Nuevos uniformes, nueva escuela en Cienfuegos

1
475
Más de 3 millones de pesos se invirtieron en la reparación capital de escuela William Soler. /Foto: Modesto Gutiérrez Cabo.

Se siente el olor a pintura fresca. Un cosquilleo recorre la nariz y llega hasta la garganta. Los niños entran a sus nuevas aulas y llevan uniformes acabados de sacar del armario. El rojo es bien rojo, el blanco es bien blanco.

Las niñas usan lazos de colores, medias hasta las rodillas y zapatos sin tacón. El patio está lleno de personas, de todas las edades y clases sociales, de todos los alientos y tipos de cabellos. La gente ríe porque hoy se inicia el curso 2018-2019 y la escuela primaria William Soler está nueva, como si de aquella marchita institución solo quedara el vago recuerdo de alguna fotografía colectiva.

Baños, comedor, aulas, mesas, libros, libretas, laboratorio de computación…, todo listo para recibir a los que más saben querer, al mañana. No se sientan, andan inquietos y miran cada rincón de la escuela. ¡Qué linda quedaste!, le dicen y vuelven sobre los pasos en busca del abrazo de la maestra.

Septiembre es un mes especial porque los niños vuelven a la escuela, porque todo está nuevo y organizado, porque se encuentran los amigos, porque las gomas tienen olor a caramelo.

Un cosquilleo recorre la nariz y llega hasta la garganta, se siente el olor a pintura fresca, pero eso apenas consta ante felicidad con rostro de niños. Septiembre devuelve eso, la alegría de volver hacia la escuela, allí donde los “pinos” crecen más allá de los uniformes nuevos.

1 Comentario

  1. En la escuela primaria de Pastorita los padres recibimos hoy, inicio de curso, la noticia de que AHORA repararán la escuela, que el curso no iniciará hasta tanto la escuela se mude para “Tato Madruga”, en dos meses no pudieron comunicarlo. Ahora nos preocupa la zona donde está situada la escuela, con un tráfico ampio y zonas peligrosas para cruzar

Dejar respuesta