Poleo, tan viejo su uso como efectivo

El uso medicinal de la menta poleo es ancestral; así lo demuestra su constancia en la Capitulare de villis vel curtis imperii, una orden emitida por Carlomagno para reclamar a los campos el cultivo de una serie de hierbas y condimentos, incluyendo la puledium, identificada actualmente como Mentha pulegium.

Si bien es costumbre el empleo de la hoja, puede consumirse toda la planta, aunque, a decir verdad, está en la primera el mayor contenido de pulegona, mentol y otras sustancias terpénicas como la mentona e isomentona. Luego, el conjunto da un efecto carminativo (facilita la expulsión de gases intestinales) y digestivo, además de emenagoga (regula la menstruación).

Por otra parte, en afecciones bronquiales leves también tiene cierta acción como expectorante y antitusivo (por vía tópica). Fundamentalmente se ha extendido la práctica de utilizar la hierba en infusiones como relajante, y hasta se dice que favorece la expulsión de la placenta después del parto.

RAÍCES HISTÓRICAS Y BOTÁNICAS

Desde el punto de vista etimológico, mentha es el calificativo genérico que proviene del latín mintha, nombre griego de la ninfa Mente asociada al río Cocito, amante de Plutón y que fue transformada en planta por Proserpina. En tanto, pulegium resulta del epíteto que deriva del latín pulex, (pulga), se debe a la antigua costumbre de quemar poleo en las casas para repeler a estos insectos.

La hierba en cuestión ha sido empleada desde hace siglos en el Mediterráneo y algunos países de Asia; no obstante, también crece en estados del sur de México como Guerrero y Oaxaca; justamente aquí es común que la gente lo incluya en platillos y bebidas que generalmente ofrecen en fiestas tradicionales. Se trata de un ingrediente ceremonial, que acompaña a la perfección recetas de frijoles, moles y caldos.

Esta es una de las especies más conocidas del género Mentha, pertenece a la familia de las labiadas, perenne cespitosa y de raíces rizomatosas, que crece muy bien en sitios húmedos. Sus erectos tallos cuadrangulares, ramificados, pueden llegar a medir entre 30 y 40 cm. Las hojas son lanceoladas y ligeramente dentadas, de color entre verde medio y oscuro, y se disponen opuestas a lo largo de los tallos. Las diminutas flores nacen agrupadas en apretadas inflorescencias globosas.

LA FARMACOPEA LA RECLAMA

El poleo menta es una planta con numerosas propiedades que la hacen recomendable para ayudar a combatir no pocas molestias del cuerpo y favorecer nuestro bienestar general; no obstante, algunos de sus componentes pueden resultar tóxicos (especialmente la pulegona). Como otras muchas especies medicinales, las cualidades curativas de la hierba se aplican tanto para uso externo como interno.

En lo que al primero se refiere, a la Mentha pulegiumle reconocen beneficios para el tratamiento del aparato digestivo. Entre dichas bondades destaca su efecto carminativo, toda vez que ayuda a expulsar el exceso de gases en el intestino, mientras, por otro lado, resulta muy efectivo para los trastornos estomacales, comoquiera que sobresale la acción antiespasmódica.

Tampoco debe desestimarse la propiedad colerética, pues estimula al hígado para que aumente la secreción de bilis. Aunque, al mismo tiempo, posee componentes que podrían dañarlo por su contenido tóxico; en ese caso se recomienda un consumo prudente.

Hay quienes estiman el poder afrodisíaco del poleo y le atribuyen cualidades para aumentar el deseo y la potencia sexual, incluso, desde tiempos de Carlomagno, decían que era un excelente remedio para lograr erecciones potentes y duraderas.

En tanto, el alto contenido en mentol de la planta se emplea, asimismo, en afecciones relacionadas con el aparato respiratorio. Por ejemplo, aumenta la capacidad de sudoración, por lo que en casos de gripe y resfriados es bastante beneficioso, puesto que ayuda a bajar la fiebre asociada a estos procesos. Al mismo tiempo, sirve para combatir el dolor por su contenido de salicílico, principio básico de la aspirina.

De igual modo, se trata de un expectorante que ayuda a disolver las mucosidades de los bronquios y facilita su expulsión. Los consejos de abuelos recomiendan su ingestión en el caso de bronquitis. Y dato curioso, se ha observado que el poleo menta posee la capacidad de fomentar un aumento del apetito.

Por otro lado, la hierba posee dones anticoagulantes, las que le confieren alto poder para combatir el mal de altura, debido a su capacidad de mejorar la circulación sanguínea. Precisamente, este hecho hace que se utilice en casos de menstruaciones difíciles. En cuanto a las cualidades como calmante, ha dado resultados satisfactorios en el tratamiento de dolores de articulaciones producidos por enfermedades de carácter reumático, como la artritis reumatoide.

De acuerdo con un estudio realizado por una universidad de Brasil, tomar una infusión de poleo menta te ayudará a desestresarte y relajarte, basado en que el contenido de pulegona del aceite esencial le da un característico aroma con efectos relajantes, entonces, de esta forma ayuda a calmar el estrés y los nervios.

Quizá menos conocido, pero no por ello menos eficaz desde el punto de vista del uso externo, el poleo tiene potentes efectos astringentes y antibacterianos, por lo que aplicado sobre la piel se convierte en un remedio adecuado para afecciones como picaduras de insectos, picores, heridas, infecciones vaginales o de la vulva, eccemas y hemorroides.

En cuanto al modo de empleo, tanto de las hojas como el resto de la hierba, existen dos formas de prepararla. La primera es utilizando las bolsas de té que conseguirás en cualquier mercado o abasto; la segunda, deriva en la forma natural, y por lo general, la más recomendada si quieres aprovechar al máximo sus beneficios.

Su preparación resulta muy cómoda y sencilla; solo basta con hervir el agua y luego colocar la bolsita del té o en su defecto dos cucharadas de hojas de poleo de menta. Más tarde solo dejas reposar el cocimiento y listo. Si lo prefieres puedes endulzarla con miel de abejas, aunque si el propósito es ingerirla para fines de dieta es preferible que la tomes al natural.

OJO CON LAS CONTRAINDICACIONES

Ahora bien, cierto es que son numerosos los beneficios que le reporta el poleo menta al hombres; pero ojo, también puede provocar efectos adversos sobre la salud. Por ello, en determinadas condiciones su consumo suele estar contraindicado, especialmente cuando se produce un uso excesivo de la hierba. El riesgo más elevado sobreviene cuando lo que se está empleando es el aceite esencial.

Lo primero a tener en cuenta es que esta planta, por lo general, tiene poder irritante, algo que genera ardor y dolor a lo largo del tubo digestivo. Además, si se consume en exceso provoca desde diarreas a cefaleas, pasando por problemas gastrointestinales. Como aspectos más significativos destaquemos el hecho de que la planta puede llegar a ser tóxica a nivel renal y hepático, por lo que su ingestión debe evitarse por personas con insuficiencia o problemas relacionados con dichos órganos.

También se ha comprobado que afecta a la absorción del hierro, dificultándola y disminuyendo sus niveles, e incluso, podría llegar a generar una hipoglucemia. Es por ello que el consejo más práctico y adecuado para personas con anemia es no ingerir esta infusión. Además, está contraindicada durante el embarazo, dado que favorece la aparición de contracciones en el útero, algo que en dosis altas puede desembocar en un aborto o parto prematuro. Tampoco resulta adecuada la ingesta en la lactancia ni en menores de dos años de edad.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir