Los secretos de la buganvilia

Además de engalanar jardines, tapias y paredes, las propiedades medicinales de la buganvilia la hacen de mucha utilidad para ayudar a aliviar las enfermedades respiratorias, aunque también se le reconocen cualidades anticancerígenas, antiinflamatorias y como remedio eficaz en los trastornos hepáticos, entre otros beneficios curativos.

Se trata de un arbusto trepador que se extiende sobre edificios y otros árboles. Su tallo leñoso tiene espinas y las hojas son alargadas. Tiene tres flores rodeadas de brácteas u hojas de colores llamativos, aunque el violeta es el más común. Es originaria de Brasil y vive en climas cálidos, semicálidos, semisecos y templados. Le debe el nombre al apellido de un militar francés que descubrió la planta en el gigante suramericano en el año 1768.

DEL BOTIQUÍN DE LA ABUELA

Según los secretos de la farmacopea popular, la también conocida por buganvilia, Napoleón o veranera, posee efectos que han sido vastamente documentados en revistas científicas. Sirve principalmente en casos de afecciones respiratorias como la tos, asma y bronquitis. Las flores y las brácteas se utilizan para su tratamiento, así como su preparación en la cocina, que se administra por vía oral.

En un estudio realizado por científicos de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autóctona de México, demuestra que la bugambilia, el gordolobo y el chicalote contienen unas sustancias llamadas berberina y gnaphalinas, las cuales ayudan a relajar el músculo liso que cubre la tráquea. Para estos casos, se recomienda tomar té de flores de esa planta caliente tres veces al día durante 72 horas. Luego, debes suspender el tratamiento durante una semana y repetir hasta que te sientas mejor. Esta recomendación se encuentra en la medicina tradicional de varios países, al igual que la indicación de ingerirla en infusión.

Ahora bien, remedios de abuelos la recomiendan para trastornos de la piel.

Sostienen que las propiedades medicinales del arbusto, principalmente las flores, actúan de forma eficaz en enfermedades de la epidermis, de manera particular para contrarrestar el acné, pero también en la eliminación de manchas cutáneas indeseadas, espinillas o exceso de grasa, además de aportarle elasticidad y fuerza a esta parte exterior del cuerpo, incluso su uso se extiende a la desinfección de las heridas, con la eliminación de todo tipo de bacterias y acelerando la cicatrización de la zona lesionada.

De consejos ancestrales nos llega que las propiedades antisépticas y antibacterianas de la buganvilia le permiten limitar la acción a infecciones y afecciones que atacan al aparato respiratorio en general y a la garganta en particular. En tanto, les atribuyen virtudes para combatir las indigestiones y dolores estomacales, al tiempo de aliviar el reflujo y el ardor como el mejor de los antiácidos. En esa misma cuerda, dicen que no solo corta los efectos más indeseables de la diarrea, como la soltura, sino que frena otros síntomas asociados al malestar y mencionan la deshidratación y el dolor de cabeza.

El botiquín de la abuela da cuenta de que la veranera resulta un excelente medicamento natural contra las úlceras estomacales, debido a su capacidad antiinflamatoria. Esa misma propiedad la hace idónea para bajar la intensidad del dolor articular. En estos casos, es mejor aplicar una cataplasma en la parte donde se encuentra la afección.

En cuanto al tratamiento de la hepatitis, agregar que ha sido uno de los últimos descubrimientos y, quizás, de los más celebrados. Está comprobado que la buganvilia ayuda a reducir la inflamación del hígado. Eso sí, siendo una afección grave, conviene consultar antes a un médico. De seguro has oído hablar de la leucorrea, y hasta es posible que hayas padecido de ella. Pues sepa que en la mucosidad genital es habitual, tanto en hombres como mujeres. Y en este caso, la planta en cuestión ayuda a controlar la secreción de mucosas en la zona, además de frenar la infección o afección que puedas estar sufriendo.

Como dato curioso, agregar que no son pocos los pueblos originarios que usan el Napoleón para evitar embarazos. La ciencia ha encontrado (en estudios aplicados en ratones) que efectivamente, la ingesta de la planta afecta el recuento de espermatozoides en los roedores machos. Así, si una pareja quiere disminuir sus posibilidades de embarazo, los hombres son quienes deberán beber del té.

Aunque para estar seguros, es un médico quien puede recomendarte métodos  más eficaces como espermicidas, píldoras anticonceptivas, inyecciones de hormonas o bien, el uso del preservativo, el que de todas formas, es imprescindible por una cuestión de salud sexual más que reproductiva.

ÚTIL RECETA

Puesto que la mayoría de aplicaciones medicinales de la buganvilia se hacen mediante su consumo en forma de té, nunca está de más saber cómo se prepara una infusión paso a paso.

Procede a cortar las flores lo más frescas posible. Siempre van a ser mejores las flores frescas, aunque si las puedes conseguir han de mantenerse en casa en una bolsa de papel y un lugar fresco y seco. Lava bien los pimpollos con agua muy fría para eliminar el polvo y posibles insectos que se encuentren habitando en ellos.

A continuación, pon a hervir agua y echa las flores cuando comience a gorgorear. El tiempo de retirar del fuego lo marca el color del menjunje. Cuando cambie de coloración y sea parecido al de las flores, lo puedes aislar. Deja reposar de diez a quince minutos; luego cuela la mezcla para depurar los posibles restos que queden y a la hora de servirlo, asegúrate que esté muy caliente. Si quieres darle sabor, añade miel o gotas de endulzante, pero intenta evitar el azúcar.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir