Periodismo de guerra: simiente libertaria en Cuba

0
456
Foto: Trabajadores.cu

Los hitos de El cubano libre se remontan al primer folleto, fundado durante 1868 en Bayamo por Carlos Manuel de Céspedes y reabierto por el lugarteniente general del Ejército Libertador Antonio Maceo, tras incorporarse a la guerra en 1895.

La reaparici√≥n fue ideada por el comandante Ernesto Che Guevara en 1957, en la Sierra Maestra, cuando la redenci√≥n de Cuba era liderada all√≠ por las firmes manos de Fidel. El primer ejemplar, impreso en mime√≥grafo, apareci√≥ sin fecha, pero otros textos sit√ļan su salida al aire en octubre.

Por ejemplo, Carlos Franqui, en su Diario de la Revolución Cubana, anota en el contiguo mes de noviembre estos comentarios del Che a Fidel:

‚Äú…la indicaci√≥n de los temas la di yo. Se necesitan urgentemente todas las noticias de acciones, cr√≠menes, ascensos, etc‚ÄĚ.

En la primera edici√≥n consignaba, “Cuadra una vez m√°s el nombre elegido y desde la manigua redentora se oye la voz que llama a vencer o a morir: El cubano libre“.

La publicaci√≥n era dirigida por el capit√°n Luis Orlando Rodr√≠guez, y a veces se tiraba en una cueva, por las bombas; seg√ļn el propio Che relat√≥, Lidia Doce lo distribu√≠a por Santiago de Cuba y La Habana.

El Che escrib√≠a la columna Sin bala en el directo y firmaba: “Por Francotirador”, secci√≥n y pseud√≥nimo que mantuvo al triunfar la Revoluci√≥n, en la revista Verde Olivo. Trabajaron adem√°s en la publicaci√≥n hecha en la manigua los universitarios Geonel Rodr√≠guez y Ricardo Medina, ca√≠dos en combate.

No podemos olvidar, además, que el 24 de febrero de 1958 se fundó la emisora Radio Rebelde, también por Ernesto Guevara de la Serna. Su emisión inaugural salió desde Alto de Conrado, en la Sierra Maestra, lugar donde había sido instalada. Ricardo Martínez y Orestes Valera, que ya estaban incorporados a la lucha en las alturas como combatientes, fueron sus primeros locutores.

Imperecedero el papel desempe√Īado por este medio y su rica historia cargada de emociones al fragor de los acontecimientos de aquella gesta. El indicativo de la planta era 7RR, y significaba: el¬† n√ļmero 7, s√©ptimo mes del a√Īo, es decir julio, que alud√≠a al 26 de julio y RR obviamente, Radio Rebelde.

Lo primero que salió al aire fueron las notas del Himno Invasor, el primer parte de guerra del combate en Pino del Agua y otras acciones de la columna del Che; por otra parte, el capitán Luis Orlando Rodríguez redactó y leyó un editorial relacionado con las efemérides del 24 de Febrero y la fundación de la emisora.

Ambos √≥rganos fueron fieles exponentes de ideales libertarios y hacen fulgurar hoy el imaginario guevariano, en los muchos guerrilleros nacidos de su muerte y resurrecci√≥n, que trasciende, como profetiz√≥ con “nuevos gritos de guerra y de victoria” y es paradigma de las nuevas generaciones de periodistas.

Este marzo celebramos la jornada por el D√≠a de la Prensa Cubana, los ideales insurrectos laten en alegor√≠a a otro escritor insurrecto, el H√©roe Nacional, quien desde las entra√Īas del monstruo cre√≥ el peri√≥dico Patria para dirigir la Guerra Necesaria.

Dejar respuesta