Un policlínico de altura en Cienfuegos

Allí, montaña adentro, se ubica un policlínico, institución de salud, cuyos inicios se remontan al año 1961, justo cuando se implementaba en nuestro país el servicio médico rural.

A la vuelta del tiempo sus estructuras siguen mostrando la misma solidez, pero los servicios que se prestan en el Policlínico Universitario-docente San Blas, del Macizo Montañoso Guamuhaya, se han robustecido cada día más.

Llegamos sin previo aviso, y encontramos limpieza, organización, ropas pulcrísimas y trabajadores diligentes, desde el custodio que nos recibió en la entrada, hasta los especialistas con quienes pudimos dialogar.

“En estos momentos contamos con servicios de rehabilitación, estomatología, hospitalización (embarazadas y otros pacientes que se rehabilitan); electrocardiograma, urgencia y emergencia; farmacia, central de esterilización, laboratorio clínico y Rayos X, durante las 24 horas”, explica el Doctor Martín Pérez, especialista en Medicina General Integral y responsable de atender el frente de Higiene y Epidemiología.

“Recibimos también, con proyección comunitaria, una buena gama de especialistas de la atención secundaria, quienes cada 15 días, llegan a nuestra unidad asistencial y así evitamos que los pacientes recorran una  larga distancia hasta Cienfuegos; solo lo hacen quienes en realidad lo requieren”.

Por la ubicación geográfica del propio policlínico y de las comunidades que tiende, se requiere de un transporte seguro y ello está garantizado con varias ambulancias que asumen el traslado de pacientes desde El Naranjo, El Sopapo y Cuatro Vientos por solo mencionar algunas.

Más de nueve mil habitantes son atendidos en 18 consultorios, la mitad de ellos ubicados en la zona del Plan Turquino. También el Programa de Atención Materno-Infantil (PAMI), es una realidad: “Estamos en cero mortalidad infantil y cero muertes maternas; nos sentimos contentos con el trabajo que se ha hecho”, dice orgulloso el especialista. Sin dudas, una muestra de que es vital y palpable la obra de la Revolución.

EN TIEMPOS DE COVID-19

“A raíz de la situación una de las acciones que se tomó fue la de crear la consulta de la covid-19 o de respuesta rápida; es decir, un equipo integrado por un médico, enfermera y un operario de vectores que están listos para cualquier dificultad que se presente, y está separada del cuerpo de guardia”, explica el Doctor Martín.

¿Han tenido algún caso positivo en el período?

“No hemos tenido ninguna incidencia de caso positivo, pero sí hemos debido atender a algunos pacientes, remitirlos y darle seguimiento según lo establece el protocolo de salud. Aquí la población ha sido bastante respetuosa y disciplinada, aunque siempre hay algunos que se confían demasiado; es difícil llegar a una vivienda y no encontrar la solución de hipoclorito en la puerta o verlos sin el nasobuco, y evitan —en la medida de lo posible—  las aglomeraciones”, agrega.

Se suma en esta parte de la conversación la Licenciada Mayelín Hernández Vega, quien es enfermera del cuerpo de guardia de La Sierrita y ahora realiza turnos en el equipo de respuesta rápida: “Se están cumpliendo las medidas generales establecidas por el Ministerio de Salud, y muy importante: día a día se realizan las pesquisas. El personal que se dedica a ello es vital, porque son los primeros que detectan cualquier síntoma respiratorio, a un febril o a quienes pueden llegar de otros sitios, porque no podemos retroceder en todo lo que hemos logrado. Es preciso mantener mucho cuidado con los ancianos y los niños, evitar salir innecesariamente y por supuesto, no se puede dejar de reconocer al personal médico y las organizaciones que nos apoyan”.

Además de la población de la comunidad donde está enclavado y otras aledañas, el policlínico universitario-docente San Blas asume la atención a diversos centros ubicados en la zona, entre ellos la Villa de Yaguanabo, el Campamento de Pioneros Ismaelillo y  escuelas internas; una responsabilidad que cumplen con denuedo, porque también montaña adentro la salud tiene que estar garantizada.

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir