¿Motivos para celebrar? | 5 de Septiembre.
dom. Dic 15th, 2019

¿Motivos para celebrar?

Apenas esta semana los Marineros pudieron acceder a su terreno. /Foto: Carlos E.

Aunque existen noticias, no confirmadas, que hablan de un primer juego de fútbol celebrado en el polígono del Campamento Militar de Columbia en 1908, y otras dan a conocer que el 14 de febrero de 1910 se efectuó un partido entre el Hatuey Sport Club y los tripulantes de un barco inglés anclado en el puerto de La Habana, oficialmente está considerado el 11 de diciembre de 1911 como el día en que se jugó el primer encuentro de balompié en Cuba.

Según cronistas de la época, el hecho ocurrió en los terrenos de Palatino, de la barriada capitalina del Cerro, sobre cuya grama se enfrentaron el ya mencionado club Hatuey (formado por cubanos y españoles) y el equipo Roberts (integrado por jugadores de Inglaterra, Escocia, Irlanda y Gales), con triunfo para los visitantes, un gol a cero, a la cuenta del capitán Jack Orr.

Así que este martes se cumplieron 107 años del inicio de ese deporte en nuestro país, y “celebramos” el Día del Futbolista en Cuba, instaurado desde hace un tiempo por la Comisión Nacional de esa disciplina.

Particularmente no he tenido noticias de festejos, galas, homenajes ni nada que se le parezca, aunque ya estoy habituado al “secretismo” de quienes deciden la suerte del fútbol en nuestro país.

Además, sinceramente opino que poco hay que celebrar, si tenemos en cuenta los mil sinsabores y desaciertos que matizan al balompié doméstico actual.

Desastrosos e inéditos calendarios en las categorías escolar y juvenil, donde los atletas se ven obligados a “desangrarse” sábados y domingos sin el descanso adecuado; torneos femeninos de apenas tres jornadas de duración, luego de largos meses de prácticas; eventos “fantasmas”, como el Sub-23, a los cuales no asiste jamás ningún miembro de la “Santa Sede” del Pedro Marrero”; actuación de árbitros (y hasta medio árbitros) de las mismas provincias que disputan los partidos; ausencia de uniformes y tacos; choques de ¿ida y vuelta? en una sola de las sedes (así sucedió en el repechage entre Cienfuegos y Pinar del Río, categoría escolar, cuando los dos juegos se efectuaron en Vueltabajo); escasez de medios, pobres resultados internacionales (al margen de la victoria ante República Dominicana en la Liga de Naciones de CONCACAF), otra generación perdida tras la escandalosa deserción de ¡doce! futbolistas en el Pre Mundial Sub-20 efectuado en Estados Unidos…

Irónicamente, todo ello sucede a pesar de la “ayuda” que la FIFA presta al país, con la intención de potenciar el fútbol en la Isla. Visitas de funcionarios y directivos de esa importante organización, todos con ideas, planes y efectivo para desarrollar la disciplina, y cursos para entrenadores y jueces, son las únicas huellas palpables del “apoyo”, pues, al menos en Cienfuegos, territorio futbolero como el que más, el socorro no aparece.

Y ya que hablamos del terruño, ¿qué motivación tendrán nuestros representantes para celebraciones, cuando ni siquiera cuentan con cancha para entrenar? Apenas esta semana la selección de primera categoría pudo acceder al terreno del “Luis Pérez Lozano” para practicar, luego de un tiempo prolongado de cierre obligado por las autoridades sanitarias. Así se efectuaron los últimos y decisivos choques del Sub-23, y así comenzaron su preparación los mayores, que ya a inicios de enero dan inicio a su principal evento. Por si fuera poco, el resto de las categorías se “reparte” áreas de espacio en lo que un día fue la cancha de Bonneval. El año anterior ningún equipo cienfueguero pudo avanzar a las etapas decisivas de sus respectivos torneos, y no por gusto el fútbol resultó una de las dos disciplinas evaluadas de Mal en la reciente visita nacional del INDER.

Actualmente la selección juvenil está señalada como una de las favoritas al título, luego de que dos temporadas atrás esos mismos muchachos resultaran subcampeones escolares. ¿Podrán conseguirlo a pesar del déficit de preparación?

Indiscutiblemente, pocos son los motivos para celebrar el Día del Futbolista, y ojalá haya sido por eso que no he tenido noticias de festejos, galas, homenajes ni nada que se le parezca.

Fútbol escolar de Cienfuegos: Ni peras al olmo, ni estrellas al potrero

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “¿Motivos para celebrar?

  1. Carlos Ernesto. Tal y como Ud plantea es notable el descenso que ha tenido el futbol en Cienfuegos. En lo personal creo que prima el desinterés, la desidia y la apatía. Lo peor del caso es que, es lo mismo que directa o indirectamente se transmite a nuestros futbolistas. Cienfuegos tiene capital humano en este deporte para convertirse de verdad en referencia nacional. Desde los jugadores hasta los entrenadores. Si alguien no lo cree puede observar como varios jugadores nuestros fueron seleccionados nacionales en las últimas convocatorias de todas las categorías o que “Coco” Cerdeira, Yoelvis, Ray Charles, “el Curro”, Dayán “Miki” Hernandez, Neisser y Yordan hayan sido refuerzos en el Campeonato nacional pasado, siendo Campeones los 2 últimos. Súmele además que Yordan es el Mejor Jugador Cubano de 2018. Me quedo conforme a la vez que molesto por la calificación de Mal que le hizo el INDER. Molesto porque no es lo que merece nuestro futbol cienfueguero, pero conforme porque de veras es la evaluación que debe tener. Ud lo ha expuesto. Comienza en enero un nuevo ciclo en el cual puede recuperar el prestigio de antaño el futbol sureño. Nuestro llamado es a no perder tiempo y poniendo “la manga al codo”, trabajar para lograrlo. Ojalá y muchas personas que leen este digital conozcan lo que nos sucede y opinen al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share