Perú: Primera ministra propone pacto social a Congreso opositor

Luego de enésimas zancadillas, el Gobierno sigue debilitado, con fracturas internas y acosado por la oposición

La primera ministra peruana, Mirtha Vásquez, propuso hoy al Congreso (parlamento), de mayoría opositora, concertar en torno a un nuevo pacto social por la igualdad, la lucha contra la pobreza y otros objetivos comunes.

Vásquez hizo el planteamiento al exponer las políticas generales del gobierno, para que el pleno congresal otorgue su confianza al gabinete ministerial instalado el 6 de octubre último, segundo que el presidente Pedro Castillo presenta a menos de 100 días de haber asumido y en medio de permanentes amenazas de destitución.

‘Hemos venido a proponer un acuerdo, un pacto para beneficio de todos los peruanos, un nuevo contrato social por la estabilidad, la democracia y los cambios que se demandan, un renovado pacto en el marco constitucional’, dijo.

Señaló que el nuevo pacto se sustentará ‘en objetivos comunes a favor de la igualdad, la lucha contra la corrupción, la reducción de la pobreza y la reactivación económica con justicia’.

Exhorto por ello al Congreso de la República a trabajar conjuntamente por lineamientos comunes en torno a la política general del gobierno, expresó.

Al referirse a la situación del país, Vásquez dijo que vive un momento muy difícil de crisis sanitaria y crispación política, en medio escenario de tensión que se ha prolongado incluso tras la campaña electoral y el inicio del gobierno, el 28 de julio pasado.

Construir consensos

En ese contexto, propuso igualmente ‘construir en conjunto y encaminar el país hacia la gobernabilidad y muy especialmente hacia el bienestar colectivo’.

Planteó lograr consensos, trabajar conjuntamente, pues la inestabilidad que, dijo, es negativa para el frágil sistema democrático, y dificulta la ejecución de políticas de urgente necesidad, porque ‘el hambre y la exclusión no esperan’.

La primera ministra manifestó además confianza en que los partidos, sin deponer sus posiciones ideológicas y mas bien aportando desde estas, tendrán disposición de diálogo para que el Estado, a 200 años de vida republicana, pueda cumplir con la promesa de igualdad e independencia.

Vásquez asumió el cargo tras la renuncia de su antecesor, Guido Bellido, en una recomposición del gabinete con manifiestos objetivos de diálogo y concertación con las bancadas parlamentarias opositoras, principalmente de extrema derecha, que exigían esa medida.

Tenso clima político

Mientras el debate continuaba en el Congreso, la tensión se replicaba en las calles con manifestaciones a favor y en contra del voto de confianza. Los simpatizantes del Gobierno denunciaban un permanente intento de golpe de Estado, mientras que los detractores criticaban todas las medidas tomadas por Castillo en menos de tres meses como presidente.

De acuerdo con una estimación del diario El Comercio, hasta ahora el Gobierno cuenta con 62 votos a favor, 45 en contra y 23 indecisos. Si asisten los 130 legisladores que integran el Congreso, necesita por lo menos 66 avales.

Si el Parlamento no aprueba al Gabinete, se recrudecerá la inestabilidad en la que Castillo ha estado sumergido desde que asumió el pasado 28 de julio.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir