Mi primer voto por decisión propia

0
362
María Clara Castillo, alumna de la Universidad de Cienfuegos./Foto: Juan Carlos Dorado

“No crea, cuando estuve frente a la urna me di cuenta de la tremenda responsabilidad que asumía a la hora de depositar el voto por el candidato de de mi preferencia”, manifestó la estudiante universitaria María Clara Castilla, poco después de ejercer su derecho al voto, en el colegio electoral número 3, de la circunscripción 25, de la demarcación del Consejo Popular de Punta Gorda, en la ciudad de Cienfuegos.

¿Derecho o deber?

“Pienso que ambos. El primero porque puedo hacer valer mi voluntad propia a la hora de elegir al candidato de mi preferencia. Pero también entraña un compromiso con la Patria y la sociedad en la cual me desenvuelvo. Sin lugar a dudas, esos son conceptos propios de la democracia participativa que prima en estas elecciones”.

Para la joven que participa por primera vez en una elecciones en Cuba, no le resultó fácil elegir entre los candidatos de la boleta. Ambos reunían las cualidades idóneas para representarla y ser su portavoz ante la Asamblea Municipal del Poder Popular. Sin embargo, favoreció en el acto de la votación, a aquel que para ella tenía todas las cualidades necesarias.

Similar experiencia experimentó Yamilé Alfonso cuando tuvo que discernir entre los postulados en la circunscripción número 113, del reparto de Junco Sur. “Me dieron la posibilidad de ejercer mi voluntad y a pesar de mi corta edad estoy segura de haber votado por el mejor. Por supuesto, la vida me dará la razón”.

La estudiante del preuniversitario Eduardo García llegó al colegio electoral con la expectativa natural de todo el que se inicia en algo inédito para ella. Sin embargo, las tensiones del momento dieron paso a la satisfacción personal, y sentirse a partir de haber ejercido el sufragio, “un poco más revolucionaria, cubana y cienfueguera”, confesó.

Yalimé Alfonso, estudiante de preuniversitario./Foto: Juan Carlos Dorado

Dejar respuesta