Modelarán corrientes marinas en plataforma costera de Cuba

0
1219
De acuerdo con el investigador Alain Muñoz Caravaca, aplicarán herramientas físico- matemáticas para crear un modelo numérico útil en investigaciones ambientales y ecológicas del país. /Foto: de la autora
De acuerdo con el investigador Alain Muñoz Caravaca, aplicarán herramientas físico- matemáticas para crear un modelo numérico útil en investigaciones ambientales y ecológicas del país. /Foto: de la autora

Toman como escenario demostrativo el sur de la isla, para modelar numéricamente la circulación de las corrientes marinas alrededor del archipiélago. Científicos del Centro de Estudios Ambientales (CEAC), de Cienfuegos, inician así un proyecto nacional que lidera esa institución: Circulación, conectividad y cambio climático en la plataforma marino costera de Cuba, anunciaron en el taller que dio comienzo a sus acciones.

“Es un ejercicio demostrativo, pero no como mera acción académica, sino destinado a crear una herramienta de la que dispondrán quienes realizan estudios marinos desde diversas disciplinas, un método para estandarizar las investigaciones que tributan a la gestión ambiental de ecosistemas marinos costeros cubanos y al mismo tiempo cuyos datos permitan entender el comportamiento de especies, por ejemplo”, afirmó el Doctor en Ciencias Alain Muñoz Caravaca, jefe del proyecto.

Previsto para tres años de ejecución, el estudio empezará con el sondeo de la circulación marino costera, a cuyos resultados aplicará herramientas físico- matemáticas, para levantar los datos en un modelo, útil en investigaciones ambientales y ecológicas.

“Más adelante los biólogos podrán definir cuáles especies son las idóneas para seguir los procesos de circulación, y trazar una posible conexión entre las aguas del sur de Cuba”, agregó el también Investigador Auxiliar del Centro del CEAC.

Novedoso por incluir la modelación matemática como instrumento más exacto, el proyecto tiene referentes en investigaciones conjuntas cubano-soviéticas de las décadas del 70 y el 80 del pasado siglo, que caracterizaron las corrientes a través de mediciones directas, así como en estudios más recientes en el área del Caribe, realizados por científicos de México y Estados Unidos.

Según Muñoz Caravaca, estas indagaciones no han llegado a nuestra plataforma insular, donde “otros investigadores cubanos sí han desarrollado simulaciones de las características hidrodinámicas en la costa sur-occidental, en particular en el Golfo de Batabanó, evaluando indistintamente la circulación en el Canal de Yucatán y su interacción con la contracorriente cubana”.

El experto explicó que es importante ver cómo esa confluencia de las corrientes del Caribe interactúa con la plataforma cubana, con el comportamiento de la manifestación de especies como el camarón y la langosta que hay allí, cómo se conectan esas aguas e influyen sobre estas producciones.

Con la participación de la Universidad de Cienfuegos, el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana (CIMUH) y el de Investigaciones Pesqueras (CIP), el Ministerio de la Industria Alimentaria (MIA) y el Centro Nacional de Áreas Protegidas (CNAP), el proyecto pretende extender estos estudios a la plataforma cubana: a los golfos de Batabanó, Guacanayabo y el de Ana María, donde también hay recursos pesqueros importantes.

La modelación de las corrientes dentro de la bahía de Jagua, y el cálculo del movimiento y traslado de contaminantes después de un supuesto derrame, estudios encabezados por el Doctor en Ciencias durante el último quinquenio, constituyen sólidos referentes y demostraron la utilidad de sus resultados para los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos realizados en todo el país.

Dejar respuesta