantener uno solo trabajando en un régimen de 16 horas continuas, sin posibilidades de alternar, y con la agravante de que las correas en uso no son las idóneas, también colapsó, a pesar de que según Castellanos López, tenían relativamente pocas horas de trabajo desde su instalación.

De acuerdo con la explicación del directivo, “porque estos compresores son de un sistema modular cerrado, y aunque poseen su sistema de autoenfriamiento, aumenta la temperatura y el deterioro cuando ese aditamento (la correa) no es el ideal”.

Agregó que “no se trata de morosidad en la búsqueda de soluciones, porque llevamos meses buscando esas correas dentadas. Actualmente, por mediación del Gobierno provincial, innovadores de la Empresa Oleohidráulica Cienfuegos trabajan junto a los nuestros modificando las poleas del motor eléctrico y el compresor de aire, de manera que pueda usarse un tipo de correa que sí existe en el almacén. No es la solución definitiva, advirtió, pero permitirá prolongar el tiempo de trabajo en la pasteurizadora, y ganar tiempo para buscar otras soluciones con más calma”.

También acudieron al ingenio de los obreros de la empresa militar La Campana, quienes prueban una segunda alternativa de solución, para determinar la más duradera.

Unas 240 toneladas de soya han dejado de procesarse. Hasta el momento de esta entrevista, el director de la industria, asegura que “la merienda escolar sí se ha garantizado, sin afectaciones y la producción que se logra hacer, incluso se reserva para no afectar el otro día, si volviera a pararse el compresor. Algunas veces hemos traído soyur del combinado de Sancti Spíritus, pero allí la producción no es tan estable como para sostener el alto consumo del producto de nuestra provincia”, donde se procesan más de 6 millones 724 mil bolsas cada año.

¿Qué se augura? “Pondremos esas correas en los días próximos que repito no son las idóneas, para intentar mantener cierto nivel de producción y no afectar la canasta básica; en la medida en que esa innovación responda, podremos satisfacer la demanda del consumo social y luego el soyur liberado y el yogurt Galaxy.

3 Comentarios en “¿Por qué falta el soyur en Cienfuegos?

  • Delvis Toledo desde 100fuegos
    el 15 marzo, 2017 a las 1:55 pm
    Permalink

    La Princesa de Cienfuegos/
    no es princesa es ni infanta/
    Siempre negándolo todo/
    le faltan huevos, soyur,/
    y muchas otras sustancias.//

    Respuesta
  • Avatar
    el 15 marzo, 2017 a las 1:43 pm
    Permalink

    mas de lo mismo, quienes sufren las consecuencias…el pueblo..quienes no tienen un vaso de soyur en el desayuno o merienda, el pueblo, ahora remiendan los equipos y hasta nuevo aviso, y no estamos hablando de una fabrica de hacer ropas o calzado, estamos hablando de ALIMENTACION.

    Respuesta
  • Avatar
    el 15 marzo, 2017 a las 10:57 am
    Permalink

    Siempre es lo mismo, el imperio, los años de trabajo estamos luchando para que no vuelva a ocurrir, las piezas no las hay es muy vieja la planta, solo cambia el nombre del director o adm de la fabrica porque nadie de los que han estado ha previsto que esos equipos se deterioran con el uso y si hay otros que no han tenido uso o muy poco porque no prepararon las condiciones para esto, pues sabiduria sobra en cuba para prevenir estos percances como ahora pidieron ayuda cuando el problema ya esta ahi y el pueblo como siempre paga las consecuencias,

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir