Más que compendio, un llamado de alerta ambiental

La Editorial Científico-Técnica asiduamente está sorprendiendo a sus lectores con la preparación de títulos frescos y sugestivos; notables volúmenes que destacan por la divulgación del conocimiento medioambiental.

Compendio insular: islas del mundo (2015) es un buen ejemplo que sobresale también por la calidad del texto impreso y por el trabajo pedagógico que —desde el plano geográfico—,  prevalece y brilla en las aulas de nuestro país.

Oscar Rodríguez Díaz (Artemisa, 1956) es profesor titular, Doctor en Ciencias Pedagógicas y Máster en Didáctica de la Geografía, artífice de esta compilación, en la cual reúne a más de 300 islas y grupos insulares del planeta.

El texto las organiza alfabéticamente, de manera tal que se obvien las jerarquías o posibles encasillamientos, y se prioricen otros datos notables como las no pocas variantes en sus nomenclaturas, resultado del flujo histórico-social y cultural en muchas de ellas.

En otras palabras, Rodríguez Díaz ofrece un rico diccionario insular en el que se tienen en cuenta conceptos diferenciadores entre lo que la ciencia denomina como islotes, cayos, atolones o islas propiamente dichas.

«(…) No se trata solo de un fenómeno marino. Muchas islas y algunas tan importantes como Manhattan o Marajó, irrumpen en medio de desembocaduras fluviales y fueron formadas a lo largo del tiempo por la acumulación de los arrastres sólidos de las aguas de los ríos». Así nos motiva a entrar en su antología quien es coautor también, del vigente Atlas Nacional de Cuba.

Lea también || Bosques de Cuba: un bojeo a la foresta

De la misma forma, los lectores podrán apoyar el conocimiento adquirido durante el bosquejo insular, utilizando las múltiples tablas e ilustraciones que posee esta obra, así como las curiosas referencias o numerosos récords que ostentan muchas de ellas. Sumado a ello, el autor colocó un sartal de nombres famosos y de no tan conocidos navegantes, cuyas vidas estuvieron marcadas por el grito de «¡tierra a la vista!» en algún paraje de la inmensa sopa de tierras que componen los océanos del globo terráqueo.

Asumamos también el Compendio… no solo como un volumen de consulta, sino como un aviso urgente del artemiseño hacia las nuevas generaciones: un llamado a que tomen partido en el plan del Estado cubano, denominado Tarea Vida, concebido en principio para concientización de la crisis ambiental que afecta y continuará impactando a la Mayor de las Antillas en venideros años. Porque en definitiva, nuestra nación también representa una parte significativa dentro de esos 9,3 millones de kilómetros cuadrados de la plataforma insular mundial, hoy, en peligro de desaparecer por causa de la paulatina elevación de las aguas en los mares.

En el texto se priorizan datos notables, como las distintas variantes en la nomenclatura insular.
En el texto se priorizan datos notables, como las distintas variantes en la nomenclatura insular./Fotocopia: Delvis

Delvis Toledo De la Cruz

Licenciado en Letras por la Facultad de Humanidades de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir