Otra fortaleza en el tablero económico en Cienfuegos

Servimav, negocio dedicado a la jardinería y a servicios de mantenimiento conexos, clasificó como la primera micro empresa autorizada para constituirse en Cienfuegos, al amparo del cuerpo normativo publicado en la Gaceta Oficial No. 94 Ordinaria del 19 de agosto de 2021, que dio luz verde al surgimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), además de abrir otro capítulo para las cooperativas no agropecuarias (CNA).

La noticia se esparció rápidamente, tras el anuncio del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) sobre la aprobación de los primeros 35 emprendimientos de este tipo en Cuba,  a pocos días de entrar en vigor las prerrogativas afines. Entre los sorprendidos figuró Andrés Guerra Monzón, socio de Servimav, estructura de nueva creación en el mapa económico local.

“En las Mipymes vimos la posibilidad de iniciarnos en la actividad de jardinería y mantenimiento de áreas verdes, con gran demanda en el territorio. Nuestras prestaciones —dijo— están orientadas a la chapea manual y mecanizada, la poda y tala de árboles, así como a la carga y recogida de escombros. Una vez constituidos, comenzaremos el proceso de contratación con posibles clientes: Empresa Eléctrica, Comunales, Mantenimiento Vial, Radiocuba y otros”.

Para acompañar a los interesados, la dirección de Economía y Planificación en la provincia alista, también en las instancias municipales, un programa de capacitación con el propósito de ofrecer asesoría metodológica. “Ahora, la vía para que cualquier persona pueda formar una Mipyme o CNA es a través de la plataforma digital instituida por el MEP (https://pae.mep.gob.cu), donde explican los datos a llenar y se adjuntan los modelos requeridos”, afirmó Surina Milanés Fernández, jefa del Departamento de Actores Económicos en Cienfuegos.

La actual convocatoria, abierta desde el pasado 20 de septiembre, prioriza rubros como producción de alimentos, exportación de bienes y servicios, desarrollo local, economía circular y reciclaje, ciencia, tecnología e innovación. A estos se sumaron recientemente las producciones manufactureras y los servicios informáticos. Sin embargo, la apuesta inicial del país tampoco supone una camisa de fuerza y existe margen para que otras actividades puedan ser aprobadas.

CUESTIÓN DE GANANCIAS

Un informe del Gobierno sostiene que en Cienfuegos se han identificado hasta el momento más de 245 trabajadores por cuenta propia y tres proyectos de desarrollo local con potencialidades para convertirse en Mipymes o CNA, en tanto son valoradas dichas opciones para algunas unidades del comercio estatal. Pero, ¿cuáles serían los beneficios y ventajas para quienes decidan recorrer este camino?

“Lo primero es que tienen personalidad jurídica, con facultades similares a las de una empresa. Ello permite que realicen contratos con organismos y otras formas de gestión, ya sean estatales o privadas. Además, brinda autonomía empresarial y procura una serie de obligaciones fiscales, crediticias, laborales, medioambientales y contractuales, las cuales aparecen contenidas en el ordenamiento jurídico vigente. Por otro lado —explicó Milanés Rodríguez—, los nuevos sujetos pueden importar y exportar bienes y servicios por medio de entidades autorizadas”.

Fueron tales motivos los que llevaron a Osiel Gil Falcón, socio de la Carpintería Numancia, a dar el salto hacia una micro empresa, luego de ejercer cuatro años como cuentapropista y en función de obras de impacto social. “Creemos que es una buena oportunidad para equilibrar la relación de trabajo entre la empresa estatal socialista y los negocios particulares. Todavía hoy subsisten trabas y tabúes respecto a los emprendedores, y esto afecta la concreción de encadenamientos productivos”, apuntó.

Otros criterios se refieren a la constitución de un capital que puede crecer con el tiempo y ofrece a todos los socios de la Mipyme la posibilidad de participar del patrimonio creado. Ahora, para Guerra Monzón importa mucho la brecha para poder evolucionar a estadios superiores. “Actualmente —dijo—, tenemos alrededor de diez trabajadores contratados, pero a futuro, con interés y calidad en los servicios, pretendemos transformarnos en una mediana empresa”.

Más atractivas devienen las ganancias para los Proyectos de Desarrollo Local (PDL) que apuesten por ser también una sociedad de responsabilidad limitada. En Cienfuegos, dos minindustrias de frutas y vegetales (de los municipios de Lajas y Aguada de Pasajeros), junto a la propuesta de opcionales turísticas Jovero Verde, de Cumanayagua, evalúan los provechos de constituirse como Mipymes.

De acuerdo con Yainelys González Menéndez, especialista en PDL, para los proyectos existen incentivos diferentes al resto de los actores económicos. “El impuesto sobre utilidades asciende solo al 15 por ciento, y el de las ventas a cinco. La conformación de los precios de bienes y servicios sucede por convenio entre las partes, y, muy importante, no tienen que pagar los impuestos aduaneros por la importación de equipamiento y tecnologías”, comentó.

A todas estas facilidades se adicionan otras como el otorgamiento de créditos bancarios en moneda extranjera a las Mipymes aprobadas, con el fin de ampliar sus fuentes de financiamiento, lo que habla de una intención seria del gobierno cubano por impulsar la economía nacional y soltar amarras.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO

Alexander Brito Brito, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (Anec) en Cienfuegos, considera que con la puerta abierta a la constitución de Mipymes y CNA está en juego una restructuración más flexible de la economía cubana, menos dependiente entre sus actores y apegada a la actividad productiva y de servicios de cada región del país.

“Va a enriquecer —subrayó— el ecosistema económico de los territorios con la irrupción de entes que ya no tendrán una relación tan vertical, sino horizontal. Esto favorecerá la canalización de encadenamientos productivos y reforzará el diseño estratégico de desarrollo. Asimismo, propiciará la consolidación de una parte del sector estatal empeñado en alcanzar mayores niveles productivos e incrementar la eficiencia en sus procesos”.

Para el sector privado representa otro atajo en aras de crecer de manera sostenida. “El nuevo actor —dijo Brito Brito— adquiere carácter de empresario, al dirigir ahora un negocio con responsabilidades y obligaciones distintas, y que, como parte  de su evolución, puede transitar de una micro a mediana empresa e impactar a nivel nacional. Por ello es necesario que los políticos, decisores, directivos y emprendedores visualicen con claridad estas oportunidades”. Como en el ajedrez, se trata igualmente de jugar bien las piezas en un tablero económico que precisa diversificarse y contribuir al bienestar de la ciudadanía.

Infografía de la revista digital Cubahora.

Artículos relacionados

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir