Número único de Cimex: tramitamos insatisfacciones

9
801

El reloj marca las 11 de la mañana y, aparentemente, el horario es ideal para tomar café, solo así me explico la aglomeración de personas en la cola del “Telégrafo”. Pero la historia va a peor: un único dependiente prepara y sirve la infusión, despacha el resto de los artículos en venta y cobra. Y a las mesas…, bueno, allí no llega nadie.

En compañía de la multitud de moscas que asediaban mi entorno, visualizaba casi todo el local, incluyendo los potenciales consumidores que decidieron marcharse. Entre tanto, localizo un cartelito singular y aunque desentona con la estética construida a base de blancos y negros, resulta de mucho interés porque anuncia el número único de atención al cliente de Cimex.

¿Cuántos han reparado en él? En una rápida pesquisa por el bulevar cienfueguero, viva arteria comercial de la ciudad, comprobé cierta desinformación entre los encuestados, a pesar, insisto, de sus llamativos colores, su presencia en las 85 unidades de la corporación en territorio sureño y su publicación en este propio medio de prensa.

Quizás la población aún no se percata de la fuerte herramienta a nuestro alcance, “desde cualquier punto del país, libre de costo, los 7 días de la semana, las 24 horas”, como informa el mencionado “cartelito”.

Según explica Jorge García López, Comercial de la Sucursal en Cienfuegos, “si tenemos alguna queja, cae de forma automática y te dice todos los datos, desde el horario, el lugar, quien lo puso, quien lo recibió, el teléfono; luego se le envía por correo electrónico a todos los implicados. Está establecido que antes de las 24 horas deben contactar personalmente, darle respuesta y firmar en un formulario previsto para el proceso”.

Definitivamente, constituye un importante paso en la protección al consumidor, por demás un derecho ciudadano. Pudiéramos incluso afirmar que los trabajadores de Cimex permanecen expuestos a la constante inquisición de sus clientes, siempre que estos asuman la responsabilidad de sus opiniones.

Cerca de un 20 por ciento de las reclamaciones recibidas por esta vía en Cienfuegos, fueron declaradas “con razón en parte”, pues una vez tramitada la información, al momento de responder los directivos de Cimex se encuentran ante teléfonos incorrectos, nombres falsos, o simplemente personas que no quieren identificarse. ¿Timidez? ¿Broma? ¿Burla? ¿Cobardía?

Me asombró conocer cómo en tres meses de funcionamiento, nadie se había pronunciado sobre problemáticas clásicas como la falta de bolsas de nylon — tema comentado aquí recientemente— o la molesta presencia de toda una serie de personajes asiduos de las cafeterías de la Sucursal.

Parece que, con el tiempo, nos rendimos de impotencia ante lo incorrecto. “La gente se ha adaptado a comerse una pizza con un loco al lado; hemos informado sobre el asedio en varios lugares, sobre todo en los rápidos Qué bien y Malecón; hicimos un levantamiento hace dos años, lo entregamos en el Gobierno y no se ha resuelto, eso no le toca a los trabajadores”, aclara García López.

Sin embargo, a juzgar por los numeritos, no resulta Cienfuegos una provincia con serias dificultades, pues le corresponde solo el 2,9 por cierto de las quejas de todo el país.

Desde mi modesta opinión, la apertura del número único de Cimex constituye un acto de valentía y confianza por parte de quienes dirigen la Corporación, pues diariamente el cubano enfrenta todo tipo de contradicciones en las tiendas y cafeterías bajo su supervisión, y ahora tiene la oportunidad de denunciarlas y ser tomado en cuenta irremediablemente.

A más de 90 días de su puesta en marcha, ¿ha significado este sistema un mejor servicio de Cimex? Quizás el del inicio fue un ejemplo aislado o quizás todo sigue inamovible, ante la indiferencia de trabajadores y clientes. Comoquiera, se trata de un tema cuya efectividad comienza por nosotros mismos y una iniciativa, por demás, plausible. ¿Cuántas otras entidades y organismos necesitarían un número único para perfeccionar sus mecanismos de atención a la población? Al menos Cimex ya dio un primer paso.

9 Comentarios

  1. Hola me dirijo a usted para saber cuál es el número de teléfono o el correo de la Sucursal Cimex en Cienfuegos para poner una queja. Saludos

    • Bueno, bastaba una llamada al servicio de información de ETECSA a través del 113 y solicitar el número. Según esa dependencia, el número de la gerencia de Sucursal Cimex Cienfuegos es el 43-551563. Fue verificado y del otro lado de la línea se identifican como Cimex. De todos modos gracias por acercarse a comentar. Le deseamos suerte con su trámite, y que tenga un buen día.

  2. Buenas tardes en el dia de hoy en santiago de cuba en la tienda fantasia situada en el reparto sueño en el departamento de perfumeria fui a comprar un detergente y la dependiente aparte de mirarme muy mal y ni siquiera devolverme los buenos dias me trato como si yo fuera un perro dandome a entender que ella me estaba haciendo un favor ya que obviamente yo la estaba molestando y me parece que la razon de ser de ella somos los clientes. Esto lo escribo para que les hagan entrnder y le den cursos de etica profesional y amabilidad y por favor si son personas no aptas para atencion al publico pongan alguien mas apto para ese trabajo. Gracias y sin mas espero respuesta, pienso que personas como estas manchan la imagen de las tiendas de cimex y no todos los trabajadores tienen la misma actitud.

  3. Porque hay que esperar hasta 40 minutos en el Trébol en el horario de las 7.00 AM. Es una unidad que labora las 24 horas del día segun cartel existente en la puerta de entrada, esto me ocurrió para la compra de un desodorante, me comunicaron que la compañera estaba halando para la máquina y esta tenía problemas y la persona que entraba no podía recibir, ojo y cuidado con las malas respuestas que se le dan a los clientes.

    • Agradecemos su comentario, solo le recomiendo que urtilice el propio número único al cual se hace mención en este trabajo, porque nosostros, como periodistas, no podemos responder su interrogante. Como mismo menciono arriba, a diario la población encuentra contradicciones en las unidades de CIMEX, por eso resulta muy positiva esta nueva opción para denunciar cualquier irregularidad.

  4. Rosa María, qué bueno sería que además tuvieran una dirección de e-mail para ser contactados, aunque no todos tienen acceso a la internet es viable esta opción. También sucede que la gente no siente la rsponsabilidad de asumir una queja a su nombre, y entonces trunca el paso de responder al aquejado de manera personalizada, pero es una muy buena opción de CIMEX que aplaudo. Ojalá otros sectores de la sociedad lo asumieran, como Comercio, la Cadena, carnicerías, panaderías… ya sé que existen unos “puestos de mando” en las zonas de comercio, pero de eso solo queda un remedo de la idea

    • Sí Magalys, tienen un e-mail habilitado también: atencionalcliente@cimex.com.cu. Sucede que en Cienfuegos aún no han recibido ninguna reclamación por esta vía, claro, influye que esta dirección no está indicada en los pósters que anuncian el número único de atención a la población. Gracias por comentar.

  5. Buen comentario, Rosa María. Como consumidores, tenemos todavía una asignatura a aprobar: hacer valer nuestros derechos. La inciativa de Cimex es, como dices, plausible, siempre que sirva para retroalimentarse con la opinión de los clientes y enmendar las fisuras que puedan hallarse en sus servicios. Pero un paso fundamental es clave: que los consumidores no se den por vencidos y dejen de consentir lo incorrecto y, ademas, sientan confianza en que serán escuchados, tenidos en cuenta.

    • Ahí está la clave, como tú dices Yudith. Pues resulta común encontrar personas apáticas ante este tipo de estrategias, que simplemente piensa: ¿para qué, si no seremos escuchados? El funcionamiento y éxito de este sistema implementado por CIMEX, empieza por nuestra llamada telefónica, por nuestro interés de enfrentarnos a lo que consideramos incorrecto y simpre con responsabilidad.

Dejar respuesta