Para mantener la salud, alimenta tus defensas

Ante el período de cuarentena y aislamiento que vive el mundo producto de la pandemia, resulta crucial cuidar la alimentación a fin de mantener nuestra salud, al tiempo de  asegura el sistema inmune, es decir, la defensa natural de nuestro cuerpo contra las infecciones como la Covid-19, causado por el coronavirus.

Sin bien la dieta es una factor importante para todos los segmentos de la población, está comprobado que las personas mayores de 65 años, sobre todo si padecen alguna patología previa, son el grupo de alto riesgo ante la nueva enfermedad producida por el Sars-CoV-2.

Tal susceptibilidad se debe a que los ancianos muestran una tendencia a la inmunodepresión. Esto suele ser provocado por varios factores como pérdida de apetito y dificultades de la ingesta de alimentos, entre otros, haciéndolos aún más vulnerables ante la nueva pandemia global.

Para las personas de edad avanzada se recomienda hacer varias comidas al día y establecer un menú con un alto potencial nutricional, cuya preparación se adapte a las posibilidades de ingesta de cada paciente. También es esencial beber mucha agua y mantener algún tipo de actividad física adaptada.

En el jardín de la abuela

Una alimentación blanceada y que sea portadora de todos los nutrientes que requiere el organismo es fundamental. Se sabe de la importancia de la ingestión de frutas, hortalizas y vegetales como fuente de vitaminas y minerales, los que, además de proporcionar el correcto funcionamiento de los órganos vitales, contribuye a prevenir enfermedades y fortalecer el sistema inmunológico.

Ahora bien, la naturaleza es muy sabia, así que el reino vegetal nos ofrece plantas con excelentes propiedades medicinas, muchas veces desconocidas por la población. Es el caso de las huertas y jardines de nuestros abuelos, que a fuerza de la costumbre y acervo tradicional siempre tenían a mano especies para todo tipo de dolencia del cuerpo.

Recuerdo que en el patio de mis abuelos nunca faltaba la salvia, albahaca, blanca y morada; tilo, ruda, orégano,culantro menta, sábila y así una lista interminable, para no hablar de las condimentosas, también proporcionadoras de sabor y beneficios para la salud humana.

Justo, por estos tiempos de pandemia, indagué sobre algunas de las plantas que podrían incrementar las defensas del cuerpo. Aunque no son pocas las dotadas de esas cualidades naturales, haremos mención de las más conocidas por la farmacopea popular.

El regaliz demostró su eficacia para prevenir la infección del Sars CoV-2/ Foto: Tomada de Internet

El regaliz, por ejemplo, tiene comprobadas propiedades antivíricas más específicas para combatir la gripe y la neumonía. Esta planta forma parte de la fórmula tradicional china que demostró su eficacia para prevenir la infección del Sars CoV-2, según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ideal, además, para infusiones.

Por su parte, la composición del orégano incluye sustancias antivirales como el carvacrol, mientras su aceite aromatizado es conveniente para tenerlo siempre a mano. Puedes añadirlo a salsas, sofritos y ensaladas.

De acuerdo con el conocimiento atesorado por nuestros ancestros, las bayas de saúco son uno de los mejores remedios antivíricos, usado tradicionalmente para tratar resfriados y gripes. Los suplementos de saúco, como el jarabe de saúco, alivian los síntomas de las vías respiratorias superiores causados por varias infecciones víricas.

En tanto, la albahaca sagrada, también llamada tulsi, potencia el sistema inmune y ayuda a combatir infecciones virales, ya que aumenta significativamente los niveles de ciertas células que ayudan a nuestro cuerpo a defenderse y protegerse de las infecciones causadas por diferentes virus.

Plantación de hinojo para uso de la cocina y con fines medicinales/ Foto: Tomada de Internet

Si bien no muy frecuente, en los jardines de las casas de campo en Cuba, podía encontarse el hinojo. Esta es una especie con sabor dulzón que ayuda a combatir ciertos virus. Se consumen sus hojas y flores frescas picadas y añadidas en ensaladas y salsas.

Y como para señorear el jardín ra dificil que faltara, muy cerca del cuarto de la abuela, una mata de salvia. Según ella, el olor que despedía, azuzada por el rocío de la noche, era un verdadero bálsamo al olfato para conciliar el sueño. En realidad se trata  de una planta aromática que se usa desde hace años para tratar varias infecciones virales. Posee propiedades antivirales en las hojas y el tallo. Ideal para una infusión con sus hojas secas.

Alimentos imprescindibles para tus defensas

Según el sitio digital TodoDisca.com hoy en día somos muchos a los que nos interesa fortalecer nuestro sistema inmunológico debido a la situación actual en la que vivimos por la pandemia de la Covid-19. “Aunque no existe un alimento que pueda protegernos o aliviar la sintomatología del coronavirus, aseguran, de igual manera es importante mantener nuestro sistema inmune fortalecido para evitar ser más vulnerables de contagios de esta u otra enfermedad”.

El artículo hace mención a cinco alimentos que fortalecen el sistema inmune, estos, siempre que sean de origen natural, nos aportan grandes beneficios a todo nuestro organismo, pues poseen una diversidad de propiedades vitamínicas y minerales que nos ayudan a tener más energía, una mejor circulación sanguínea, al tiempo de proporcionar fortaleza a nuestro sistema óseo, nos aportan protección reforzando el sistema inmune y evitan infecciones, entre otros aportes idóneos para nuestra salud.

“Una alimentación no adecuada, sostienen, llena de excesos y un alto consumo de alimentos sintéticos, enlatados u otros que aportan pocos nutrientes, se considera uno de los factores en que nuestro sistema inmune se verá débil o alterado”.

Y continúa el texto:

“Otras de las causas que también desequilibra nuestras defensas es el alto consumo de cafeína, el tabaquismo, la inactividad física, poca hidratación, el estrés y el poco descanso o trasnochos constantes.

“De igual manera la contaminación contribuye con el debilitamiento de las defensas al generar la propagación de enfermedades infectocontagiosas, tales como influenza, infecciones respiratorias, entre otras. Los cambios climáticos también afectan a nuestro sistema inmunológico.

“La etapa de nuestra vida, en la que nos encontremos suele ser un factor natural de la vulnerabilidad de nuestro organismo, así como el estilo de vida que llevemos en la actualidad o llegamos a tener en la juventud, recuerda que con el tiempo se ven las repercusiones de ello.

De ahí que es importante tener conocimiento de cuáles son los alimentos que fortalecen el sistema inmune, para así incluirlos con mayor frecuencia en nuestra dieta diaria considerándolo como un método de prevención o para empezar a ver mejoras en nuestro estado de salud según sea el caso”

Dentro de los alimentos que fortalecen el sistema inmune tenemos los siguientes:

La zanahoria; es una hortaliza de raíz perteneciente al grupo de las verduras, normalmente suele ser consumida en la gran mayoría de los hogares alrededor del mundo, puede ser en ensaladas, sopas, hervidos, guisos o incluso en zumo.

Su alto consumo se debe al gran rumor que ha sido esparcido desde hace varias décadas y es que  aporta grandes beneficios a nuestra visión, ya que contiene vitamina A, esto permite que exista un mejor funcionamiento de la vista.

Sin embargo, ese no es su único beneficio para con nuestro organismo, ya que contiene otras vitaminas esenciales (C, A, E y K) destinadas a fortalecer el sistema inmune y, al ser rica en antioxidantes, ayuda aún más en cuanto a evitar enfermedades propagadas por bacterias o algún virus. De igual modo se convierte en una de las hortalizas que contribuye al cuidado de la piel y la digestión.

Por su lado, la berenjena es un alimento de menor consumo y aunque suele ser recomendada por dietistas, entrenadores físicos o especialistas del área de la salud, las personas no acostumbran a incluirla en sus comidas, por lo que es importante conocer un poco más de sus propiedades y saber que tanto nos aporta.

Seguramente crees que la berenjena pertenece a las verduras, pero en realidad es un fruto rico en antioxidantes, tiene fibra y minerales que aportan grandes beneficios a nuestra salud. Ella nos ayuda principalmente a fortalecer nuestro sistema inmune gracias a que contiene ácido fólico vitamina B1 y B2. También evita que se generen las enfermedades cardiacas, la osteoporosis, reduce los niveles de colesterol y ayuda al cuidado de la piel evitando su envejecimiento.

Tal vez te ha ocurrido que al ver un calabacín lo confundes con un pepino, pues estos son familia, también es conocido como zapatillo italiano. Es una hortaliza perteneciente al grupo de las frutas como en el caso de la patilla.

El calabazín puede ser consumido crudo o cosido/ Foto: Tomada de Internet

Este regalo de la natraleza puede ser consumido crudo o cosido, suelen agregarlo en las comidas como guisos o en la preparación de una sopa de calabacín, su sabor es un poco neutro esto permite la versatilidad de su uso, ya que no altera el gusto del resto de la preparación.

Más allá de eso, el calabacín aporta propiedades que aumentan la producción de glóbulos rojos y blancos, reforzando el sistema inmune al crear más anticuerpos.

Gracias a sus vitaminas y minerales mantiene un control del colesterol, evita deficiencias en la funcionalidad del corazón, ayuda al organismo a liberar toxinas, contribuye en el cuidado de la piel y el cabello. Esas bondades se deben a que en él estan presentes vitaminas A, C, B3, tiene omega 3, fibra, pecina, celulosa, al tiempo de ser rico en minerales como calcio, potasio, magnesio y fósforo.

Puede que seas de las personas que incluye muy poco la remolacha a sus preparaciones, pero esta verdura perteneciente al grupo de hortalizas de color morado tiene vitaminas que ayudan a mejorar nuestro sistema inmunológico.

Debido a sus propiedades permite que las células se oxigenen mejor, incrementa la producción de glóbulos rojos, por lo que aporta mayor protección en contra de las infecciones.

La también conocida por betabel contiene minerales que permite la depuración del organismo, dadam la presencia de fibra y antioxidantes que sirven para desintoxicar. Posee todo el compendio de la vitamina B y C. Dentro de los minerales tiene silicio y magnesio.

Además de fortalecer el sistema inmune y de servir como diurético, la remolacha ayuda a vigorizar las uñas, el cabello y a mantener la piel rejuvenecida.

Y no por último y reiterativo, el rey de las especias, el ajo, resulta menos preponderante en ese grupo. Se trata de uno de los ingredientes más empleado en la cocina, el sabor y olor que aporta a las comidas es indescriptible, pero no es lo único en lo que contribuye.

Este es un bulbo comprendido en gajos o dientes que su principal función es ser antiséptico, es empleado en la medicina natural para combatir la gripe, infecciones respiratorias, entre otros.

El alimento nos ayuda a fortalecer el sistema inmune gracias al compendio de vitaminas (A, B y C)  minerales (calcio, silicio, hierro, yodo, fósforo) que posee, especialmente un compuesto químico natural como lo es el sulfuro de dialilo, también es utilizado como antibiótico. Además de poseer hidrato de carbono.

Todo ello lo convierte en una planta anti viral. Otro de los aportes que otorga el consumo de ajo es a tener una mejor circulación, evita que la sangre se coagule, mejora el funcionamiento del hígado, fortalece los huesos.

Suele ser recomendado comer algunos dientes de ajo en ayuna, esto también permite disminuir los niveles de grasa.

Entonces, ya estás en condiciones de alimentar mejor a tus defensas.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir