Alejandro Gil: «Trabajar unidos en función de la economía del país»

En su intervención en la Mesa Redonda, el Viceprimer Ministro y Ministro de Economía, Alejandro Gil, resaltó el fuerte impacto del nuevo coronavirus en economía mundial. Aun cuando todavía no es posible valorar todos los daños, dijo que las contracciones en los países desarrollados y el incremento de la pobreza en América Latina y en otras regiones son palpables.

“Por supuesto, la economía cubana también se mueve en ese contexto. Tuvimos una importante disminución en el ingreso de divisas, así como la paralización de un conjunto de actividades productivas y de servicios, lo cual impacta en la productividad no solo en el sector estatal, sino también entre los trabajadores por cuenta propia, estos últimos con alrededor de 250 mil licencias suspendidas”, comentó.

A su vez, Gil Fernández resaltó la gran cantidad de gastos adicionales vinculados a los servicios de salud, a los centros de aislamiento, a la transportación y a otras actividades estrechamente vinculadas al enfrentamiento a la COVID-19. Esa erogación de recursos —dijo— no estaba prevista en los planes, pero fue prioridad en los planes del país.

En medio de este panorama, Cuba también vio la reducción en sus ingresos al presupuesto del Estado, originado a partir de la disminución en la actividad productiva.

“En el mundo se ha visto un dilema entre salud y economía, pero para nosotros esa cuestión está muy clara: la salud en la prioridad. Desde que concebimos el plan de enfrentamiento hemos manejado el concepto de que la manera más eficiente de proteger la economía es cuidar la salud. En ese sentido no tenemos contradicciones y eso no deja en mejores condiciones para la recuperación”, apuntó.

Para implementar cada una de las fases dirigidas a encaminar el país hacia la nueva normalidad, el Ministro de Economía explicó que se ha diseñado una estrategia marcada por varios elementos importantes. En primer lugar, ajustar el plan de la economía para el actual año bajo la premisa de no acomodar la economía al nuevo contexto, sino imponerse a él. Para ello, mantener las exportaciones en los sectores no paralizados es un punto clave.

Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro cubano y titular de Economía comparece en la Mesa Redonda. Foto: Presidencia Cuba/Telegram.

Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro cubano y titular de Economía comparece en la Mesa Redonda. /Foto: Presidencia Cuba/Telegram.

Otro aspecto está en la elaboración del plan de la economía para el 2021. Según dijo el Viceprimer Ministro, ante la incertidumbre que se mantiene en la economía mundial se impone una mayor planificación.

“En abril el Consejo de Ministros aprobó 44 indicaciones encaminadas a iniciar la elaboración del plan económico para el próximo año. Son premisas para los próximos meses la eliminación de trabas, la simplificación y flexibilización de procesos, así como mejorar la asignación de recursos para buscar una mayor autonomía en el sistema empresarial”, explicó.

De acuerdo a Gil Fernández, la estrategia creada para enfrentar una situación prolongada de crisis conducirá al rediseño de muchas cuestiones. Entre ellas, mencionó fortalecer el ahorro, generar más ingresos en divisas, utilizar más eficientemente los recursos del país, defender la exportación y la producción nacional. Aun así, confirmó que es la producción nacional de alimentos la gran prioridad.

“Frente al nuevo contexto, necesitamos una estrategia innovadora, audaz, capaz de encontrar vías para una transformación profunda de la economía que nos permita imponernos con éxito. La idea no es solo resistir, sino continuar desarrollándonos. De esta situación solo saldremos trabajando unidos en función de la economía del país”, concluyó.

(Tomado de Cubadebate)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir