Nave marinera ancla en la cima

0
1000
Los Marineros concluyeron en la cima tras la primera vuelta del certamen./Foto: Carlos E. Chaviano

Mejor no les pudo ir a los cienfuegueros en la primera presentación en su cuartel general del estadio Luis Pérez Lozano, pues la victoria de dos goles por cero ante el once de Ciego de Ávila, conjugada con el empate entre Villa Clara y Sancti Spíritus, catapultó a los Marineros a la cima de la Zonal Occidental, luego de la tercera fecha de la Liga Nacional de Fútbol Inter Academias.

Desde el pitazo inicial, los discípulos del DT Frank Pérez Espinosa se vieron superiores sobre la grama, aunque en esta ocasión no mostraron la solidez que caracteriza a su media cancha, lo que permitió varias incursiones de los visitantes en el área local.

Pero era la tarde de la defensa sureña, sobre todo de sus dos centrales Serguei Campillo y Hansiel Blanco, quienes hicieron infructuosos todos los intentos avileños de hacer peligrar la cabaña defendida por Wilmar Bourke.

En el 42′, luego de una recuperación de balón, los Marineros inauguraban el marcador por intermedio de Deyvi Yoan Santa Cruz, que permitió a los de casa ir al descanso con la balanza inclinada a su favor.

Ya en el complementario, el juego se volvió más brusco, y hasta hubo una que otra escena de ánimos exaltados, bien contenidas por los jueces actuantes. Hasta que en el minuto 82, tras el cobro de un corner, el propio Jansiel aseguraba el éxito al perforar las redes contrarias, válido para erigirse como la figura del desafío.

La victoria les permitió a los Marineros llegar a los seis puntos, uno por encima de Villa Clara, selección que no pudo pasar del abrazo a un gol con los espirituanos. Este sábado, precisamente los anaranjados visitan el “Luis Pérez Lozano”, donde los anfitriones intentarán conservar el liderato, además de sacarse la espina de la derrota inaugural ante ese propio rival, cuando cayeron por abultada pizarra de cinco dianas por dos.

Deyvi Yoan Santa Cruz inauguró el marcador para los de casa./Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Dejar respuesta