Nueva casa de abuelos en Arriete-Ciego Montero, en Cienfuegos

Luego de una década, y no sin grandes esfuerzos, se materializa una de las solicitudes de los electores del consejo popular Arriete-Ciego Montero, del municipio cienfueguero de Palmira. Disponen ya de una nueva casa de abuelos que, sin dudas, deviene un tributo hermoso y sensible al aniversario 67 de la gesta del Moncada.

“Con ello se satisfacen 89 planteamientos de los electores formulados a través de los diferentes procesos de rendición de cuentas; se hizo desde ceroy es la más grande del municipio”, dice Dulce María Gómez Fernández, directora y trabajadora social.

La instalación dispone de varios locales para el quehacer administrativo y la estancia de los abuelos, quienes tienen un seguimiento especializado, que se combina con otras actividades culturales y de entretenimiento.

La doctora Neivy Hermida Léon asegura que  los ancianos disponen de una alimentación balanceada, y existen convenios con diferentes instituciones para mantenerlos ocupados durante el día,porque “el objetivo es la rehabilitación,y a través de ella realizar sus ejercicios físicos y ejercitar la memoria. A la casa asisten otros especialistas como defectólogo, geriatra, fisiatra, y podóloga, pues la mayoría padece hipertensión y diabetes”.

En estos momentos iniciales, la casa de abuelos de Arriete- Ciego Montero asume a 25 miembros; sin embargo existen otros que también se interesan por los beneficios que allí encuentran.

Luis Naranjo, agradece emocionado la apertura de la nueva instalación./Foto: Tay B. Toscano Jerez.
Luis Naranjo, agradece emocionado la apertura de la nueva instalación./Foto: Tay B. Toscano Jerez.

“Tenemos actividades con Cultura, la biblioteca, la sede universitaria, Salud, Educación, así como con otros talentos del Consejo Popular y del municipio, que nos ayudan a realizar diversas actividades para que los abuelos se sientan felices”, expresa orgullosa la directora, que mientras dialoga con la prensa no ha dejado de estar atenta al retorno de los abuelos a sus hogares.

Es evidente la satisfacción colectiva con este nuevo espacio, pero quizás las palabras de Luis Naranjo, uno de los  ancianos que hoy son acogidos con mucho amor, sean la mejor muestra: “En medio de la pandemia ningún adulto mayor ha quedado desamparado, y hoy tenemos esta casa de abuelos para cuidarnos. Gracias, Revolución”.

Tanya Pérez Verdecia, directora municipal de Salud en Palmira, reconoce el quehacer mancomunado que permitió levantar desde sus cimientos la institución, que posibilita la  rehabilitación biosicosocial del adulto mayor con una atención integral.

“Contribuir a elevar el nivel de salud, el grado de satisfacción y la calidad de vida mediante acciones de promoción, prevención, asistencia y rehabilitación teniendo como protagonistas a las instituciones y las familias, es un reto importante para nosotros, y esta obra constituye una buena manera de logarlo,” precisó. 

Poco más de 330 mil pesos financiados por la contribución territorial al desarrollo social en el municipio de Palmira se utilizaron para concretar esta nueva casa de abuelos en el consejo popular Arriete-Ciego Montero,un sueño hecho realidad para cuidar a nuestros ancianos.

Dulce María Gómez Fernández, directora y trabajadora social de la casa de abuelos de Arriete-Ciego Montero: “con ello respondemos a 89 planteamientos de la población”.
Dulce María Gómez Fernández, directora y trabajadora social de la casa de abuelos de Arriete-Ciego Montero: “con ello respondemos a 89 planteamientos de la población”.
Tay Beatriz Toscano Jerez

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir