Plantas verdes, magnesio y metabolismo

El magnesio es un mineral muy amigo de nuestro metabolismo, tan es así que sirve para controlar la diabetes, la presión sanguínea alta e incluso para ayudar a las personas a adelgazar. Está presente en muchos alimentos, pero dado el abuso de la agricultura expansiva en el uso de fertilizantes artificiales, cada vez son menos los productos del agro que lo poseen, por lo que lo más efectivo es tomarlo como complemento alimenticio.

Es difícil encontrar un mineral que ayude tanto al cuerpo humano como el magnesio, del cual existen 8 clases diferentes siendo las más conocidas el citrato (que posee la capacidad de ser el que mejor absorbe el cuerpo por lo que es el más recomendable), el cloruro, sulfato y el óxido.

Estudios epidemiológicos realizados han encontrado que el 86 por ciento de la población está deficiente de magnesio. Sin embargo, el elemento químico está presente en el verde de todas las plantas y muchas frutas. Ese verde está conformado por la clorofila, que es la sangre de la planta, y en ella existe un átomo de magnesio, que refleja sólo la luz verde cuando la luz le da.

El magnesio participa en más de 300 acciones enzimáticas distintas, mucho más que otros minerales: es uno de los elementos químicos más esenciales para el metabolismo. Las personas que tienen niveles óptimos de él, son más saludables y presentan menos resistencia a la insulina.

En la naturaleza encontramos una amplia diversidad de alimentos que le proporcionan magnesio al organismo/ Foto tomada de Internet
El magnesio como suplemento alimentario

Las células del cuerpo, tienen unos pequeños receptores por los que entra la insulina, hormona de señales que permite la entrada de glucosa en la célula. Estos receptores, cuando el cuerpo está falto de magnesio, se desregulan, entonces la insulina al llegar a las puertas de la célula no tiene acceso y la glucosa sube y conforma bolas de grasa.

Igualmente el magnesio puede ayudar a reducir la presión sanguínea, comoquiera que activa la bomba de sodio potasio, que ayuda a expulsar la sal del interior de las células. Dentro de la célula lo único que debe de haber es potasio.

Entre los muchos beneficios de este componente del verde de las plantas y de las frutas se puede citar que ayuda a dormir bien, baja la presión, regula la insulina y estimula a ir más frecuentemente al baño.

Cuando consumes magnesio en la forma que sea como suplemento, tiene que entrar en el estómago, el que produce ácido hidroclódrico que permite digerir metales como el magnesio. Las personas con un sistema nervioso excitado o los que padecen de hipotiroidismo suelen presentar hipoclohidria, es decir un déficit de producción de este ácido. Así pues, hay algo claro y es que a partir de la 6 de la tarde el cuerpo deja de producir dicha sustancia por lo que es fundamental que lo tomen antes de esa hora.

La mejor forma de encontrar la dosis justa de magnesio que debemos tomar diariamente se puede calcular usando la dosis de tolerancia intestinal. El cuerpo está hecho de tal forma que cuando ponemos magnesio en su interior, éste lo absorbe y a su vez entra en la célula. Una vez que el intestino detecta que ya se ha absorbido todo lo tolerable, lo expulsa en forma de pequeña diarrea.

(Tomado de gastrolabweb.com)

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir