Maleza también se beneficia del Canal Magistral

En la estrategia de la dirección de la provincia figura la maximización del uso de las aguas del Canal Magistral Paso Bonito-Cruces, preciado reservorio artificial que corre, a través de medio centenar de kilómetros, por cinco municipios y en las proximidades de unas 60 bases productivas.

En la práctica, un sueño de décadas nunca materializado del todo debido fundamentalmente a circunstancias económicas, e indicación reciente de la dirección del país, el incremento del valor de uso ya posee expresiones concretas en Cumanayagua, Palmira y Cruces. La más  reciente se verifica en el polo productivo en desarrollo de Maleza, de este último municipio.

Aledaño al Canal, las aguas de este beneficiarán los cultivos de las 800 hectáreas a plantarse de forma paulatina aquí, en respuesta al llamado de la dirección del país de redoblar la producción alimentaria.

El Canal se encuentra muy cerca del nuevo polo agrícola en desarrollo de Maleza, justo en el sitio donde fue tomada esta foto. /Foto: Juan Carlos Dorado

El Canal se encuentra muy cerca del nuevo polo agrícola en desarrollo de Maleza, justo en el sitio donde fue tomada esta foto. /Foto: Juan Carlos Dorado

Efectivos del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) y fuerzas del asentamiento poblacional de Maleza participan en la primera etapa de dicha tarea, incluyente del desbroce de 150 hectáreas de marabú, en pos de plantarlas con producciones de ciclo corto.

Cada mes debe avanzarse en similar magnitud, con la meta postrera de arribar a las 800 hectáreas que abarca el polo en ciernes.

Las primeras 150 hectáreas que serán sembradas en Maleza acogerán cultivos de yuca, boniato, calabaza y maíz, todo en tierras con más de veinte años sin explotarse y hasta hace muy poco cubiertas de marabú.

Se labora en el proyecto técnico ejecutivo que permita, en la misma medida que aparezcan los recursos financieros (es un proyecto millonario), dar continuidad a la explotación del Canal Magistral. De momento han sido priorizadas las tierras que puedan regarse por gravedad.

Las primeras 150 hectáreas que serán sembradas en Maleza acogerán cultivos de yuca, boniato, calabaza y maíz, todo en tierras con más de veinte años sin explotarse y hasta hace muy poco cubiertas de marabú: ahora buldoceadas, como muestra la gráfica. Así se seguirá, hasta cubrir las 800. /Foto: Juan Carlos Dorado

Las primeras 150 hectáreas que serán sembradas en Maleza acogerán cultivos de yuca, boniato, calabaza y maíz, todo en tierras con más de veinte años sin explotarse y hasta hace muy poco cubiertas de marabú: ahora buldoceadas, como muestra la gráfica. Así se seguirá, hasta cubrir las 800. /Foto: Juan Carlos Dorado

Julio Martínez Molina

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista del diario 5 de Septiembre y crítico audiovisual. Miembro de la UPEC, la UNEAC, la FIPRESCI y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir