Medicina Deportiva en Cienfuegos: del amor y otros milagros
sáb. Ago 24th, 2019

Medicina Deportiva en Cienfuegos: del amor y otros milagros

Los 79 trabajadores del Centro Provincial de Medicina Deportiva (CEPROMEDE) están comprometidos con su labor. /Foto: Carlos Ernesto

Los 79 trabajadores del Centro Provincial de Medicina Deportiva (CEPROMEDE) están comprometidos con su labor. /Foto: Carlos Ernesto

El Centro Provincial de Medicina Deportiva (CEPROMEDE) constituye pilar fundamental del movimiento atlético en Cienfuegos. Fundado en el año 1979, ha contado con tres sedes, primero en áreas de Playa Alegre, luego en el Hotel Deportivo, y desde hace buen tiempo en el estadio 5 de Septiembre, donde radica actualmente.

En 2017 concluyeron allí labores de reparación capital, cuyo costo ascendió a 2,5 millones de pesos moneda nacional (CUP), incluido el equipamiento. La reanimación de toda la institución influye positivamente en los servicios que brinda.

No hubo prioridades, simplemente fue rescatado totalmente, pues de verdad ya las condiciones aquí eran pésimas para llevar a cabo nuestra labor, comenta el Dr. Alexis Jiménez, director del Centro. Estamos muy satisfechos con la recuperación y todos los locales muestran hoy escenarios muy propicios. Logramos mejoras apreciables en la climatización, la iluminación y los exteriores. Y claro está que elevamos la calidad de los servicios y los pacientes se muestran muy complacidos”.

Para nosotros ha sido maravilloso, reconoce Yudiel Villa, jefe del departamento de Terapia Física y Rehabilitación. Sobre todo la climatización ha venido a perfeccionar nuestro trabajo, pues era algo indispensable”.

El laboratorio clínico no tiene nada que envidiarle al de otros centros del sistema de Salud. Tampoco el resto de los servicios. Ello ha redundado en que la gente se siente más motivada y con mayores deseos de enfrentar su labor”, afirma el Dr. Carlos Alberto Corrales, uno de los más experimentados en este lugar.

Personal preparado

El CEPROMEDE cuenta con una plantilla de 79 trabajadores, donde destacan doce médicos (de 15 plazas existentes), trece fisioterapeutas, ocho psicólogos, cuatro enfermeras y otros tantos especialistas en Nutrición e Higiene. Su misión fundamental es proporcionar atención a los atletas de la pirámide del Alto Rendimiento, desde la EIDE hasta la categoría social. También se benefician con sus servicios los deportistas con discapacidad, las glorias deportivas y sus familiares.

Desde hace varios años, Medicina Deportiva se encuentra en el estadio 5 de Septiembre. /Foto: Carlos Ernesto
Desde hace varios años, Medicina Deportiva se encuentra en el estadio 5 de Septiembre. /Foto: Carlos Ernesto

Prestamos servicios aquí de lunes a viernes, en el horario comprendido entre las ocho de la mañana y las cinco de la tarde. Pero además, estamos presentes en cada uno de los deportes con la llamada tríada médica (doctor, fisioterapeuta y psicólogo), tanto en los entrenamientos como en la competencia”, señala Alexis.

El propio director añade que “el deporte en sentido general es muy traumático, y son muchas las lesiones que enfrentamos, sobre todo contracturas, fracturas y luxaciones. Puedo decirte que el 95 por ciento de los atletas logran recuperarse en el tiempo establecido”.

A ello suma Corrales que “son muy frecuentes los esguinces de tobillo, provocados por el mal estado de nuestros terrenos”.

Más allá del deporte

No sólo miembros del organismo deportivo son atendidos en este lugar, pues el programa de Promoción de Salud abre el diapasón a un gran número de personas de las áreas cercanas al centro, las cuales agradecen los servicios de la institución.

Te hablo de unos 250 a 300 pacientes mensuales. Llegan aquí con las esperanzas algo perdidas, muchos de ellos luego de varios tratamientos infructuosos. Los acogemos con los brazos abiertos y reciben el mismo tratamiento que los atletas. Sinceramente opino que agradecen nuestro trabajo incluso más que los deportistas, pues estos últimos están ya acostumbrados a esta rutina de pruebas y análisis, son jóvenes y confían en la recuperación”, cuenta el doctor Alexis.

De 250 a 300 personas ajenas al deporte reciben tratamiento en Medicina Deportiva cada mes. /Foto: Carlos Ernesto
De 250 a 300 personas ajenas al deporte reciben tratamiento en Medicina Deportiva cada mes. /Foto: Carlos Ernesto

Y no sólo de áreas cercanas, pues vienen hasta de otros municipios y los tratamos igual. Aquí no rechazamos a nadie, y cuando, por cuestiones de capacidad los tenemos que remitir a otras áreas, nos imploran quedarse aquí”, dice Alberto.

Hablan los pacientes

Entre las personas que se benefician con los servicios del Centro Provincial de Medicina Deportiva conversamos con Reinaldo Cebrián y Reinel Rodríguez. El primero expone que “en ningún lugar me han tratado como aquí. El tratamiento es integral, están al tanto de todo y no pasan por alto ningún parámetro en aras de mi recuperación. Soy otro en apenas unas semanas. Les agradezco sobremanera y los considero un ejemplo a seguir”.

Por su parte, el joven Reiniel cuenta: “tuve un accidente con una sierra que prácticamente me ‘arrancó’ una mano. Y hoy estoy casi recuperado luego de varias sesiones en este lugar. Son muy profesionales y uno se siente como en familia. No tengo palabras para elogiar su labor”.

Reinel Rodríguez ha logrado con rehabilitación recuperar su mano luego de un accidente con una herramienta de corte. /Foto: Carlos Ernesto
Reinel Rodríguez ha logrado con rehabilitación recuperar su mano luego de un accidente con una herramienta de corte. /Foto: Carlos Ernesto

Retos, retos, retos

Aunque los resultados del trabajo son palpables, todavía el Centro Provincial de Medicina Deportiva enfrenta grandes retos, que en cierta medida limitan el quehacer de hombres y mujeres imprescindibles para el deporte cienfueguero y su entorno.

Le ponemos el corazón a todo lo que hacemos, confiesa Corrales. Pero contamos con muy poco equipamiento. Te hablo de ‘equipos corriente’, láser, ultrasonido, y otros indispensables para un tratamiento más efectivo”.

Al criterio se suma el director. “Es cierto que nos urge sumar nuevos aparatos. No obstante, nuestros especialistas han demostrado cuánto se puede hacer cuando hay amor y compromiso. Hacen caso omiso a los limitados recursos, y solo con sus manos logran la transformación. Y no se trata de magia; aquí el milagro es la sabiduría y los deseos de ayudar al deporte y su entorno”.

Toda la institución muestra cambios apreciables. /Foto: Carlos Ernesto
Toda la institución muestra cambios apreciables. /Foto: Carlos Ernesto
Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles