“Los pescadores somos los ojos del mar” | 5 de Septiembre.
vie. Ago 23rd, 2019

“Los pescadores somos los ojos del mar”

Cuando aquella mañana los cuatro tripulantes de la embarcación Yasbel partieron rumbo a sus actividades de pesca, jamás imaginaron los acontecimientos que vivirían en la jornada, ni la gran responsabilidad que en plena mar deberían asumir.

Encontrar en la misma salida tres pacas de droga no suele ser un suceso frecuente, pero sí distinguió el quehacer de esta tripulación cienfueguera, sobresaliente además por la agilidad de su comunicación con las autoridades de Tropas Guardafronteras (TGF) y la honradez con que custodiaron la letal carga.

Los tres bultos fueron detectados mar adentro, adonde estos pescadores pueden llegar porque –aunque son particulares- tienen convenio con el Estado para entregar lo que pescan, asegura Carlos Rafael Montalván Casales, capitán de la embarcación, quien no ve gran hazaña en lo hecho por él y sus compañeros, pues lo considera un deber.

“Tengo hijos y no me gustaría verlos inmersos en el consumo de drogas y por lo mismo tampoco quisiera que otros padres se vieran en esos problemas. Además, los pescadores somos los ojos del mar, lo vemos todo y queremos ayudar a hacer ese trabajo. Mientras yo esté en un barco, no sólo la droga, sino cualquier cosa que atente contra la vida de las personas, tendrá su enfrentamiento merecido.”

Para Jan Cruz González, otro de los tripulantes, se trata de algo insólito, pues hay “quien se ha pasado treinta años pescando en barco y nunca se ha encontrado nada.” Además, reconoce haberse sentido nervioso, pero confiado de que actuaban de la manera correcta.

“Los compañeros de TGF nos dan información y nos preparan sobre cómo actuar. Es importante no manipular  la droga más de lo estrictamente necesario, mantenerla protegida dentro del barco y llamar rápido para informar lo sucedido.”

De manera similar a sus compañeros comenta que “ni loco” desea que la droga entre en Cuba. Al decirlo evoca a su hija de trece años, en plena entrada a la adolescencia y –convencido- afirma estar seguro de que la actitud asumida por ellos es la misma que mantendrían otros practicantes de la pesca deportiva en el territorio.

Lo cierto es que este equipo de pescadores, integrado también por Vladimir Marín Ramírez y Yirobys Toledo Álvarez vivió un acontecimiento singular al topar en un mar tan grande con 77 kilogramos de mariguana.

Según refieren autoridades de TGF, en aguas del litoral cienfueguero resultan bastante raros dichos recalos, derivados de operaciones fallidas de narcotráfico internacional.

De 2009 data el último encontrado y al 2003 se remonta su antecesor, justo cuando se desarrollaba en todo el país la Operación Coraza Popular, una ofensiva contra el flagelo de droga.

Ahora, los pescadores de la embarcación Yasbel no se vanaglorian de su múltiple hallazgo, con su actitud solo atestiguan que también forman parte de ese escudo de pueblo que en tierra o mar continúa vigilante.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles