Mangostino o la fruta de la vida
dom. Dic 15th, 2019

Mangostino o la fruta de la vida

La fruta del mangostino posee múltiples propiedades nutritivas y medicinales de gran beneficio para el organismo humano

Exótico y muy nutritivo, el mangostino ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de diversas enfermedades, y, a propósito,  aunque parezca una verdad de Perogrullo, no sería ocioso insistir en que el consumo de frutas y vegetales disminuye la oxidación de las células y modifica los niveles de grasa en el cuerpo reduciendo el riesgo de enfermedades causadas por los radicales libres y el elevado colesterol sanguíneo.

El mangostino, llamado también Garcinia mangostana, proviene de Asia y ha sido tema de estudio como lo muestra la base de PudMed entre los años 2007 y 2012, por sus porcentajes considerables de antioxidantes llamados xantonas, altos niveles de vitamina B1, B2 Y B6 y vitamina C.

Estos componentes resultan de gran ayuda como complemento natural a los tratamientos y prevención de enfermedades que impliquen la muerte celular, además de cumplir funciones importantes en la fisiología humana, incluyendo niveles antibacterianos, antiinflamatorios, antimicóticos, antialérgicos y antioxidantes.

Sin lugar a dudas, tales propiedades ayuda a mejorar considerablemente funciones vitales en el organismo humano como  la cardiovascular, salud intestinal, niveles de colesterol, regularidad del sistema circulatorio, respuestas autoinmunes, lograr articulaciones flexibles y lubricadas y niveles de energía estables, entre otros beneficios.

Tal fama alcanzó en la antigüedad este prodigio de la naturaleza que llegó a considerarse la fruta de la vida. Tan alta llegó su estima en aquellos tiempos que, según la leyenda la reina Victoria ofreció una cuantiosa recompensa a quien pudiese entregarle esta afamado regalo.

Plantación del mangostino para uso comercial
Plantación del mangostino para uso comercial

Farmacia en casa

El uso de fármacos crea dependencia para quien padecen de determinadas enfermedades. Sin embargo, en muchas ocasiones los pacientes pueden tener a la mano el remedio de sus dolencias sin necesidad de acudir a las farmacias. Por supuesto, el consumo y uso de la medicina natural y tradicional siempre tendrá que estar avalada por la prescripción del facultativo.

A continuación sugerimos algunos usos médicos del mangostino:

Diabetes. El efecto del mangostino en los niveles de azúcar es evidente luego de 1 o 2 meses de terapia. Algunos diabéticos necesitan empezar con dosis de 15 ml (una cucharada sopera) de pulpa  al día, para ir aumentando gradualmente en semanas hasta llegar a un régimen de dos onzas tres veces con las comidas, si los niveles de glucosa en ayunas se elevan más de 20 puntos al principio de usar el mangostino.

Antitumoral y prevención del cáncer. Aunque la dieta recomendada por la Sociedad Americana del cáncer es un buen comienzo, no se puede obtener toda la protección antioxidante que requieren nuestros cuerpos solamente de la comida. Es simplemente imposible. Los suplementos se han vuelto una necesidad para protegernos contra el cáncer en un mundo contaminado.

La fruta del mangostino sirve para el tratamiento de diversas enfermedades y mejofa rl funcionamiento del organismo.

La recomendación es comer hasta 8 onzas de la pulpa en cada comida junto con un galón de agua para pacientes que no tienen daño renal ni cardiaco.

Deficiencia en el sistema inmunológico. Los dolores de cabeza, la mialgia, la fiebre y el malestar general con o sin síntomas de las vías respiratorias altas o con malestares gastrointestinales, constituyen un cuidado primario.

Alergias de estación. Tanto niños como adultos pueden tomar dos onzas al día con las comidas.

Fibromialgia. El jugo de mangostino en un régimen inicial de dos onzas al día con las comidas ha sido efectivo en la terapia de los dolores artríticos por sí solo y cuando se ha combinado con otros remedios.

Migraña. El régimen profiláctico de una onza, tres veces al día con los alimentos, ha demostrado ser exitoso. Se recomienda hasta dos onzas en el día,

Bajar de peso. El mangostino tiene un alto porcentaje de fibra (alrededor de 5 gr/100 gr). Esta evita que las grasas y los azúcares de los alimentos se absorban y se depositen en el tejido adiposo. Además, es fuente de potasio, mineral que ayuda a reducir la retención de líquidos y desintoxicar el organismo.

Pero,… ¿qué hacer?

Muchos lectores se pueden cuestionar, “bueno, ya se de las bondades de esta exótica planta, y ahora, ¿qué hago?.”, Sin constituir las únicas recetas, estas le pueden alumbrar el camino, de acuerdo con el padecimiento o la prevención que quiera proporcionarle a su salud.

Batido antioxidante, depurativo:

Propiedades: pérdida de peso, acné, limpieza de hígado y tracto digestivo, rejuvenecimiento y prevención de enfermedades crónicas como las mencionadas.

Ingredientes

– 1 mangostino (pulpa y parte de su cáscara interna)

– 1/2 taza de arándanos

– Zumo de dos naranjas

– 1 cucharada de chía

– 1 cuacharada de miel

Licua todos los ingredientes y toma al instante en las mañanas.

Mascarilla rejuvenecedora

Alimenta, hidrata y despigmenta la piel.

Ingredientes

– 1 cucharada de pulpa de mangostino

– 5 gotas de zumo de limón

– ½ cucharadita de miel

Preparación

Lava y tonifica previamente tu piel. Mezcla en un recipiente de plástico y con un mezclador de madera hasta que obtengas una crema homogénea. Aplícala sobre todo el rostro. Deja actuar 15 minutos y enjuaga con abundante agua. Después aplica el hidratante de tu preferencia. Se recomienda aplicar en las noches y utilizar bloqueador solar.

En definitiva, ¿de qué planta hablamos?

El mangostino o mangostán es un árbol tropical, entre 10 y 25 metros de altura, originario de Indonesia, y se ha introducido posteriormente a través de los trópicos. El tronco puede tener de 9 a 12 centímetros de diámetro, y es en forma piramidal, posee un follaje muy denso siempre verde de hojas opuestas, grandes con nervadura central, de coloración verde oscuro y forma elíptica ovalada y el ápice acuminado y corto.

Posee un fruto cubierto de una piel muy dura, de color púrpura, tornándose en rojo cuando alcanza su madurez con una forma ovalada parecida a la de un melocotón. En su interior se encuentra lo que se conoce como la “carne”, la cual presenta un sabor entre agrio y dulce y un color blanco que puede recordar en ocasiones a los dientes de ajo. Su sabor es delicioso, apreciada por su textura jugosa y delicada y su sabor ligeramente astringente, y se consume habitualmente fresca, enlatada o seca.

La planta produce una semilla recalcitrante y debe mantenerse húmedo para permanecer viable hasta la germinación. Son nucelares en origen y no el resultado de la fecundación, germinan tan pronto se retiren de la fruta y mueren rápidamente si se permite que se sequen.

Las posturas para la propagación del mangostán pueden partir del cultivioo enb canteros
Las posturas para la propagación del mangostán pueden partir del cultivioo enb canteros.

Una vez que la fruta mangostán en desarrollo ha detenido su expansión, se aletarga la síntesis de clorofila y se inicia una nueva fase de coloración. Primero con estrías de color rojo, la pigmentación exocárpica pasa de verde a rojo y a púrpura oscuro, lo que indica la fase final de maduración. Este proceso tiene lugar durante un período de diez días en el cual la comestibilidad de la fruta llega a su máximo.

Mas, ojo con del consumo del mangostino

Precisamente su altísima riqueza en nutrientes tan peculiares hemos de tener algunas precauciones:
La gente diabética debe de observar si sus niveles de glucosa bajan demasiado o se alteran de algún modo.

Las personas que sufren de inflamación aguda deben de empezar tomando poca cantidad e ir aumentando según observen.

Cuidado si estamos tomando anticoagulantes (preguntar al médico o especialista)
Es muy importante aclarar que estas contraindicaciones se observan básicamente si tomamos el mangostino en extracto o concentrados que incluyan su corteza.

Del cultivo y la cosecha

Debe tenerse en cuenta que el mangostán es ultra-tropical. No puede tolerar temperaturas inferiores a 40 °F (4,44 °C), ni por encima de 100 °F (37.78 °C). Las plántulas de vivero mueren a 45 °F (7,22 °C). Es normalmente requiere una alta humedad atmosférica y una precipitación anual de al menos 127 cm, y no largos períodos de sequía.

El árbol no se adapta a la piedra caliza y se desarrolla mejor en suelos profundos, ricos orgánica, especialmente arenoso o laterita. Prefiere suelos arcillosos-arenosos, profundos, con buena fertilidad y bien drenados. En la India, los ejemplares más productivos están en arcilla que contiene mucho material grueso y un poco de lodo.

En suelos arenosos aluviales son adecuados y bajo la arena en el humus contribuye a los bajos rendimientos. El árbol necesita un buen drenaje y la capa freática debe ser alrededor de 6 pies (1,8 m) por debajo del nivel del suelo.

Sin embargo, en la Zona del Canal, los bosques productivos del mangostán se han establecido en el que está demasiado húmeda para otra fruta árboles en pantanos que requieren canales de drenaje entre las filas y en situaciones donde las raíces se baña con agua que fluye la mayor parte del año, a pesar de la hecho de que el agua estancada en las camas de vivero va a matar las plantas de semillero. El mangostán debe ser protegido de los vientos fuertes y niebla salina, así como suelo salino o agua. Pero también muere si carece de agua.

La temporada de cosecha depende de las condiciones climáticas y geográficas del planeta. Por ejemplo, a bajas altitudes en Ceilán la fruta madura de mayo a julio, en elevaciones más altas, en julio y agosto o agosto y septiembre.

En tanto, en la India, hay 2 estaciones de fructificación distintas, una en el periodo del monzón (julio-octubre) y otro de abril a junio. Puerto Rico en los árboles de fruta, a pleno sol en julio y agosto, árboles de sombra, en noviembre y diciembre.

El recorte es irregular y el rendimiento varía de un árbol a otro y de una estación a otra. La primera cosecha puede ser de 200 a 300 frutos. El rendimiento promedio de un árbol adulto es de unos 500 frutos. El rendimiento aumenta de manera constante hasta los 30 años de soportar cuando los cultivos de 1.000 a 2.000 frutos se pueden obtener.

La madurez se mide por el desarrollo pleno de color y ligero ablandamiento. Picking puede hacerse cuando los frutos son un poco inmadura, pero deben estar completamente madura (desarrollado) o que no maduran después de la cosecha. Los frutos deben ser cosechados a mano desde escaleras o por medio de un polo de corte y no se permitirá a caer.

Tailandia produjo 67 mil toneladas de mangostán, en 15 mil hectáreas en el año de 1987. En Malasia fueron cosechados 32 mil toneladas de mangostán en el año de 1990. En Australia había 45 hectáreas cultivadas en el año 1990. Brasil produjo 84 toneladas en 2001.

Plagas y enfermedades

Pocas plagas han sido reportadas. Una oruga que se alimenta de sus hojas en la India, tal vez puede ser la misma que ataca a nuevos brotes en las Filipinas y que ha sido identificada como Orgyra-SP. La polilla de la familia mata, Lymantridae. Una pequeña hormiga, Myrnelachista ramulorum, en Puerto Rico, coloniza los árboles, túneles en el tronco y las ramas, y los daños que el nuevo crecimiento. Los ácaros veces desfiguran los frutos con pequeños mordiscos y arañazos. Frutos completamente maduros son atacados por los monos, murciélagos y ratas en Asia.

Un problema fisiológico importante que se llama “goma guta” se evidencia por la exudación de látex sobre la superficie exterior de los frutos y en las ramas durante los períodos de lluvias intensas y continuas. No afecta la calidad comestible.

Para el buen desarrollo del árbol del mangostino debe velarse por los requerimientos fitosanitarios.

Cierto craqueo de la fruta puede producirse debido a la absorción excesiva de humedad. En los frutos agrietados la carne estará hinchada y blanda. Algunos moretones causados por la fuerza de las tormentas pueden ser un factor importante en ambas de estas anormalidades. Las frutas expuestas al sol fuerte, puede también exudar látex. Los mangostanes producidos en Honduras, a menudo tienen cristal-como “piedras” en la carne y que pueden hacer que la fruta no sea comestible por completo.

Como dato curioso agregar que las ramas del mangostán se utilizan como cepillo de dientes en Ghana. La corteza de la fruta contiene de 7 a 14% de taninos, catequinas y colofonia. Se utiliza para el curtido de cuero en China. También produce un tinte negro. La madera de los leños se emplea en algunas regiones del mundo para hacer mango de lanza, en la construcción y ebanistería.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “Mangostino o la fruta de la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share