Ópera del malandro

0
724
Ruy Guerra, director del filme estrenado en 1986.

Durante la década de los ochenta del pasado siglo, en la cinematografía brasilera un género no muy común en el escenario latinoamericano contemporáneo como la comedia musical registra altos decibeles por conducto del largometraje Ópera del malandro, dirigido por el experimentado realizador Ruy Guerra.

“Me da una gran alegría haber hecho una película verdaderamente brasileña. Aunque la estructura es esencialmente estadounidense, el tema, los personajes, la música y baile son esencialmente brasileños”, consideraría el director a raíz del estreno de su filme.

Ruy Guerra, figura forjada al calor del cinema novo, da fe de su dominio del arte cinematográfico, al germinar, con toques de maestría, este material de 1986 que asume y recicla, abreva y entrega, para a la postre convertirse en una pieza singular que en mucho defiende el prestigio del cine regional.

A lo largo de la década de salida del título, por otro lado, en la pantalla brasilera es producido mucho bodrio, neopornochanchada, policíacos de medio pelo, algún intento mal parado de ciencia-ficción y deprimentes cintas de corte deportivo.

Dejar respuesta