Playa Girón: Nombres dibujados con Patria - 5 de Septiembre.

Playa Girón: Nombres dibujados con Patria

Y la respuesta del pueblo en defensa de las conquistas de una Revolución nueva no se hizo esperar. En menos de 72 horas, las huestes invasoras, financiadas, entrenadas y secundadas por los yanquis, mordían el polvo de la derrota./Foto: Granma (Archivos)

José Arce Masot tenía 18 años, cuando una mañana de abril de 1961, integró el batallón 326 y marchó a Playa Girón a enfrentar a un enemigo que venía armado y entrenado a terminar los sueños de Revolución nueva: “A la altura de los tiempos comprendemos con más claridad la importancia de aquella misión. Vimos caer compañeros queridos a quienes hoy recordamos, porque con su muerte salvamos la Patria. Pero hoy tenemos una juventud fortalecida, que representa la continuidad de la obra revolucionaria. De Girón es preciso hablar todos los días para que la historia no se repita nunca más”.

Foto: Magalys Chaviano Álvarez

Pedro Joaquín Almeida Morejón tenía 17 años recién cumplidos, miembro del Batallón 326 y antes de unirse a la milicia trabajaba entonces en el taller de “Pulido”, donde todavía permanece porque dice que no se jubila: “Veníamos de la Lucha contra bandidos, allá habíamos tenido escaramuzas pero no un combate tan real. Recuerdo que de mi escuadra solo quedamos 2, sin embargo, seguimos adelante porque la orden era tomar Playa Girón ante de las 72 horas y así fue. Recuerdo como si fuera ahora aquellos momentos, esas imágenes las tengo grabadas para siempre porque me mostraron el camino”.

Pedro Joaquín Almeida Morejón./Foto: Magalys Chaviano Álvarez

“Yo era del ‘339’, resultamos los primeros en combatir, después de unos cuantos milicianos que ya habían intentado neutralizar a los mercenarios”, cuenta emocionado Antonio Guillermo López Araña. “Venían armados ‘hasta los dientes’, dice, pero nosotros estábamos decididos a no dejarlos pasar y la unidad de la tropa nos hizo más fuertes. Recuerdo que Adolfo Landin Silva, tomado prisionero, fue muy valiente y les desinformó, diciendo que nuestras tropas eran numerosas y que teníamos armamento poderoso, eso los desinformó y creó pánico en el enemigo. Han pasado muchos años, pero en la memoria de quienes allí combatimos permanece el recuerdo de los caídos y la convicción de que nuestro actuar detuvo a los mercenarios y sus intenciones de derrocar la Revolución”.

Antonio Guillermo López Araña./Foto: Magalys Chaviano Álvarez

Onorio Juan Rodríguez Rodríguez tenía a mediados de abril de 1961, cuando se produjo la invasión por Playa Girón, 23 años. Sus ojos color del mar brillan al rememorar los hechos:

“Yo fui de los primeritos en apuntarme en la milicia, andaba por el Escambray en la LCB cuando fui llamado a Cienfuegos a integrar el batallón 339. En la madrugada del 16 comenzó el combate, éramos un montón de jóvenes sin mucha experiencia militar pero nos portamos a la altura, teníamos claro lo que significaba perder terreno, y esa convicción, el amor y la solidaridad, pudieron más que la cobardía de los que venían a conquistar lo ganado. Al principio creíamos que habíamos perdido a más compañeros, pero a medida que recuperábamos territorio, y ya en los momentos de la victoria, encontramos a muchos y la alegría era inmensa. Quiero decirles a los jóvenes que estudien, trabajen, se porten bien y que ayuden a que el país eche adelante. Ojalá nunca tengan que vivir una guerra”.

Onorio Juan Rodríguez Rodríguez./Foto: Magalys Chaviano Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *