Mi hermano “El Inquieto”

INDER: MÁS ALLÁ DE LAS MEDALLAS es una sección que se ocupará de resaltar la labor de personas que han dedicado a su vida al movimiento deportivo, sin ser precisamente atletas. La misma será publicada durante la etapa de verano

0
301
Alfredo Landaburo es hoy uno de los corresponsales deportivos más productivos de Cienfuegos. /Foto: Carlos Ernesto

Decir Alfredo Landaburo Almaguer es referirse a Abreus, en particular, y al deporte, en sentido general. Y confíen en que sé lo que estoy escribiendo, pues a diario este hombre me rastrea donde quiera que esté, y, literalmente, “quema” mi teléfono particular, además de los equipos similares del periódico y el telecentro, para reportar resultados deportivos de diversa índole.

Quién le diría que su vida estaría entrañablemente ligada al movimiento deportivo, cuando en el lejano 1979 comenzó como corresponsal de la Unión de Jóvenes Comunistas en su natal Abreus. En ese momento, prefería los temas vinculados con la zafra azucarera y la juventud, mientras ubicaba al deporte en el último escaño de sus preferencias.

Logotipo: Arí

Todo comenzó a cambiar al crearse la corresponsalía de Radio en su municipio, donde por seis años divulgó la cotidianidad del terruño a través de la Emisora Provincial. Y el “bichito” siguió creciendo a partir de 1999, cuando inicia su labor en el INDER, como parte del Departamento de Relaciones y Propaganda, el cual hoy dirige, además de fungir como Presidente de la Comisión Municipal de Atención a Atletas.

Y a base de constancia, algún que otro tropezón, y deseos, se convirtió en “El Inquieto”, calificativo con el que lo bauticé hace bastante tiempo, debido a su insistencia y “perseverancia”, siempre con alguna información, desde cualquier lugar del país.

Sí, porque entre sus mayores alegrías está el haber conocido Cuba gracias a los Juegos Escolares, Juveniles y Pioneriles. Dondequiera que se desarrollara un evento, ahí estuvo Landaburo por espacio de ocho años. Paradójicamente, también su añoranza suprema está en que se retome la participación de los corresponsales en estos certámenes, pues un día, por decisión de alguien, dejaron de asistir.

Lo reconozco, no siempre me hace llegar cosas atractivas e interesantes. En ocasiones he tenido que rectificar algún dato (sobre todo nombres y apellidos de atletas). Pero siempre trato de publicar sus reportes, como premio a una entrega que merece el aplauso.

Recuerda con orgullo las veces que ha sido premiado como el mejor corresponsal deportivo de la provincia, los cinco años de Vanguardia Provincial del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte, o los más de 25 que ha fungido como Coordinador de Zona de los CDR.

Porque lo conozco muy bien, también sé que dedica tiempo (no sé de dónde lo saca) a tareas del Consejo Popular, los Consejos de Defensa, y el Movimiento de Corresponsales Estudiantiles y Pioneriles.

Ahora mismo me interrumpe para informar acerca de las Casas y Familias Centroamericanas, iniciativa que estos días llega a los hogares de los atletas que representarán a Cienfuegos en la cita regional de Barranquilla. “Ni porque estoy escribiendo acerca de ti me dejas en paz” – le digo. “Es que son las casas de Olfides Sáez e Ilianny Román, de aquí de Abreus. Pero mira, también fui a la de Adrián Oquendo, que fue en Covadonga” –me responde, para influir en mi desición.

Algo a lo que me he acostumbrado después de muchos años de bregar con este personaje del Inder y de Abreus, como a que le diga a todo el mundo que soy su hermano.

Dejar respuesta