Papiro revela secretos sobre construcción de la Gran Pirámide de Guiza

0
1202
La Gran Pirámide de Egipto, única sobreviviente de las Siete Maravillas del mundo antiguo.

Después del sobrecogimiento que produce observar de cerca la Gran Pirámide de Guiza, surge irremediablemente la pregunta que nadie puede obviar: ¿cómo se construyó esta maravilla en la Edad de Bronce, una época donde no existía la tecnología que conocemos hoy?

Los hallazgos de un antiguo papiro, un barco ceremonial y un ingenioso sistema de obras hidráulicas parecen explicar cómo los egipcios transportaron bloques de piedra caliza y granito de 2 toneladas y media, desde unas 500 millas de distancia, para construir la tumba del faraón Keops.

Entre tantas teorías esbozadas a lo largo de los años, esta nueva parece convincente, según explica el documental Egypt’s Great Pyramid: The New Evidence, transmitido por el canal 4 del Reino Unido.

El papiro escrito por el capataz Merer que ha arrojado luz sobre esta incógnita para la ciencia.

El rollo de papiro fue encontrado en el puerto de Wadi al-Jarf en la costa del Mar Rojo de Egipto. En él se demuestra que las 170 mil toneladas de piedra utilizadas en la construcción de las pirámides fueron trasladadas a lo largo del río Nilo en barcos de madera fabricados con tablones y cuerdas.

Todo el documento fue escrito por un capataz llamado Merer, a cargo de un equipo de obreros. Con elocuencia describe cómo el material constructivo fue enviado de Tura a Guiza, navegando río abajo.

En el papiro también afloran detalles sobre la transformación del paisaje a cargo de la tripulación. La finalidad era abrir diques gigantes para desviar las aguas del río y conducirlas a través de canales artificiales hacia un puerto interior a pocos metros de la base de la pirámide.

Hace algún tiempo, los expertos en el tema habían concluido que el granito de las cámaras interiores procedía de Asuán y la cubierta de piedra caliza de Tura. Sin embargo, no se ponían de acuerdo sobre la forma en la que semejante carga había llegado hasta el lugar escogido para el levantamiento de la obra.

Otro descubrimiento, esta vez realizado por Mark Lehner, llega para corroborar la nueva hipótesis sobre la transportación. El afamado arqueólogo y su equipo encontraron un canal de agua escondido bajo la meseta de Guiza por el cual pueden haber sido entregadas las piedras.

Los egiptólogos aseguran que este nuevo indicio puede develar muchos de los secretos aún ocultos en la gran pirámide.

Un barco ceremonial desenterrado recientemente adiciona otros elementos a la investigación. Al restaurar los tablones de madera de la embarcación y luego escanearlos con un láser 3D, se ha podido discernir cómo fue ensamblada. Se concluyó que estuvo unida por bucles de cuerda.

Con este mismo método de trabajo, los miembros del proyecto ScanPyramids están intentando elaborar un mapa interno de la gran pirámide de Guiza. Ya han anunciado el descubrimiento de una serie de aberturas que pudieran ser habitaciones ocultas.

La pirámide construida como tumba del faraón Keops fue hasta la Edad Media la estructura artificial más grande de la Tierra. Hoy se erige como la única sobreviviente de las siete maravillas del Mundo Antiguo.

Por siglos, su construcción ha sido una de las mayores incógnitas de la historia de la humanidad. Ahora, de nuevo en el candelero, está claro que en su interior quedan algunos secretos bien resguardados. (Yahoo noticias)

Dejar respuesta