Miriam, maestra ambulante de Educación Especial en Cienfuegos

Ahí viene la maestra ambulante. Camina por las calles de Cienfuegos y Consejos Populares distantes visitando las casas de estudiantes discapacitados, físico motor o intelectual, impedimentos que les imposibilita asistir a las instituciones escolares.

Cuando la vemos pensamos ¿en  qué país se ve tal dedicación en el Magisterio?  En mi Cuba, con mi pueblo.  Es la Obra de Fidel, de la Revolución.

¿Su nombre?: Miriam de la Caridad Vives, de la Escuela Especial José Luis Chaviano, y la consideran como miembro de las familias, porque  las  acompaña en gestiones  de la comunidad y a consultas con médicos, siempre al tanto del desarrollo biológico de los alumnos.

La vemos por los barrios de Tulipán, Juanita y Pepito Tey, a cuyos lugares se traslada por sus propios medios atendiendo a cuatro estudiantes, dos hembras e igual cantidad de varones discapacitados intelectual, entre leves y moderados.

“Tuve alumnos en La Sabana, Pueblo Grifo y Cuatro Caminos, que hoy están incorporados, algunos de ellos, a la vida laboral. Es una satisfacción poder ver el fruto de mi trabajo, en adolescentes y jóvenes brindando a la sociedad un provecho. No ha sido en vano, el trabajo realizado por ellos”, expresa satisfecha.

La Máster en Ciencias de la Educación,Miriam de la Caridad Vives lleva 40 añosen el Sector de Educación y acumula reconfortantes vivencias  en la hermosa labor de ambulante, por la ciudad de Cienfuegos y los campos llevando el conocimiento a niños discapacitados.

Confiesa que  “siento mucho amor, cariño y respeto hacia ellos y  su familia, que me llenan de regocijo y son los que me han dado en esta vida laboral el ánimo y  el entusiasmo de continuar”.

Miriam tiene una familia que la apoya, pero a su hija con discapacidad hace varios años la perdió: “Sí, ella era  retrasada mental severa, recuerda, y también tuve una madre que fue para mí lo mejor. Disfruto del amor de mi padre que aún vive y  tengo otro hijo que lo he educado muy bien, acompañado de mi esposo, que no es su papá”.

Felicita a los educadores por su día, 22 de diciembre: “A la  juventud, que se está incorporando  a la Escuela Pedagógica, dice, que lo haga con amor y mucho cariño. También fui joven e ingresé al magisterio por vocación. Que se vinculen con  la familia, con  nosotros los docentes, que tenemos mayor experiencia, para que el día de mañana, sepan educar y enseñar a estas jóvenes generaciones,que tanto necesita en estos tiempos, por los que está atravesando nuestro país, que ellos le inculquen el amor a la Patria”.

Mireya Ojeda

Mireya Ojeda

Periodista de Radio Rebelde. Fue miembro fundador del staff del diario 5 de Septiembre en 1980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir