MNOAL, una voz que no se puede ignorar

En Belgrado, capital de Serbia, transcurre la Cumbre conmemorativa por el aniversario 60 del surgimiento del MNOAL, un movimiento imprescindible en un escenario internacional cada vez más peligroso, en el que están amenazadas la paz y estabilidad y predomina un injusto orden económico.

Belgrado fue, es y seguirá siendo el orgulloso anfitrión para cada ser humano que lleve la paz en sí mismo, enfatizó Aleksandar Vucic, presidente de Serbia.

Y es que fue en esa ciudad, por entonces capital de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia, donde hace sesenta años nació el Movimiento de Países NO Alineados (MNOAL), que convirtió a las naciones menos desarrolladas, víctimas de siglos de colonialismo, en un interlocutor a nivel mundial, en igualdad de condiciones.

A partir de ese momento se escucharía en los distintos foros internacionales la voz de los más humildes, que han encontrado en el MNOAL un espacio de concertación política en favor de sus derechos.

A lo largo de seis décadas, el Movimiento ha contribuido a la lucha contra el colonialismo, el apartheid, a favor del desarme nuclear, por la paz y por un nuevo orden económico Internacional.

Este foro, que atravesó momentos difíciles tras la desaparición del campo socialista en la década del 90 del siglo pasado, ha demostrado su capacidad para adaptarse, revitalizarse y siempre representar los intereses de los más humildes, trabajar por aliviar la pobreza e impulsar el desarrollo socioeconómico.

De hecho, en momentos en que el legítimo derecho al desarrollo se ve limitado adicionalmente en algunas naciones por la imposición de medidas coercitivas unilaterales, el MNOAL ha estado al lado de estos pueblos y acompañado su lucha por el fin de estas acciones contrarias al derecho internacional.

Es por demás, la solidaridad y cooperación uno de sus principios que en medio de la COVID 19 se intensificó para hacer frente a la pandemia. Con ese fin se creó el Grupo de Tarea del MNOAL para elaborar una base de datos que incluye las necesidades y requerimientos humanitarios y médicos básicos de los estados miembros.

El Movimiento es un ejemplo de la dinámica participativa y sin privilegios que debería prevalecer en el mundo. Cada país cuenta, sus opiniones son válidas, se escuchan, respetan aunque difieran de otras, lo que garantiza que cada estado se involucre en la toma de decisiones.

En un mundo cada vez más injusto y desigual, el Movimiento de Países NO Alineados es necesario, está llamado a continuar su lucha por los derechos de los más humildes. Es una voz que no se puede ignorar, ni silenciar.

Radio Habana Cuba

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir