Melba Hernández: un ejemplo de entereza y convicción

Nació en Cruces, cuando el poblado formaba parte de la antigua provincia de Las Villas, el 28de julio de 1921. Entonces ni los padres, ni el resto de la familia o del círculo de amistades de Melba Hernández Rodríguez del Rey, podían imaginar que aquella niña llegaría a alcanzar en la adultez la dimensión de Heroína.

Su nombre figura en el registro de quienes en Cuba consagraron su vida a la lucha revolucionaria. Destacada combatiente, coronan su hoja de servicio los títulos de Heroína de la República de Cuba, Heroína del Trabajo y de Doctora Honoris Causa del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.

Formada en un hogar de estirpe mambisa, Melba Hernández Rodríguez del Rey fue una activa luchadora contra la tiranía de Fulgencio Batista. Se contó entre las primeras mujeres en integrar las filas del movimiento revolucionario dirigido por Fidel Castro. Debido a sus ideales y arrojo, no resultó extraña su participación, junto a Haydée Santamaría, en el ataque al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953.Tras ese suceso, ambas fueron detenidas y sancionadas a prisión en la cárcel Guanajay, de la cual salieron en libertad el 20 de febrero de 1954.

Luego de la excarcelación Melba, otra vez junto a Haydée Santamaría y otras luchadoras, se dedicó a recopilar y organizar las notas que Fidel Castro lograba sacar de la prisión, escritas con zumo de limón, en las cuales reconstruía su alegato de defensa en el juicio del Moncada y que luego se conocería como La Historia me Absolverá. La participación de Melba fue decisiva también en la impresión y distribución clandestina de este documento.

La tenaz crucense integró la dirección nacional del Movimiento 26 de Julio. Marchó a México para contactar a los asaltantes del Moncada exiliados allá. Con ellos participó en los preparativos de la expedición del Granma. A su regreso a Cuba, se incorporó a las filas del Tercer Frente Mario Muñoz Monroy.

Esta incansable combatiente, graduada de abogada en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana en 1943 y licenciada en Ciencias Sociales, asumió importantes responsabilidades tras el triunfo de la Revolución. Presidió el Comité Cubano de Solidaridad con VietNam, Cambodia y Laos; fue miembro del Presidium del Consejo Mundial de la Paz y Secretaria General de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina. También fungió como embajadora de Cuba en la República Socialista de Vietnam y en Kampuchea, así como directora del Centro de Estudios sobre Asia y Oceanía.

Melba Hernández se contó entre los fundadores del Partido Comunista de Cuba y fue miembro de su Comité Central desde el Tercer Congreso, además de diputada a la Asamblea Nacional hasta su deceso, ocurrido el 9 de marzo de 2014.

Melba es recordada hoy por miles de cubanas y cubanos que ven en su historia un ejemplo de entereza y convicción.

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir