Naturaleza digital en el lente de Aslam
jue. Dic 12th, 2019

Naturaleza digital en el lente de Aslam

Se aplicaron cuatro categorías: Paisaje, Hombre y Naturaleza, Flora y Fauna y Macrofotografía. /Foto: Cortesía del entrevistado

Se aplicaron cuatro categorías: Paisaje, Hombre y Naturaleza, Flora y Fauna y Macrofotografía. /Foto: Cortesía del entrevistado

Cienfuegos participó con dos concursantes en la 8va edición del Concurso de Fotografía Naturaleza Digital 2019, desarrollado en el Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes, del 9 al 14 de septiembre del presente año. Uno de ellos, Aslam Ibrahim Castellón Maure –apasionado por arte de la imagen y un notable fotorreportero de este semanario, miembro además de la Sociedad Cubana de Zoología–, obtuvo el primer lugar en la categoría de Macrofotografía en dicho encuentro.

Con él conversamos y nos dejó, entre otros aspectos, las impresiones de un certamen que continúa sumando nuevos adeptos.

¿Qué representa este tipo de concursos para ustedes, los amantes del arte fotográfico?

El concurso, de forma general es un suceso muy estimulante: son tres días en el campo, con personas que uno normalmente solo tiene la oportunidad de encontrar en el evento. Representa la ocasión idónea para compartir, no solo conocimientos, aspectos desde el punto de vista fotográfico, sino del quehacer diario en nuestras provincias y sobre otras experiencias.

Sirvió también para establecer distintas conexiones con otras entidades de trabajo, que hacen falta para el buen desempeño de cualquier ocupación.

Yo no creo en los concursos como medidores de calidad, porque hay una serie de factores que pueden influir, pero resulta muy positivo confrontar el trabajo  de todos. Más aun, tratándose de un equipo de fotógrafos que, en su mayoría nos conocemos y establecemos relaciones fraternales. Más que competir u optar por un premio, nos divertimos con ello.

¿Cómo apreciaste la edición 2019?

El concurso siempre está muy bien organizado, pero este año fue un poco diferente porque fueron estrenados nuevos senderos que el Grupo Gaviota tenía previsto dentro de sus tours habituales. Tal vez no fueron los más adecuados para el tema de la fotografía, si sumamos además la lluvia de los primeros días. No obstante, las oportunidades nunca faltaron para la buena captura de imágenes.

Hubo una participación muy amplia; curiosamente no se presentó ningún extranjero. Sin embargo, la presencia cubana se hizo notar bastante, no solo de la zona central, sino de otras provincias como Camagüey, Guantánamo, La Habana, Matanzas.

Fue relevante la participación por primera vez de 12 fotógrafos, lo cual debemos enfatizar, porque nos da el grado de promoción que tuvo el evento, y la cantidad de personas que han mostrado interés en el tema de la naturaleza.

El factor suerte es fundamental, y en esta edición se demostró con creces: los senderos nuevos, la situación adversa del clima, la ausencia de luz solar, limitaron bastante las oportunidades de tomar fotos. Sin embargo, los premios estuvieron muy distribuidos. Demostró que existe un nivel de calidad alto en la media de los concursantes.

Con respecto a la representación cienfueguera.

De las 8 ediciones del evento que han sido celebradas, en 5 de ellas he participado junto a Yoel de la Paz. En estas cinco oportunidades hemos logrado al menos un premio o reconocimiento por nuestras fotocapturas. El 2015 fue el año de nuestras primeras menciones.

Háblanos entonces de la categoría en que fuiste premiado.

Se aplicaron cuatro categorías: Paisaje, Hombre y Naturaleza, Flora y Fauna y Macrofotografía. En el caso de la última, –en la cual obtuve el premio– es un tipo de fotografía que la puedes tomar de dos formas; una teniendo en cuenta su concepto puro; detalles de determinados elementos, y ampliarlos a una escala a la que el ojo humano no puede llegar. Y la otra variante –de acuerdo a los requerimientos que el jurado imponga– añadirle ciertos recursos expresivos desde el punto de vista artístico.

La imagen que muestro en ella son unos hongos diminutos. Quizás si los hubiera proyectado solo teniendo en cuenta el concepto puro de la foto macro, lo hubiera hecho con un fondo negro. Pero en ella varié un poco la perspectiva: traté de buscar el fondo azul del cielo, porque así me lo permitió el lugar donde estaban y le cambié un poco la visualidad. Pero conserva su alto grado de nitidez, correcto enfoque, los colores precisos: el resultado me gustó. Fue, pudiera decir, un experimento que salió bien.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “Naturaleza digital en el lente de Aslam

Responder a Aliesky del Rio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share