Nasobuco contra el polvo del Sahara y la ceniza volcánica

Meteorólogos y autoridades sanitarias coincidieron en que el uso del nasobusco es la principal defensa contra la nube de polvo del Sahara y ceniza volcánica.

El territorio nacional cubano está bajo la influencia de una nube de polvo desértico, mezclado con óxido de azufre procedente de la erupción del volcán Cumbre Vieja, en la localidad canaria de La Palma.

La llegada de esa nube es un proceso normal, que se repite cada año, aseguró el meteorólogo Eugenio Mojena, principal experto cubano en el tema.

Afirmó que si ese polvo llegara y no estuviera vinculado con las cenizas y los gases que libera el volcán, era algo que pasaba sin problema ninguno, sin que nadie se preocupara.

Mojena está convencido de que no hay peligro más allá del habitual incremento de las afecciones respiratorias típicas de esta época del año.

Sin riesgo

No hay peligro alguno, aseveró el también meteorólogo Miguel Ángel Hernández en referencia a la llegada de una nube de polvo del Sahara combinado con ceniza volcánica.

El experto apuntó que ante esa circunstancia todos se pueden proteger correctamente con el habitual uso de las mascarillas, algo en lo que coincidió el doctor Francisco Durán.

El director de Higiene y Epidemiología descartó que ocurra un incremento de la transmisión de Covid-19 como consecuencia del impacto de ese polvo.

Quizás solo aumenten las afecciones respiratorias por alergias, pero en ese caso también hay que mantener el uso estricto del nasobuco, subrayó Durán.

Nacidas en las tormentas de arena del Sahara, esas nubes recorren largas distancias impulsadas por los alisios y ahora arrastran también ceniza volcánica desde España.

Radio Reloj.

 

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir