Mejora situación epidemiológica en Cienfuegos - 5 de Septiembre.

Mejora situación epidemiológica en Cienfuegos

La vigilancia y lucha antivectorial es clave en el control de enfermedades como el dengue, zica y chikungunya. /Foto: Juan Carlos Dorado

El panorama higiénico epidemiológico de Cienfuegos respira aires más tranquilos con respecto a la situación de la arbovirosis (grupo de enfermedades transmitidas por artrópodos hematófogos vectores), al registrarse una disminución del número de casos y mantenerse estables los índices de infestación, informó Sonia Monteagudo Díaz, jefa del Programa de Control Sanitario Internacional al frente de esa actividad en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM).

Sin embargo, recalcó Monteagudo Díaz, no debe bajarse la guardia aun cuando haya mejoría, por el contrario, la población necesita mantener una adecuada percepción de riesgos y cooperar de igual manera con la reducción de los criaderos del vector al realizar el autofocal en las viviendas y con el saneamiento de la ciudad. Además, dijo, ante cualquier sintomatología los pacientes han de acudir a los servicios médicos asequibles a todos.

Cienfuegos se encuentra en la fase de cerrar la etapa de transmisión del zika en los consejos populares afectados: Reina y Centro Histórico, de la ciudad cabecera. Al decir de la Dra Vivian Hernández Monzón, vicedirectora del CPHEM, a ello contribuyeron múltiples acciones como la pesquisa activa llevada a cabo por los Equipos Básicos de Salud y estudiantes de Medicina, sin olvidar la lucha antivectorial.

“Ahora urge lograr la sostenibilidad de este proceso en el tiempo para evitar que se abra una nueva trasmisión en otra área. En ello, la participación comunitaria es de vital importancia, junto a las actividades de promoción y educación para la Salud”, acentuó la galena. Según afirmó, en el resto de los municipios no hay transmisión de zika, dengue o chikungunya, ni enfermedades diarreicas y la provincia no registra brotes de cólera desde noviembre de 2015.

Al referirse a la Vigilancia y Lucha Antivectorial, el Dr. Edelys Molina Moreira, quien encabeza dicho programa en el CPHEM, señaló que el territorio logra una reducción considerable de la focalidad con relación a igual período del año anterior, de aproximadamente mil 800 focos.

Paralelo a ello, decrecen los índices de infestación, aunque las cifras todavía no ofrecen seguridad ante la transmisión de cualquier arbovirosis, como dengue, zika, chikungunya y la fiebre amarilla, la cual también golpea a las Américas.

De acuerdo con Molina Moreira, la provincia mantiene una vigilancia intensiva en los tres municipios más afectados: Cienfuegos, Cruces y Palmira. Los dos últimos han demostrado en la etapa más reciente un trabajo estable en función de lograr la verdadera sostenibilidad, con reducción considerable de los índices de infestación y disminución de la focalidad.

Un aspecto indispensable para lograr el control, señaló el facultativo, radica en garantizar la fuerza de trabajo, cuyo completamiento en la última etapa ha mejorado considerablemente. Unido a eso, recalcó la importancia de incentivar a la población al uso del Bactivec, un biolarvicida de acción rápida muy efectivo en el control de la larva del género Aedes, así como en el uso de los contenedores de Abate.

Los directivos de Salud coinciden en que lograr la sostenibilidad requiere de una acción multisectorial, dentro de la cual han resultado muy efectivas las exigencias sanitarias para frenar la indisciplina social cuando algunas de sus manifestaciones contribuye a la proliferación de vectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *