Los Jassa y su “manantial de corazones”

Entre los lugareños del Consejo Popular Arriete-Ciego Montero no hay más que mencionar el proyecto campesino Anaya para “picar” el sentido de pertenencia y algunas elogiosas exclamaciones. “¡Ah, esos son nuestros Jassa, los de la finca Las Margaritas”, expresan con orgullo pueblerino, al tiempo de extender el índice hacia lontananza, donde convive la mayoría de tan distinguido linaje.

La tierra de los famosos baños medicinales, del agua natural mineral embotellada y las canteras de piedra azul, es prolífera en proyectos culturales comunitarios. Tal vez el rasero común de todos ellos lo es el cuidado del medio ambiente y la promoción por preservar las riquezas naturales del entorno.

El proyecto Anaya, manantial de corazones, se suma también a tan noble empeño. Los Jassa fuimos los promotores de la iniciativa y luego se han ido sumando otros vecinos de la localidad. Hasta la fecha son más de cincuenta los integrantes”, explica Mabely Josefa Jassa Cabrera, líder de este.

Cuenta la también representante de la brigada FMC-Anap* Mariana Grajales, de la Cooperativa de Créditos y Servicios Mártires de Bolivia, que si bien las artes manuales, fundamentalmente la artesanía, constituyen la esencia de las labores creativas, también se dedican al cultivo de la tierra y la producción ganadera.

“Las tradiciones familiares han sido el principal basamento para la conformación y desarrollo de “Anaya, manantial de corazones”. De nuestros padres y abuelos heredamos las habilidades y costumbres, y ahora toca a la generación actual enseñar y motivar a los más jóvenes para continuar con el legado”, comenta Josefa.

Justo en el encuentro provincial por el Día Internacional de la Mujer Rural, cuya sede mereció la “Mártires de Bolivia”, estuvo una muestra expositiva de objetos artesanales, entre ellos juguetes, medios de enseñanza y piezas textiles confeccionados con recorterías de tela y papel maché, a partir del reciclaje de materiales supuestamente desechables. No faltaron tampoco deliciosos dulces caseros y algunos productos del agro.

Las tradiciones familiares han sido el principal basamento para la conformación del proyecto “Anaya, manantial de corazones”, sostiene Mabely Josefa Jassa Cabrera. /Fotos: Armando Sáez

“‘Manantial de corazones’, precisa su coordinadora, destina parte de las creaciones a centros educacionales, en el caso de los medios de enseñanza, así como juguetes y otras confecciones al hogar de niños sin amparo filial, el Pediátrico y círculos infantiles. En cuanto a la rama agropecuaria contamos con un rebaño de cabras, cuya leche va al consumo de niños intolerantes a la lactosa; en tanto, la de vaca la distribuimos entre pacientes enfermos de cáncer y la industria”.

El empoderamiento femenino ha sido una de las principales conquistas emanadas del propio proyecto. “Hubo que romper cánones establecidos por años en los que prevalecía el machismo. Por suerte se impuso la persuasión y el convencimiento, y hoy lo mismo mi esposo Eugenio está en la cocina, que yo ordeñando una chiva”, afirma Josefa con aire triunfal.

El currículum del “Anaya” es amplio. Han expuesto en diferentes eventos, tanto locales como provincial y nacional. Son uno de los asiduos participantes en el prestigioso Festival del agua, desarrollado anualmente aquí mismo, en el cual se han agenciado uno que otro premio, al igual que en otros certámenes culturales a nivel de país.

“¿Espacio para crear? La inspiración puede más que el poco tiempo disponible. Todo es cuestión de planificar bien los ratos libres y siempre queda la satisfacción de lo útil de nuestra labor, recompensada, además, por el reconocimiento social”, concluye Mabely Josefa.

*Federación de Mujeres Cubanas- Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Lea material relacionado al trabajo comunitario || Basulto: mixtura de color, luz, fantasía y exaltación de los sentidos
Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

3 Comentarios en “Los Jassa y su “manantial de corazones”

  • Avatar
    el 24 noviembre, 2020 a las 6:52 pm
    Permalink

    Gracias, Ileana, por su gentileza

    Respuesta
  • Avatar
    el 24 noviembre, 2020 a las 1:14 pm
    Permalink

    Cuanta alegría se siente al poder contar con un Proyecto Comunitario tan noble y auténtico, también con haberlo visto nacer y crecer. En Ciego Montero, es un hecho que la cultura está en buenas manos.
    ¡Felicidades a todos los integrantes de este Proyecto!
    Ciego Montero Sorprende…

    Respuesta
  • Avatar
    el 24 noviembre, 2020 a las 12:58 pm
    Permalink

    Es un privilegio ser hijo de Ciego Montero, me alegra cada uno de sus triunfos, y a usted periodista: Armando Sáez Chávez, lo admiro por la dulzura, por el lenguaje sencillo, por la verdad y la belleza, traducida en texto, de la familia Jassa, con énfasis en Mabelys

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir