Oasis Teosófico Martiano: Diálogo con el tiempo

Por su exclusividad internacional el Oasis Teosófico Martiano ha tenido incongruencias en su pertenencia. La Resolución 6 de 2020, pasa la institución a la Sección Cubana de la Sociedad Teosófica

Cienfuegos cuenta con el único lugar del mundo donde se mezcla la Teosofía con el pensamiento martiano. En la barriada de Laredo, zona de Punta Gorda, la casona, sede de la Fundación Cultural Oasis Teosófico Martiano, funge como albacea de un patrimonio literario y cultural, inspirado en el pensamiento de educación del espíritu, de nuestro Héroe Nacional.

Desde su fundación en la década de 1950 por el asturiano Manuel Martínez Méndez, el centro ha devenido alegoría al palpitar de la nación cubana. Gracias a la devoción del padre fundador el legado de amor al Apóstol perdura, y de eso dan fe los testimoniantes actuales, aun con diferencias generacionales.

Relacionado 👉 No a un censurable acto vandálico

Mis entrevistados son un diálogo del presente con el pasado; el denominador común es el amor a una institución que ampara su halo de sapiencia:

“El abogado era Osvaldo Dorticós Torrado, las actividades, preciosas, y con muchos asistentes de la localidad. Mis mejores recuerdos están asociados a ese lugar; me encantaba contemplar su biblioteca y las pinturas de los salones. Manuel, su creador, tenía muchos recursos e invertía en dotar el lugar de esos tesoros”.

Así expresa Margarita García Silveira:

“Trabajé en esa casa desde niña; primero hacía compañía a mi mamá y hermana, eso fue desde los diez años; luego quedé colocada allí y pasé a ser la confianza de la señora Hortensia Alberich, esposa de Manuel.

Margarita García Silveira, trabajadora del lugar durante sus inicios: “Allí mi familia y yo aprendimos a amar a Martí”. /Foto: de la autora

“Ambos fueron los padrinos de mi boda y de mi primer hijo Orlando; me trataban con tanto respeto, que ella me presentaba como ‘la muchachita que me acompaña’, nunca como la criada”.

Con 77 años Margarita recuerda la vida social  del “Oasis”:

Lo que más memorizo es la pasión por Martí, eso nos lo impregnaron; imagínese, que mi mamá le pedía a Martí y hasta le ponía ofrendas; ese amor sagrado por él, fue lo mejor de mi formación allí.

“Yo siempre oí que era como una logia, esa casona era solo para esa función. Manuel tenía propiedades, tiendas de la ciudad, algo así como una agencia en Bayamo y casas en derredor de Laredo, estas últimas luego fueron intervenidas y solo quedó de la familia una vivienda pequeña, detrás de la instalación de marras”.

Jóvenes patentizan el vigor del “Oasis”

 Nueve muchachos integran el patronato actual del Oasis Teosófico Martiano. En el último lustro han realizado esas labores, de forma voluntaria, paralelas a su profesión, y motivados por la sensibilidad con la historia locaI.

Ibis Espinosa Recasens, profesora de Filosofía de la Facultad de Ciencias Médicas y vicepresidenta de la Sociedad Cultural José Martí, en la provincia, narra con vehemencia el quehacer:

Ibis Espinosa Recasens, vicepresidenta de la Sociedad Cultural José Martí en Cienfuegos y miembro del patronato del Oasis Teosófico Martiano. /Foto: de la autora

“Durante 2012 el destacado intelectual José Díaz Roque recogió firmas, acudió al Ministerio de Justicia e hizo un rescate del Oasis Teosófico Martiano, y empezamos los amantes de la Historia (incluido Noel Sampedro Muñoz, quien hizo tesis de Maestría sobre el centro),  a hacer una serie de cosas de tipo sociocultural, actividades, vínculos con la universidad, así como muestra pública de su biblioteca en Internet.

“Hemos contado con la ayuda de instituciones estatales para remodelar la cerca, laboramos en el deshierbe incesantemente, pues la maleza crece allí muy fácil y una de las formas de combatirla han sido los vínculos con el proyecto ecológico Cienfuegos Verde, que nos tributa árboles para el entorno. Son una gran ayuda. Queda mucho por hacer en la comprensión comunitaria, pues la maleza a veces ensombrece el acervo y tradición del lugar y llama a depósitos de basura”.

Por otra parte Ángel Enrique Melians es graduado de Historia, con vínculos en la Biblioteca Provincial Roberto García Valdés, desde su etapa de estudiante. Actualmente es jefe de la sección de Literatura de la Asociación Hermanos Saíz y ama la labor en el “Oasis”:

“Además de las clases de los universitarios pertenecientes a las carreras de Historia y Estudios socioculturales, logramos actividades con pioneros y otras organizaciones. Es una forma de socializar ese acervo. Allí no ha habido saqueos, están todos los volúmenes originales, incluidas las memorias de Rita Suárez del Villar ‘La Cubanita’, hechas por el padre fundador.

Ángel Enrique Melians “Hemos hecho actividades para revitalizar la institución. /Foto: de la autora

Damaris Martín Ruiz, funcionaria de la Dirección Provincial de Justicia en Cienfuegos, quien atiende el perfil de Organizaciones religiosas y fraternales (en funciones), alega sobre el actual destino de la instalación:

“Desde 2020,  una resolución adjudica el Oasis Teosófico Martiano, a la Sección Cubana de la Sociedad Teosófica; el traspaso ha demorado por atrasos en el sistema judicial, dados los contratiempos de la Covid-19”.

Rubén Álvaro Mora Pérez, representante de esa última organización, encarnada en la Logia Sophia aquí, muestra su satisfacción:

“En estos momentos se hacen trámites legales, entre ellos la definición de límites y linderos; es para nosotros un honor. El pensamiento martiano está en nuestra raíces, y podemos citar que sistemáticamente hacemos en aquel lugar diversas actividades”.

Así perdura en Cienfuegos el legado martiano, aquí donde está la única prueba documental de la filiación masónica del Héroe Nacional (en la logia Fernandina de Jagua), imponderables unieron sus huellas en la Perla del Sur; y para hacer valer sus preceptos, quedó plasmado en una tarja del Oasis Teosófico Martiano:

…Edúquese lo superior del hombre, para que pueda con ojos de más luz, entrar al consuelo, adelantar en el misterio, adelantar la excelsitud del orbe espiritual…”.

Nuestros parabienes a quienes han luchado por perpetuar la voluntad de una época, traducida en memoria poética y vigor de lo mejor del pensamiento de la nación.

Artículos relacionados

Dagmara Barbieri López

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación.

2 Comentarios en “Oasis Teosófico Martiano: Diálogo con el tiempo

  • el 24 septiembre, 2021 a las 2:40 pm
    Permalink

    Me satisface ver por fin un acercamiento tan serio a este historico recinto, he asistido alli a muchas actividades y he salido siempre impactado por el lugar, el patrimonio de todo tipo que resguarda y el empeño que ponen en el sobre todo gente muy joven, digna de respaldar, tenemos que escucharlos y atender sus reclamos y expectativas, tenemos mucho que hacer ahi todos los cubanos, y mas los cienfuegueros, ese lugar nos hace particularmente unicos como seres humanos…

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2021 a las 8:15 am
    Permalink

    Muy esclarecedor el trabajo sobre el Oasis Teosófico, para dar a conocer que pertenece a la Sección Cubana de la Sociedad Teosófica.
    Me hubiera gustado un poco más amplio e incluir entrevistas a Ángel Enrique Melians quien funge al frente del patronato de la misma y al DrC. Noel Sampedro, que rescató las ideas del fundador del Oasis, el asturiano Manuel Martínez Méndez.
    Pudiera haber una continuación…
    Gracias Dagmara.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir