«No podemos abusar de la confianza, porque ahí está el peligro de rebrote» (+Audio)

Ante el incremento del número de casos confirmados a la COVID-19 durante los últimos días en la provincia de La Habana, el presidente Miguel Diaz-Canel Bermúdez hizo un llamado a la población de la capital, para redoblar el cumplimiento de las medidas aprobadas y contribuir a darle la estocada final a la enfermedad.

En la reunión este sábado del Grupo temporal de trabajo, el Jefe de Estado evaluó el comportamiento de la semana que concluye en el enfrentamiento al nuevo coronavirus, y valoró las causas y consecuencias que conllevaron al incremento de casos en La Habana a partir del evento de la tienda La Época que involucró a varios municipios de este territorio y a la vecina Artemisa.

El presidente cubano pidió explicar claramente a la población el momento en que estamos y por qué se han dado estas situaciones en los últimos días. “Las dos últimas jornadas para La Habana y el país han sido los peores de los últimos veintiuno, y ya casi que nos va quedando que la cola de la pandemia, y el epicentro en el país en estos momentos está en La Habana”, acotaba el Jefe de Estado.

En la misma medida en que la población entienda, también cooperará, señalaba, porque, en la misma medida en que hemos ido avanzando en la disminución de casos la gente han ido ganando en confianza y están alterando los conceptos de aislamiento social que nos hemos planteado.

El mandatario de nuestro país se refirió a la estrategia de la etapa de recuperación de la COVID-19 y aseveró que no se aplicarán conceptos de esta etapa hasta que no estemos bien seguros de que hay un control exacto de la epidemia para poder pasar a una fase donde tratemos la enfermedad como endemia, porque no vamos a echar por tierra todo lo que se ha estado trabajando con éxito en estos tiempos.

Acotó que, incluso las primeras fases de la etapa de recuperación de la COVID-19, continuarán exigiendo aislamiento social y aislamiento físico, y aún después de la recuperación de la COVID-19, a partir de las enseñanzas de lo que hemos aprendido del enfrentamiento a esta pandemia y a partir de que Cuba no está aislada del mundo, y aunque nosotros estamos en una situación más favorable y ya no estemos en pandemia en ese momento, el mundo todavía estará en una situación compleja, incluso el área de América Latina y el Caribe.

En este sentido, afirmó que para nosotros hay cosas que vamos a tener que mantener en los conceptos de funcionamiento de nuestra sociedad, tal como los hemos aplicado en estos momentos, en menor escala, de manera muy particular en determinados espacios, en determinados escenarios, en determinados ámbitos, pero aquí lo que hemos aprendido con el distanciamiento físico, con la aplicación de medidas de higiene y desinfección, con el rigor de medidas de síntomas, el pesquisaje y el autopesquisaje, el tratamiento a sospechosos, el tratamiento a enfermos, el tratamiento a contactos y contactos de ellos, se van a quedar en la vida del país incorporados, para evitar rebrotes y para evitar que otras pandemias dejen afectaciones como estas.

El presidente llamó a que la población entienda estas cosas, pues desde el primer momento se ratificó que estaba toda la potencialidad del sistema de Salud del país, y ese sistema de Salud lo ha demostrado, estaba toda la potencialidad de la ciencia del país y esa ciencia lo ha demostrado, estaba toda la potencialidad y toda la experiencia revolucionaria para, entre todos, enfrentar las situaciones más complejas.

Fotos: Estudios Revolución.

Fotos: Estudios Revolución.

Más adelante expresó que hemos tenido un apoyo importante de la población, por tanto, la población tiene que seguir actuando de manera responsable y seguir con ese concepto que ha planteado varias veces, y que ha ratificado el Primer Ministro de que no podemos abusar de la confianza, porque en la confianza está el peligro en estos casos del rebrote.

Finalmente, Díaz-Canel expresó que la población de la capital tiene una responsabilidad más exigente, porque es donde nos queda la cola de la pandemia, en la misma medida en que la población de la capital coopere más, apoye más, se comporte de una manera más responsable, como lo ha hecho hasta ahora, también el país irá avanzando.

La Habana es la provincia de mayor cantidad de casos activos a la COVID-19. En los últimos doce días, 62 de ellos están asociados al foco de la tienda de La Época, de acuerdo con lo informado por el gobernador Reinaldo García Zapata.

Al evaluar la semana que casi concluye, el gobernador de la capital confirmó que estas últimas jornadas no han sido de las mejores en la provincia, a partir del día 19 de mayo que se informa oficialmente el ingreso del caso asociado a este foco la tienda La Época.

Del 19 hasta la fecha, La Habana ha reportado 111 casos positivos, de ellos 62 están asociados al foco de La Época, con una derivación hacia los laboratorios Aica y con la Empresa Nacional de Transporte. No asociado a este evento hay 49 casos.

En otro punto de la agenda de la reunión del Grupo Temporal, el viceprimer ministro, Alejandro Gil Fernández, ratificó la vigencia de las medidas aprobadas por el gobierno al inicio del enfrentamiento a la COVID-19, referentes a las garantías salariales a trabajadores del sector estatal interruptos y otras vinculadas a los trabajadores por cuenta propia, las cuales se extienden mientras se mantengan las actuales condiciones.

(Radio Rebelde/ Demetrio Villaurrutia Zulueta)
5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir