Políticas bancarias benefician a damnificados del huracán Irma en Cienfuegos | 5 de Septiembre.
mar. Nov 19th, 2019

Políticas bancarias benefician a damnificados del huracán Irma en Cienfuegos

Más del 50 por ciento de las personas afectadas en Cienfuegos con derrumbes totales o parciales en sus viviendas luego del paso del huracán Irma, han sido beneficiadas con las facilidades de subsidios o créditos, que desde finales del mes de septiembre implementa el Banco Central de Cuba en los territorios donde se registraron fuertes daños.

Según Mayra Menéndez Molina, directiva del Banco de Crédito y Comercio (Bandec) en la provincia, al término de octubre los subsidiados superan los 70; tras determinar el nivel de destrucción de sus inmuebles y comprobar que los reducidos ingresos de la familia inhabilitan a estos ciudadanos para la solicitud de un préstamo.

“La mayoría de los casos —añadió— pertenecen a los municipios de Cruces y Lajas, los más devastados aquí por el evento climatológico”.

De acuerdo con lo establecido, el otorgamiento de subsidios a los damnificados procede en aquellas personas cuyos ingresos familiares no superan los 600 pesos cubanos (CUP). El resto tiene la posibilidad de requerir al préstamo con una tasa de interés del 2.5 por ciento, la menor de las existentes para créditos de materiales de la construcción.

Menéndez Molina explicó que el plazo de devolución del crédito se extiende “hasta 15 años sin garantías. No es necesario contar con fiadores ni disponer de cuentas de ahorro o bienes de valor. A los implicados en otras obligaciones oficiales —el pago de los electrodomésticos recibidos durante el programa de la Revolución Energética—, el Banco les renegocia esas deudas para que puedan asumir el préstamo”.

La decisión de entregar subsidios o créditos concierne a los Consejos de Defensa municipales y a los Puntos de Trámites habilitados con la participación de técnicos y especialistas de las direcciones de Trabajo y Seguridad Social, Finanzas y Precios, Vivienda y Comercio. Una vez emitido el certifico de damnificado, dichas instancias ordenan el tratamiento correspondiente.

Autoridades del Banco Central de Cuba han decretado un tiempo máximo de 24 horas para responder a las solicitudes. En Cienfuegos, el monto de los subsidios ronda los 60 mil CUP, mientras que los préstamos alcanzan los 40 mil.

El Gobierno de la provincia prioriza a los identificados con derrumbes totales o parciales, unos 270 de las cerca de 2 mil afectaciones registradas. Hasta la fecha, más de 140 fueron atendidas, lo cual representa apenas el 7 por ciento del total de perjuicios.

No obstante, a mediados de octubre los mercados industriales de la región centro sur del país habían comercializado en valores casi 600 mil pesos CUP de materiales de la construcción para los damnificados por el huracán Irma, precisaron funcionarios del Grupo Empresarial de Comercio.

El informe preliminar de los estragos ocasionados por el ciclón reportó más de 158 mil viviendas afectadas en Cuba, de ellas cerca de 15 mil fueron derrumbes totales y una cifra en torno a los 17 mil sufrió daños parciales. Las facilidades en vigor obedecen a esa situación y son las instituciones bancarias del país —Bandec, el Banco Popular de Ahorro (BPA) y el Metropolitano— las responsables de administrar los fondos que para tales fines destina el Estado.

Infografía: ACN
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share