Ministerio del Interior: Guardián de la seguridad ciudadana en Cuba

Cuando se ven las imágenes de los últimos días, en que la policía reprime brutalmente manifestaciones antirracistas en ciudades de Estados Unidos, o aquella del uniformado que causa la muerte por asfixia al joven George Floyd, por ser negro, entonces, resulta imposible sustraerse a los enormes contrastes con los agentes del orden público y otras fuerzas del Ministerio del Interior (Minint) en Cuba, mientras velan por la seguridad de la población en espacios colectivos ante las amenazas por la pandemia del coronavirus.

Y es que la ética, formación y principios de los combatientes del Minint, que este 6 de junio cumple el aniversario 59 de creado, está basado en la esencia misma del concepto de que ellos son el pueblo uniformado; sus representantes y fieles guardianes de la Patria y de la tranquilidad ciudadana.

Los antecedentes de este cuerpo armado hay que buscarlos en la etapa de la lucha insurreccional contra la tiranía de Fulgencio Batista. Desde entonces, y ante la amenaza por destruir el movimiento guerrillero, comenzaron a organizarse los futuros pilares de la defensa de la Revolución, derivadas del propio Ejército Rebelde (ER), la Policía Nacional Revolucionaria y la Seguridad del Estado, con antecedentes en el Servicio de Inteligencia Rebelde (SIR); el Departamento de Inteligencia del ER (DIER), y la Policía Rebelde.

La historia del Minint está estrechamente vinculada a la defensa heroica, legendaria y sistemática, en la que han tomado parte sus integrantes durante más de medio siglo, frente a los actos hostiles de las administraciones norteamericanas y las acciones financiadas, organizadas y dirigidas por la CIA, en función de sostenerla contrarrevolución interna y externa, cuyo fin supremo ha sido siempre  derrocar a la Revolución.

Con ese valladar se han estrellado todos estos años los intentos anexionistas y retrógrados. Empero, el Ministerio del Interior es mucho más. De la institución forma parte la Policía Nacional Revolucionaria, no para reprimir al pueblo, sino para defenderlo y proteger su tranquilidad y demás bienes; velar por el orden público y el cumplimiento de la ley, combatir la delincuencia y contribuir con su actuación cotidiana a neutralizar esas manifestaciones antisociales.

Tampoco puede soslayarse la preservación de nuestra soberanía territorial, misión que cumplen cabalmente las Tropas Guardafronteras, hoy protagonistas junto a la Marina de Guerra de las Fuerzas Armadas Revolucionrias en el combate contra el tráfico internacional de drogas.

Como es imprescindible mencionar en este nuevo aniversario a los abnegados y fieles hombres y mujeres de la Seguridad Personal, custodios de la vida de los altosdirigentes de la Revolución; como a los integrantes del Cuerpo de Bomberos de Cuba, con su humanitaria y no menos arriesgada labor de salvar vidas y recursos en medio de incendios, derrumbes y otras contingencias.

Igual reconocimiento para quienes desde sus puestos realizan labores del Carné de Identidad, Inmigración, Guardabosques, Criminalística, Técnica Canina y la seguridad y protección del tránsito. Para todos ellos la gratitud de nuestro pueblo.

Trabajo relacionado

Impactos: 504

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir