Policlínico cienfueguero de Cruces: porque vista hace fe
mié. Jun 26th, 2019

Policlínico cienfueguero de Cruces: porque vista hace fe

En primer plano, Maritza Vidal Peña, licenciada en Enfermería, tiene 38 años de experiencia. /Foto: Magalys

En primer plano, Maritza Vidal Peña, licenciada en Enfermería, tiene 38 años de experiencia. /Foto: Magalys

Una mañana cualquiera y sin previo aviso, un equipo de 5 de Septiembre llega al Policlínico de Cruces, como un trabajo extra, fuera de un programa previamente organizado. A pie, recorriendo el pueblo un municipio que necesita ser palpado en su latir con un estetoscopio, llegamos hasta la institución médica, que integra los sistemas primario y secundario de Salud. Y como esta reportera reconoce aquello de que vista hace fe, quisimos palpar si lo que dicen de ese centro los crucenses, resultaba una realidad.

El Policlínico Universitario Manuel “Piti” Fajardo fue inaugurado en 1974 en otra construcción conocida como la ONDI, con proyección comunitaria, hasta que en 2004 comenzó a prestar servicios en su nueva sede, más moderna, con una plantilla de 919 trabajadores, 72 en misiones internacionalistas.

Encaminamos los pasos hasta la Dirección donde nos recibe su directora, la joven doctora Yaniuska González López, especialista en Medicina General Integral, diplomada en Urgencias Médicas, y quien tiene ya a su haber una misión en la República Bolivariana de Venezuela. De todo ese arsenal en sus espaldas, verdadero tesoro de experiencias, un cúmulo de ellas pone en práctica allí, en su natal Cruces:

Acá atendemos una población de unos 33 mil habitantes, y fungimos como dirección de Salud en el municipio. Una estructura dividida en 30 consultorios, de ellos 27 con médico y enfermera, y tres solo con enfermera, porque un galeno los atiende a todos, habida cuenta son asentamientos de poca población; tenemos además dos grupos básicos de trabajo y la Unidad Central de Higiene y Epidemiología, con una situación sostenida en el territorio.

Dra.Yaniuska González López, la directora, especialista en Medicina General Integral, diplomada en Urgencias Médicas. /Foto: Magalys
Dra.Yaniuska González López, la directora, especialista en Medicina General Integral, diplomada en Urgencias Médicas. /Foto: Magalys

Contamos con una proyección comunitaria, que no es más que la concurrencia de las especialidades hasta la cabecera municipal, en días señalados del mes, es decir, acercar la Atención Secundaria hasta los pacientes y así evitar se trasladen a los grandes centros asistenciales en la capital provincial. Prestamos el servicio de ultrasonidos, sin lista de espera; Sistema de Urgencias Médicas, con carácter regional que abarca Cruces y Lajas, con un parque de cinco ambulancias; Terapia Intensiva con todas las condiciones creadas; Hogar Materno y un programa Materno-Infantil con indicadores de cero muertes maternas e igual indicador en recién nacidos en 2019. Y en estos momentos trabajamos por perfeccionar el trabajo y brindar servicios de calidad con alternativas y soluciones a cada situación que se nos presente”.

Casi perfecto se presenta el trabajo de la Salud en este municipio, que como todo el país se resiente con las dificultades que hoy aquejan la cobertura de medicamentos, mérito mayor si contamos que Cruces resulta el municipio más envejecido de la provincia y por ese indicador ocupa el octavo lugar en Cuba: su población suma más de un 22 por ciento de envejecimiento, índice que establece dinámicas específicas de atención. Sin embargo, allí han desarrollado un mecanismo con las tarjetas de control para que la organización se anteponga al déficit de fármacos en el cuadro básico, y así, las siete farmacias del territorio funcionan con una validación de los certificados para tarjetones, con visitas incluso a las viviendas que saltan en el comité farmacoterapéutico, que allí desarrollan con frecuencia.

Policlínico adentro

El enfermero Juan Carlos López Pino, atiende a un paciente diabético descompensado. /Foto: Magalys
El enfermero Juan Carlos López Pino, atiende a un paciente diabético descompensado. /Foto: Magalys

Al recorrer las instalaciones del Policlínico, que también tiene una Sala de Rehabilitación con todos sus servicios, llegamos hasta Observaciones, donde estabilizan a un paciente diabético descompensado, Javier Benavides, cuyos familiares reconocen fue atendido con premura y profesionalidad; el enfermero Juan Carlos López Pino, con catorce años de experticia, le atiende con esmero. “Trabajo en un carro, pero en estos momentos está de mantenimiento y presto servicios en el Cuerpo de Guardia; ¿qué si es más difícil acá?, no, qué va, en la ambulancia debo tomar decisiones rápidas y actuar con mucha más urgencia, pero creo estar preparado y son muchas las vidas que he salvado, junto a mi equipo. En 2014 estuve en Barrio Adentro en Venezuela”, comenta y regresa con su paciente a suministrarle insulina.

Dunia Acosta Cedeño, licenciada en Enfermería, y diplomada en Emergencias Médicas es la jefa de Cuerpo de Guardia. /Foto: Magalys
Dunia Acosta Cedeño, licenciada en Enfermería, y diplomada en Emergencias Médicas es la jefa de Cuerpo de Guardia. /Foto: Magalys

Dunia Acosta Cedeño, licenciada en Enfermería, y diplomada en Emergencia Médicas, es la jefa de Cuerpo de Guardia (CG): “Acá se reciben los pacientes, se estabilizan y si es necesario se trasladan en el equipo de Apoyo Vital hasta Cienfuegos. Contamos con dos médicos especialistas en MGI, uno, además, diplomado en Terapia Intensiva; tres enfermeras en CG, tres en las ambulancias; prestamos servicios de laboratorio clínico y Rayos X, con sus técnicos; y el área de Estomatología, esa es la composición del equipo de Urgencias, las 24 horas”. 

Me muestra con orgullo la Guardia Física, allí donde descansan y se alimentan quienes permanecen de turno. Es un local limpio, confortable y cómodo.

Sentido de pertenencia

Dra. Yailema Caballero Ojeda, mientras estabiliza a una paciente para trasladarla a Cienfuegos. /Foto: Magalys
Dra. Yailema Caballero Ojeda, mientras estabiliza a una paciente para trasladarla a Cienfuegos. /Foto: Magalys

En Terapia nos recibe la Dra. Yailema Caballero Ojeda, quien atiende un promedio de 15 pacientes por guardia, y en ocasiones ha trombolizado. En esta oportunidad atiende a una adolescente con un cuadro de posible apendicitis, a quien estabiliza y le indica estudios complementarios para su traslado a la guardia de Cirugía en el Hospital Provincial.

Maritza Vidal Peña, licenciada en Enfermería, tiene 38 años de experiencia, estuvo en Venezuela en 2004, y ahora trabaja en el salón de cirugía menor, “que es el mejor del país, porque es el nuestro, y el sentido de pertenencia es importante para el trabajo de salvar, y mejorar la calidad de vida de los coterráneos”, apunta.

Así dejamos atrás al “Piti Fajardo” de Cruces, y mientras regreso, nuevamente desandando sus calles, le pregunto a los transeúntes por su policlínico. De todos recibo la misma respuesta: “es bueno”, y tantas opiniones de gente diversa no pueden estar equivocadas.

Allá queda la joven Dra. Yaniuska, a quien le revolotean mariposas de tantas ideas y deseos de hacer, y creo es una buena fórmula. Siempre habrá alguna inquietud, que de seguro encontrará respuestas con soluciones y alternativas, porque la vida y la salud bien lo valen, allí donde vista hace fe.

Vista del Policlínico Universitario Manuel “Piti” Fajardo, de Cruces. /Foto: Magalys
Vista del Policlínico Universitario Manuel “Piti” Fajardo, de Cruces. /Foto: Magalys
Noticias relacionadas

2 thoughts on “Policlínico cienfueguero de Cruces: porque vista hace fe

  1. Tuve la oportunidad de trabajar en ese Policlínico y realmente es un colectivo en el que exisite mucho sentido de pertenencia en sus trabajadores, tremenda alegria siento al ver como se mantiene lo logrado y que sigue siendo el Policlínico lo más importante que tiene Cruces. Felicidades.

    1. Gracias Pavel, por leernos y comentar, Cruces es un territorio con suerte en ese sentido, por allí han pasado muchos médicos valiosos, y es una tierra que ha dado excelentes profesionales de la Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles