Mercado de la calle Santa Cruz: ¿plaza para el incumplimiento?
mar. Nov 12th, 2019

Mercado de la calle Santa Cruz: ¿plaza para el incumplimiento?

No pocas quejas e inconformidades genera a diario el Mercado Plaza, más conocido como Plaza de los Guajiros con su céntrica ubicación en la calle Santa Cruz, una de las más concurridas de la ciudad de Cienfuegos. /Foto: Tay Toscano

No pocas quejas e inconformidades genera a diario el Mercado Plaza, más conocido como Plaza de los Guajiros con su céntrica ubicación en la calle Santa Cruz, una de las más concurridas de la ciudad de Cienfuegos. /Foto: Tay Toscano

Todo parecía normal en el Mercado Agropecuario conocido como Plaza de los Guajiros, ubicado en la calle Santa Cruz y perteneciente a la Empresa Municipal de Comercio.

Un día de la semana, cerca de las 9 de la mañana. Algunos concurrentes ya vendían sus productos mientras otros preparaban condiciones; en varios puestos, la evidente violación de lo dispuesto: pepinos y quimbombó a ocho y diez pesos la libra, precios adulterados, muy por encima de lo dispuesto en el Acuerdo 276/2017 del Consejo de la Administración Provincial.

Tal fue el panorama encontrado por el equipo multifactorial del Grupo de Enfrentamiento provincial, cuyas acciones fiscalizadoras dirigieron sus pasos a ese enclave bien conocido, no solo por su céntrica ubicación, sino por los “astronómicos” precios de los productos que allí se expenden.

Proceder

Apegados a los procedimientos establecidos para las acciones de control, los inspectores de la Dirección Integral de Supervisión (DIS), accedieron a las tarimas para solicitar los documentos requeridos, entre ellos la declaración jurada (se asientan los productos a vender y sus cantidades), así como la tablilla de precios.

Mira, el documento de la declaración jurada, mercancía y pizarra de listado de precios actualizada deben venir los tres juntos para que no haya problemas”, explicó una de las especialistas de precios de la DIS al representante de la Cooperativa de Créditos y Servicios CCS Jorge Alfonso Delgado, de Paraíso, quien no lograba entender al parecer en qué consistía su infracción.

Relacionado: Productos del agro también tienen topes de precios y han de cumplirse

La mercancía no se exhibe ni se divulga al consumidor hasta tanto no está lista la declaración jurada”, precisó la especialista; al tiempo que le aclaraba que, en lo que demoraba ese proceso, que no es mucho tiempo, ya él debía tener la pizarra con todos los elementos requeridos.

Horario oficial que rige la actividad del Mercado Agropecuario de la calle Santa Cruz. /Foto: Tay Toscano
Horario oficial que rige la actividad del Mercado Agropecuario de la calle Santa Cruz. /Foto: Tay Toscano

Pero no fue aquel cooperativista el único cogido en falta. En otros mostradores también se apreciaron incongruencias.

Encontramos productos sin declarar (plátano vianda) y productos sin exponer en la pizarra (boniato, fruta bomba y ají cachucha). También se comprobó que otro concurrente vendía la habichuela a cinco pesos y el pepino a cuatro pesos la libra, cuando realmente se deben vender a tres y dos pesos, respectivamente, en franca violación de lo dispuesto”, comentó a 5 de Septiembre otra de las especialistas de la DIS.

Higiene que “brilla” por su ausencia

Aunque a simple y primera vista el Mercado Plaza luce limpio, más “a lo cortico” y detrás de cada tarima pueden encontrarse irregularidades en lo que respecta al ordenamiento sanitario. En tal sentido, la representación del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM), en su recorrido por el puesto donde se expende coco rallado encontró varias deficiencias: “chequeos médicos desactualizados y deficiente higiene durante la manipulación”. Agrega la técnico Liz Arianna Segura que “además se detectaron productos almacenados directamente sobre el piso y desprotegidos, así como el porte y aspecto inadecuados para realizar las funciones específicas”.

De igual manera se pudo constatar la desactualización del autofocal; no obstante ha de actuarse sobre las filtraciones que persisten en el lugar, la presencia de algunos roedores, sobre todo en el área de almacenes, así como en el entorno exterior en el que pude apreciar acumulación de basura.

Ante las deficiencias detectadas y la imposibilidad de dialogar con el administrador, pues al momento de la acción de control se encontraba movilizado en la campaña antivectorial, según refirieron en el Mercado, acudo a Miguel Antonio Cabezas González, auxiliar técnico, a quien según sus propias palabras, le corresponde “inspeccionar a los campesinos, ver que no estén pasados, que no vendan a sobreprecio”. Una función que evidentemente no se cumple a cabalidad si tomamos en consideración que fueron aplicadas once multas por un importe de mil 400 pesos.

Evidencias de ventas de productos no declarados

Cabezas González alude que “el problema radica en la existencia de un solo técnico para todo el mercado; existen dos plazas, pero solo una está cubierta. Cuando inspecciono a un vendedor, lógicamente ese lo tendrá todo en orden, pero no puedo abarcarlos a todos a la vez. Muchas veces le pregunto a los usuarios qué compraron y a qué precio y se niegan a responder. Entonces, cómo quedamos nosotros”.

Es entendible el razonamiento, sin embargo, considero que en la sistematicidad, el rigor y la participación directa del resto de los factores del Mercado pueden lograr mejores resultados que se traducirían en calidad de los productos que salen a la venta y el cumplimiento de la política de precios topados aprobada por el Consejo de la Administración Provincial.

Otro elemento que marcó el desarrollo de la fiscalización fueron varios “hallazgos” de los que nadie sabía: en un recipiente para materiales de la construcción ubicado en las afueras del Mercado, encontraron dos sacos de naranjas, seis ristras de cebolla y una de ajo, lo que evidencia la introducción de mercancías no declaradas para su venta.

No pocas quejas e inconformidades genera a diario el Mercado Plaza, más conocido como Plaza de los Guajiros con su céntrica ubicación en la calle Santa Cruz, una de las más concurridas de la ciudad de Cienfuegos. Un sitio sin razón alguna para que en él se enseñoree el incumplimiento.

Corresponde a sus administrativos, poner punto final a tales situaciones.

En un recipiente para materiales de la construcción ubicado en las afueras del Mercado, encontraron dos sacos de naranjas, seis ristras de cebolla y una de ajo, lo que evidencia la introducción de mercancías no declaradas para su venta. /Foto: Tay Toscano
En un recipiente para materiales de la construcción ubicado en las afueras del Mercado, encontraron dos sacos de naranjas, seis ristras de cebolla y una de ajo, lo que evidencia la introducción de mercancías no declaradas para su venta. /Foto: Tay Toscano
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share