Madres cubanas | 5 de Septiembre.
lun. Jul 22nd, 2019

Las grandezas cubanas siempre comienzan con una Madre. Así con mayúscula, porque mayúsculas son las madres cubanas. Mambisas. Que lo son de todos los cubanos desde que Mariana Maceo, como Martí llamó con razón a Mariana Grajales Coello, la madre de los inmensos Maceos, todos sus hijos y esposo y ella.

Pero también después tienen característica tal. Qué es si no la madre de Martí, Leonor. La de todos nuestros mambises hasta el más humilde, porque se los entregaron a la Patria, en sacrificio que no fue estéril sino augusto, porque infunden respeto y veneración. Qué son si no las de todos los mambises posteriores, las de los que se entregaron a la lucha necesaria en la Cuba que no fue libre en 1902, las de los héroes y mártires, y víctimas de quienes se sacrificaron por ellas y todos, por verlas dichosas en su suelo sagrado y hermoso. A partir de entonces todas, hasta hoy, hasta ahora, todas asumieron este arraigo en que vivimos y como arrullo, nunca queja, se han transmitido este valor unas a otras, mientras no solo sus niños, sino también sus niñas, que siempre lo serán, peleamos por mantener azul nuestro cielo, blanco nuestro espíritu, aunque duela tanto el rojo que completa los colores maravillosos de nuestra Bandera. Siempre orbitamos, a cualquier edad, alrededor de un sillón de abuela o de ese rinconcito tibio del hogar donde Ella nos mira y enseña todo lo que sabemos de caricias y sueños por completar.

Por eso este día nos acrecienta el orgullo de cubanos, porque la Obra imperecedera siempre estará atrapada desde la cuna por las Madres cubanas que conmueven y nos hacen empinar. Siempre serán raíz del alma cubana.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles