Poder Popular en Cienfuegos: de ayer a hoy, vínculo permanente con el pueblo

Mucho se habla por estos días de lo imprescindible del vínculo directo de los representantes gubernamentales —a todos los niveles— con el pueblo que los elige y a quienes se deben ciento por ciento. Una práctica que no solo atañe a ellos, sino a todos los que, de alguna forma, interactúan con los electores.

Mas no es un asunto de estos días. Desde el surgimiento mismo de los Órganos Locales del Poder Popular (OLPP) esa interacción ha estado presente, bien mediante las reuniones de rendición de cuenta o en acciones que involucran a los vecinos liderados por su delegado y demás factores de la comunidad.

Emerio García Lugo, quien fuera delegado de circunscripción y presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Cienfuegos tiene muy claras las esencias de la cercanía a la gente de cada barrio: «El delegado, como el presidente del consejo popular (CP) no puede trabajar solo.  No basta con plantear las problemáticas de cada demarcación, hay que darle seguimiento y vincular al pueblo en su solución. Las acciones deben ser proactivas.

Emerio García Lugo:»El delegado no puede trabajar solo». /Foto: Tay Toscano

«Muy viables resultaron las visitas de control gubernamental a los CP, una especie de muro de contención donde las administraciones se veían en la obligación de rendir cuentas en el terreno y contribuir a la solución de los planteamientos. En síntesis, ‘tocaban los problemas con las manos'».

En opinión del ex dirigente tal proceder «contribuyó a reforzar, enormemente, el papel del delegado de la circunscripción». Para Emerio el delegado que no trabaje, codo a codo, con los factores de la comunidad logrará muy poco en que quehacer: «(…) deben estar completas las estructuras de las organizaciones en la base: la Federación de Mujeres Cubanas, los Comités de Defensa de la Revolución, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, los núcleos zonales del Partido; incluso personalidades que son líderes en su lugar de residencia. Se trata de lograr que los actores de la comunidad estén lo más comprometido posibles y sean parte de  la solución que se necesita. Nunca el mérito debe ser personal, porque cuando es así no es duradero. Si hay que esperar por el delegado para aclararar una duda es porque no hay trabajo integrado en la circunsripción. El mérito y trabajo en colectivo es mucho más perdurable», asegura.

A la luz de los tiempos actuales y visto desde la mirada de un experimentado representante del pueblo en el CP La Barrera, también en el municipio de Cienfuegos, el vínculo  con la población  es vital. «Del vínculo con el pueblo se aprende muchísimo y uno se vuelve más humano, solidario».

En opinión de Enrique Richard López, también diputado al Parlamento,»el apoyo al trabajo comunitario  integrado es muy importante. No podemos  distanciarnos del barrio, de sus gentes, de las organizaciones. El delegado que no se apoye en las organizaciones se verá solo y muy poco podrá lograr; lo primero que hay que hacer es unir a todos en función de las soluciones.

Han transitado 45 años desde el surgimiento de los OLPP y se mantiene invariable la práctica del vínculo con el pueblo, una máxima que no puede faltar cuando de perfeccionar la obra grande se trata.

Enrique Richard López, delegado de circunsripción y diputado al Parlamento concede total importancia al trabajo comunitario. /Foto: Tay Toscano

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir