Moringa o el árbol de la vida

0
4386
Ramas y flores del árbol Moringa aportan beneficios a la salud humana

“Plantar árbol Moringa oleifera es como sembrar multivitaminas en la puerta de su casa”, así reza un eslogan para promover el fomento de este prodigio de la naturaleza, cuyas bondades dan pie para considerarlo como el maná verde del trópico.

Esta es una de las plantas recomendadas por las Naciones Unidas para combatir la desnutrición de comunidades carenciales, a tenor de sus propiedades alimenticias, nutricionales (contiene los ocho aminoácidos esenciales) y medicinales.

Tal como lo lee. Sepa que entre otras muchas cualidades, el vegetal en cuestión sirve para purificar el agua, nutre al hambriento, reconstruye huesos frágiles, enriquece la sangre anémica y permite a la madre desnutrida alimentar al lactante.

Los beneficios parecen ser innumerables. Por ejemplo, sus frutos sirven como reconstituyentes, y diversas partes como las semillas, raíces e incluso las hojas pueden utilizarse para paliar dolores de articulaciones, inflamaciones y problemas digestivos.

Otra de las características a nuestro favor es que el follaje no deja de brotar ni en los períodos de intensa sequía, con lo que genera un alimento vegetal que puede suplir los otros que escasean por la falta de lluvias.

Las semillas del árbol de la vida, como también se le conoce, contienen un 35 % de aceite. Es un producto de muy alta calidad, poco viscoso y dulce, con un 73 % de ácido oleico, similar al de oliva. Empleado en cocina no se vuelve rancio, y resulta muy bueno para aliños de ensaladas. Además, posee interesantes aplicaciones en lubricación de mecanismos y hasta en la fabricación de jabón y cosméticos. Empleado como combustible, arde sin producir humo, por tanto, es apto para su uso en lámparas.

Utilizado como forraje para animales, las hojas de moringa constituyen uno de los alimentos más completos pues, como está demostrado, resultan muy ricas en proteína, vitaminas y minerales y con una palatabilidad excelente. Esas propias características hacen que sea ávidamente consumida, tanto por rumiantes como por cerdos, aves, incluso carpas, tilapias y otros peces herbívoros.

Baste un ejemplo: una organización de desarrollo en Nicaragua, ha constatado que suministrando hojas de la planta en un porcentaje del 40-50 %, sobre la ración total, la producción de leche en vacas y el incremento de peso en terneros aumentaba en un 30 %. También los animales recién nacidos pesaban entre un 13 y un 22 % más.

Razones para su consumo

Nativos de bosques tropicales del noreste de la India, país de origen, han practicado ancestralmente el uso de las hojas molidas del árbol Moringa para integrar con vitaminas y proteínas la leche que beben los niños. También su uso como base alimentaria fue extendido por muchos años en comunidades de África.

Estudios recientes, entre ellos los de Mark E. Olson, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dan cuenta de que se trata de una especie magnánima —género de la familia Moringaceae—, y sus beneficios pueden aprovecharse en varias regiones tropicales y subtropicales, donde crece de forma adecuada.

Si bien es una planta muy versátil por su uso, la principal utilidad de la Moringa es como complemento alimenticio. Todas las partes de la planta son comestibles. El contenido de proteínas, vitaminas y minerales es sobresaliente. Posee sabor agradable y las diversas porciones se pueden degustar crudas (especialmente las hojas y flores) o cocinadas de diversas maneras.Foto moringa beneficios 1 listo

En 25 gramos del follaje del árbol puede obtenerse el 42 % de proteínas (tanto como el huevo), 125 % de calcio (cuatro veces el de la leche), 61 % de magnesio; 41 % de potasio (tres veces más que el plátano) y 71 % de hierro. En tanto, proporciona Vitamina A al 272 % (cuatro veces más que la zanahoria) y la C al 22 % (siete veces más que la naranja).

Los frutos, o vainas verdes inmaduras, se consumen cocidos. Su sabor en este estado es como el de las judía verdes o habichuelas. De utilizarse ya maduras, deben sumergirse en agua hirviendo, con un poco de sal por algunos minutos. Se abre la vaina y se extraen las semillas ya listas para comer. El sabor es parecido al de los garbanzos. Incluso, de comerse tostadas resultan muy nutritivas.

Las hojas tiernas pueden prepararse hervidas con aliños o en diversas salsas, también sirven para potajes y otros platos variados. Crudas, al igual que las flores en su forma natural, son deliciosas en ensaladas. El saborcillo de ambas es ligeramente picante, intermedio entre el berro y el rábano. Ese mismo gusto experimentan las raíces de los árboles muy jóvenes, de cuyas características sobresale la tuberosidad.

Medicina natural

Si asombrosas resultan las propiedades alimenticias de la Moringa oleífera, no menos reveladores son sus beneficios para la salud desde el punto de vista medicinal, dada la diversidad de usos tanto preventivos como para combatir numerosas enfermedades del organismo humano.

Entre las múltiples patologías, la planta es recomendada a fin de contrarrestar la ceguera infantil, asociada a carencias de vitaminas y elementos esenciales en la dieta. Este es un mal casi endémico entre la población de los países más pobres del planeta.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la planta contiene una enorme lista de propiedades nutritivas y curativas: anti-inflamatorio, analgésico, antiasmático, anti-anemia, activador del metabolismo, purificador, protector del hígado y antihipertensivo.

Como productor de hormonas, promueve el crecimiento del pelo, hidrata, moviliza los líquidos del cuerpo (homeostático), desintoxica, fortalece músculos y huesos, mejora la alerta mental, la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Foto moringa beneficios moringa medicinal listo

En África, Asia y el Pacifico, por ejemplo, las flores, hojas y raíces son utilizadas en una gran variedad de la medicina natural y tradicional. Los entendidos en la materia aseguran que curan diabetes, presión alta, tumores, usan las semillas para tumores abdominales. Las raíces sirven como tónico para el cuerpo y los pulmones, también son expectorantes, diurético suave y estimulante para paralíticos, epilépticos e histéricos.

Por su parte, en Nicaragua, emplean frecuentemente las raíces cocidas en forma de té para combatir la gota. En tanto, las hojas frescas molidas pueden aplicarse en la piel y restregarse sobre partes irritadas con comezón. También hay quienes aconsejan utilizar esta parte del árbol y frotar en las sienes para aliviar el dolor de cabeza.

Por años, en la India la han empleado contra la anemia, ansiedad, asma, espinillas, impuridades de la sangre, bronquitis, catarro, congestión del pecho, cólera conjuntivitis, tos, diarrea, infecciones de ojos y de oído, calentura, hinchazón de las glándulas, dolor de cabeza, presión de sangre anormal, histeria, dolor en las articulaciones, soriasis, trastornos respiratorios, escorbuto, deficiencia de semen, dolor de garganta, esguince y tuberculosis.

Y como si fuera poco, la medicina Siddha dice que las hojas de la Moringa oleifera están llenas de propiedades medicinales, entre ellas algunas que le atribuyen efecto sobre la virilidad para el tratamiento de la disfunción eréctil en hombres, mientras en mujeres sirve para la prolongación de la actividad sexual.

Potabilizador natural

La familia de plantas Moringaceae, especialmente la Moringa oleifera Lam, ha sido objeto de estudio en varios países del mundo como depurador de las aguas, principalmente en Sudán donde las semillas de esta planta fueron aplicadas en diferentes épocas del año en las aguas del Nilo azul y Nilo principal.

Los resultados de esas pesquisas reflejaron que los granos actúan como coagulante primario y su efectividad es comparable a la del Sulfato de Alúmina, al mismo tiempo se comprobó que no provocan ningún efecto tóxico.

Ello se explica porque, en definitiva, la simiente de este vegetal deviene floculante natural, cuyo ingrediente activo es un polielectrolito que se desenvuelve capturando partículas en suspensión en el líquido vital, al tiempo de provocar que estas se agreguen entre sí y precipiten al fondo.

El modo de su uso es bien artesanal. Consiste simplemente en moler las semillas maduras y envolverlas en algún tipo de tejido para impedir se disgreguen al introducirlas en el fluido a purificar.

Por tanto, su uso puede resultar respuesta a la búsqueda de alternativas de tratamiento de aguas basadas en la utilización de coagulantes naturales en los procesos de clarificación, se hace mas que necesaria, imprescindible, teniendo en cuenta que ante las condiciones económicas actuales de los país pobres o en desarrollo solo es posible satisfacer el 20 % de la demanda nacional utilizada prioritariamente en las grandes ciudades, al tiempo de carecer en las zonas rurales y periurbanas de tan importante producto coagulante.

Dejar respuesta