Mesa Redonda retransmite hoy valioso documental sobre milicias femeninas de Cienfuegos

0
676
Las integrantes del Batallón eran fundamentalmente adolescentes y jóvenes. /Foto: Trabajadores.
Las integrantes del Batallón eran fundamentalmente adolescentes y jóvenes. /Foto: Trabajadores.

La Mesa Redonda retransmitir√° hoy 23 de agosto, aniversario 57 de la fundaci√≥n de la Federaci√≥n de Mujeres Cubanas (FMC), los documentales Milicianas del tiempo, del realizador cienfueguero B√°rbaro Cabezas, y Cuba, la gran haza√Īa del saber, de la realizadora vasca Mar√≠a Torrellas.

Bárbaro Cabezas, el más prolífico cineasta de Cienfuegos, entrega sustantivo aporte audiovisual al conocimiento de la historia de Cuba, y de forma específica la del territorio y sus milicias femeninas creadas a inicios de la Revolución.

El filme, realizado como una encomienda del Comit√© Provincial del Partido Comunista de Cuba, en ning√ļn momento acusa la laxitud caracter√≠stica de una ‚Äúobra de encargo‚ÄĚ, debido fundamentalmente a dos razones: el sujeto tem√°tico y la naturaleza de su creador.

Nuestro principal realizador, se enamoró de este proyecto que él concibiera en todos sus departamentos claves; pues no solo lo escribió y dirigió, sino además lo montó. Resultado: la obra supone la más completa (y sentida) indagación de su tipo efectuada en torno al Batallón de Milicias Femeninas de Cienfuegos.

Bárbaro Cabezas, el más prolífico cineasta de Cienfuegos, entrega con Milicianas del tiempo un sustantivo aporte audiovisual al conocimiento de la historia de Cuba. /Foto: Juan Carlos Dorado
Bárbaro Cabezas, el más prolífico cineasta de Cienfuegos, entrega con Milicianas del tiempo un sustantivo aporte audiovisual al conocimiento de la historia de Cuba. /Foto: Juan Carlos Dorado

Arranca con una c√°mara a ras de suelo encargada de seguirle los pasos a Lutgarda Balboa Eg√ľes (funge como productora general del filme), quien fuera fundadora e inolvidable jefa de dicho batall√≥n. Y cierra al minuto 43 justo con palabras de dicha entra√Īable revolucionaria, en las cuales subraya la convicci√≥n de que ellas nunca dejar√°n de defender lo conquistado, porque ‚Äúsiempre seremos milicianas, milicianas del tiempo‚ÄĚ.

Adem√°s de las de Lutgarda, el material le concede especial valor a las palabras de otras fundadoras entrevistadas, a la manera de Deisy D√≠az Castillo, de solo quince a√Īos en el momento de la constituci√≥n, la m√°s jovencita, por lo cual le llamaban ‚Äúla mascotica‚ÄĚ. Narra ella c√≥mo cur√≥ a muchos heridos y custodi√≥ a varios alzados durante la lucha contra el bandidismo pro imperialista en el Escambray.

Intervienen asimismo Regina Rodr√≠guez Guerrero, jefa y muy buena con la punter√≠a; Mar√≠a Orqu√≠dea Artiles Ruiz, quien entonces viv√≠a en Tulip√°n y camin√≥ sola al llamado para incorporarse a la lucha; Libia L√≥pez Fuentes, que estudiaba en el Instituto de Segunda Ense√Īanza y cuando Gir√≥n nadie de su casa pudo detenerla; Olga Kornelok Chonurzinksa, Mar√≠a Margarita Rebollido Rom√°n, C√°ndida Ferrer Puerto‚Ķ Ellas tomaron el Liceo (hoy Biblioteca Roberto Garc√≠a Vald√©s) como cuartel general.

Todas cuentan sus historias en relación con Girón; describen la manera de cuidar a los mercenarios, a quienes, además, les procuraron ropas. Estas mujeres, igualmente, se ocuparon de los heridos y muertos de Cienfuegos y los trasladaron hacia las casas o hacia las funerarias.

Las Milicias Nacionales Revolucionarias Femeninas aqu√≠ fueron fundadas en marzo de 1959, en Cayo Loco, por las compa√Īeras Digna C√≠rez y Juana Ram√≠rez. Luego asume la jefatura del batall√≥n Lutgarda Balboa Eg√ľes.

El documental (con la colaboración de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, el Consejo de Administración Provincial, el ICAIC, la productora audiovisual Mundo Latino y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos) contextualiza su surgimiento y focaliza los antecedentes de la incorporación de la mujer a la defensa desde Mariana Grajales hasta la Sierra Maestra y el pelotón Las Marianas, a través de un apoyo audiovisual generoso en imágenes de cada uno de los hechos enunciados.

Las muchachas del Batall√≥n de Milicias Femeninas de Cienfuegos, muchas j√≥venes de 18 a 20 a√Īos, no dudaron en cambiar la tranquilidad de sus vidas cotidianas por respaldar una causa justa, al sacrificar parte de su juventud para forjar un futuro de paz y amor, para decirlo con las palabras de Lutgarda. Formaron parte de un momento hist√≥rico y resultaron una ecuaci√≥n derivada de la necesidad de armar a nuestro pueblo contra los enemigos de la Revoluci√≥n, en tanto respuesta a sus propias agresiones, cual bien claro se expresa en la cinta con la voz en off de Zaily Berm√ļdez.

‚ÄúEl Batall√≥n Femenino de Cienfuegos constituy√≥ un fen√≥meno sociocultural fuera del contexto citadino de la capital del pa√≠s. Adem√°s de romper el mito de la mujer asociada exclusivamente a la belleza, la sensualidad y la maternidad‚ÄĚ, reza en las postrimer√≠as de un material respaldado por las especializadas intervenciones de Jorge Luis Aneiros Alonso, subdirector de la Oficina de Asuntos Hist√≥ricos del Consejo de Estado; y del historiador Orlando Garc√≠a Mart√≠nez, presidente de la Uneac en Cienfuegos.

Milicianas del tiempo, estrenado el 27 de octubre en la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado y trasmitido luego en seis partes por el canal local Perlavisión, también precisa exhibirse en nuestras salas cinematográficas y convertirse en ineludible material de consulta en las escuelas. Su andadura debe comenzar realmente a partir de ahora.

Dejar respuesta