Por consolidar la confianza en la producción y el comercio

La previsión de crecimiento del 3,5 al 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2021 se considera bastante baja en comparación con el objetivo establecido. Sin embargo, se requiere la participación de todo el sistema político, principalmente las localidades, para que materialice. El mayor deseo de la comunidad empresarial en este momento es tener condiciones favorables para reanudar las operaciones en la nueva normalidad.

En el contexto de que la comunidad empresarial sufren efectos muy adversos por el prolongado distanciamiento social, 14 asociaciones de los sectores con grandes contribuciones al crecimiento del PIB propusieron al primer ministro implementar la estrategia “Prevención antipandémica localizada”.

En consecuencia, las asociaciones sugirieron no implementar el aislamiento social en vastas extensiones geográficas, sino solo en las pequeñas zonas, tales como zonas residenciales, oficinas, mercados, establecimientos de producción y áreas donde se detectan casos de portadores de coronavirus. Las personas pueden salir a la calle y participar en las actividades sociales cuando den negativo a las pruebas de detección del virus. Las empresas y los ciudadanos tienen la responsabilidad de declarar su estado de salud en las aplicaciones de gestión nacional.

Todo el sistema político acordó utilizar solo un solo software de gestión y declaración en línea. El Gobierno también ha autorizado a las empresas tomar los modelos y las medidas preventivas por su cuenta.

La comunidad empresarial cree que ahora es un momento crucial para reactivar las empresas, ya agotadas por las dificultades provocadas durante el último año. Actualmente, existen varios índices específicos sobre las pérdidas económicas a causa del prolongado distanciamiento social y los métodos extremos de prevención antipandémica.

De acuerdo con el Ministerio de Planificación e Inversión, más de 85 mil empresas abandonaron el mercado en los primeros ocho meses de 2021 (un aumento interanual del 24 por ciento), mientras se registraron solo 81 mil nuevas compañías (una reducción del 8 por ciento). Desde 2016 hasta ahora, esta es la segunda vez que la tasa de creación de empresas se disminuye en los primeros ocho meses del año.

Especialmente, el número reducido de las empresas que vuelven a operar demuestra el dañado espíritu emprendedor de los inversores. La producción y el comercio ya no operan como de costumbre ante los impactos de la pandemia.

En lugar de acelerar las actividades a partir de principios del tercer trimestre para cumplir a tiempo con los objetivos, numerosas empresas no han elaborado un plan concreto, ya que varias provincias y ciudades aún no han informado sobre cronograma de relajamiento del distanciamiento social. Por otro lado, algunas localidades emiten diferentes requisitos de resultado negativo de la prueba de Covid-19 para los conductores de camiones de carga.

De acuerdo con el director de la sociedad anónima internacional Delta, Tran Duc Nghia, hasta mediados de septiembre, los conductores en la puerta fronteriza de Mong Cai (provincia de Quang Ninh) tienen que pasar dos pruebas de detección. Tras la entrega de las mercancías, se ven obligados a realizar otra prueba de PCR y solo pueden continuar su camino cuando den negativo.

Duc Nghia señaló que la circulación de mercancías constituye un factor importante para lograr el doble objetivo de luchar contra la pandemia y mantener las actividades económicas. Sin embargo, según el empresario, algunos departamentos, sectores y localidades emitieron regulaciones inadecuadas al respecto, provocando la congestión en la circulación de mercancías que obstaculiza la atención de las necesidades básicas de los ciudadanos, la producción y el comercio.

Para solucionar este problema, el Gobierno aprobó una resolución según la cual, el Ministerio de Salud debe guiar a estas entidades en la adquisición de productos biológicos y equipos para detectar el nuevo coronavirus, así como la realización de las pruebas de detección de la enfermedad por su cuenta.

Explicó que esa medida ayudará a las firmas a ahorrar más del 70 por ciento de los costos de las pruebas del Covid-19 para sus empleados que tienen que realizar las pruebas de detección en los centros de salud. Con alrededor de 800 mil conductores que participan en el transporte de mercancías y millones de trabajadores en los parques industriales clave que deben someterse a pruebas cada tres o cinco días, esta política traerá mayor eficacia para las compañías que cualquier otro paquete de apoyo que el Gobierno haya implementado hasta la fecha. Además, el Ministerio de Salud tiene suficientes datos para realizar con éxito esta importante política a nivel nacional a tiempo, aseguró.

Duc Nghia atribuyó la profunda caída de las economías de las localidades en las zonas epidémicas en los primeros ocho meses del presente año a la disminución de la capacidad productiva del sector empresarial y otros motores de crecimiento. Como en el caso de Ciudad Ho Chi Minh, dijo, esta ciudad reportó en lo que va del año una disminución del 6,6 por ciento en el índice de producción industrial y más del 43 por ciento de la inversión extranjera directa, mientras que la tasa de desembolso de capital de inversión pública solo alcanzó un 30 por ciento. Unas tres mil empresas en la localidad se cerraron y otras 12 mil suspendieron sus operaciones. El ingreso del presupuesto local se redujo, de unos 61 millones de dólares a solo 35 millones de dólares al día.

Al actualizar la situación de desarrollo socioeconómico nacional en el contexto de los impactos causados por la cuarta ola del Covid-19, el Ministerio de Planificación e Inversión pronosticó que, en 2021, el Producto Interno Bruto regional (GRDP) de las seis provincias y ciudades de la región del delta de Mekong podría encoger en un 0,13 por ciento, cifra que se esperaba anteriormente que fuera del 6,2 al 6,5 por ciento.

De acuerdo con el titular de la cartera, Nguyen Chi Dung, si la pandemia quede bien controlada en septiembre para volver a una nueva normalidad en el cuarto trimestre del año, el crecimiento del PIB de Vietnam en 2021 podría aumentar entre un 3,5 y un 4 por ciento, más bajo que el objetivo establecido de 6,5 por ciento. Para lograr esta meta, se requieren esfuerzos más drásticos de todo el sistema político, especialmente de las localidades. El funcionario enfatizó que las localidades deben acompañar a las empresas en este trabajo. Generar la confianza para las compañías es lo más importante en este momento para que se sientan seguras al invertir a largo plazo, agregó.

Según el diputado Phan Duc Hieu, las novedades de la Resolución 105 consisten en cuatro grupos de soluciones básicas para respaldar a la comunidad en la producción y el negocio, lo que demuestra el equilibrio entre las tareas de prevención y control de la pandemia y el mantenimiento del desarrollo socioeconómico. La implementación de este documento también ayudará a las empresas y localidades a encontrar y aplicar modelos productivos y comerciales seguros y adecuados a la situación real de cada lugar, además de maximizar la aplicación de la digitalización para reducir los problemas que surgen.

El legislador también sugirió que los ministros, sectores y gobiernos locales deben implementar esta resolución con la mayor prontitud posible para brindar apoyo oportuno a las empresas en este contexto.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir