Los inmontables ciclos amarillos

19
1220
Foto: Igorra.

De un tiempo a esta parte, desde que se anunciara la presencia de los ciclos amarillos en la vía, tengo el propósito de “pescar” uno, pero me he quedado en el intento; me pasan por el lado, se detienen frente a mí y no logro montarlos, no van nunca para donde preciso; y sin embargo, los veo de aquí para allá y de allá para acá. Igual le sucede a muchos de nuestros lectores, quienes me transmiten la preocupación, porque este oficio es como el del médico o el babalawo, la gente se acerca a “consultarte” en la cola del pan, del gas, y antes, también lo hacían en la del Agro.

Al principio escuchaba comentarios como “eso no da negocio, los precios son muy bajos”, “no se puede ‘inventar’ porque te dan una tarjeta de combustible a consumir según los precios del Cupet”; y otros más positivos, que por supuesto y descontado, vienen de la gente común: “qué bueno, mejorará el transporte” o “eso es lo que hace falta, darle oportunidades a la gente”. Pero al parecer, hay una parte del asunto de marras que no está funcionando bien.

Respuestas como las de: “no voy para allá”, “estoy alquilado” o “son diez pesos” no deberían estar contenidas en el propósito original de esta nueva variante del transporte público urbano. Por supuesto, esos comentarios no son míos, si así fueran, vendrían acompañados de las chapas o numeraciones de los ciclos, para que sus operadores se fueran a montar chivichanas y no permitirles especular con lo que no es de ellos ni se puso en sus manos para explotar a los coterráneos.

¿Y dónde están los inspectores? Digo yo, quienes se supone velen porque se cumpla lo establecido, que aunque suene a cliché, debería ser el modo de controlar y supervisar. Y es tan nueva esta opción de mejorar una de las más acuciantes problemáticas del cubano de a pie, sí, de ese que no tiene transporte propio ni dinero para tomar un taxi, que resulta demasiado prematuro estar tomando ya un rumbo errado.

¡Ay, el cubano!, el tipo bárbaro, que antes era solidario, y ahora quiere inventar con lo ya inventado y que es capaz de cobrarle el doble a un anciano que, vacía literalmente sus bolsillos frente al cobrador. ¿Por qué siempre quiere el cubano cambiar las concepciones y hasta las acepciones del diccionario?

Pero eso pasa por no controlar, y vaya usted a saber de qué métodos se valen para evadir los procedimientos, esos que deberían cambiar a la par de la vida, que deben seguir la dialéctica, digo yo, y salir de ese esquema que nos tiene atrapados en el burocratismo de los años 80.

Yo tengo una sugerencia (vaya usted a saber y si alguien me escucha desde esta página): deberían encargarle la tarea del transporte a quien dirige esa actividad en la Refinería de Petróleo, y permite que sus ómnibus de transporte obrero paren y recojan personal en las paradas, las guaguas estén limpias y hasta sus conductores sean amables, porque sí, lo son, y como no está de moda serlo, pues asombran. O quizá podrían ofrecer un curso o una acción de capacitación y socializar sobre cómo lo logran.

Pero volvamos a los ciclos amarillos, esos cuyo arribo a la ciudad hace un tiempo, bastante breve por cierto, llenaron de expectativa a los candidatos a pasajeros y cifraron en ellos la esperanza de llegar temprano al trabajo, a la terminal de ómnibus, a un punto de amarillos, a un turno médico, o hasta colmaron de sueños a un cirujano, de no llegar con olor a caballo y restos de sus heces en la bata sanitaria al Hospital.

Sería muy provechoso repasar y publicar los itinerarios, la ubicación de las piqueras y hasta la responsabilidad contractual a los contratados, para no permitir que una experiencia linda y popular, que en sus inicios trajo alegría, vaya a parar al saco sin fondo de las ilegalidades; digo yo, quizá esté equivocada, pero ¿qué dicen los lectores?

19 Comentarios

  1. Muy buen artículo.
    Me identifico con los compañeros que hacen referencia a los problemas de transporte en el barrio de Caunao o Caonao, habría que ponerse de acuerdo desde la oficialidad.
    Lo que se narra sobre el transporte ppara este barrio es poco , no se cree hasta que no se vive en él y a diario se vive la experiencia.
    – Las guagas son las más pequeñas y las más caras.
    – No hay servicio de rutero.
    – Ninguna guaga llega al Hospital, cuando antes era la única ruta que hasta allí llegaba.
    Las motonetas particulares de ida te cobran 10. 00 pesos y de regreso 5.00 pesos. ¿Por qué no ponerse de acuerdo y cobrar todo a 5.00 pesos y nadie pierde como bien plantea un lector?
    – La Avenida 64 desde la entrada de la Región Militar es un desastre… llena de huecos y nadie se digna a arreglarlos… frente al acueducto rompieron la calle hace unos 3 años para instalar un hipoclorador y ahora NO funciona el hipoclorador y hay una trinchera por toda esa avenida casi intransitable. Ya la calle de millón está completamente llena de baches y qué decir de la Calle Alegría… y lo peor es que a nadie le interesa Caunao… en todas las asambleas de rendición de cuentas del delegado a sus electores se toman esos temas y nada se resuelve… ya ni las alcantarillas (de comunales) funcionan y cuando llueve parece que va un río crecido a plena calle… y A NADIE le IMPORTA… ese es el criterio de todos allí….
    Por favor los periodistas del 5 hagan algo por nosotros…. aquí en Caunao vivimos personas revolucionarios y comprometidas con el proceso revolucionario y nadie nos tiene en cuenta….
    un fuerte abrazo.

  2. saludos:
    también soy de ca(o)unao y cierto que hasta para nosotros es difícil alcanzar una motoneta amarilla (así le dicen en santa clara). casi todas llegan hasta la circunvalación o tienen ruta desconocida. se hace un problema la transportación, no solo por este medio, por cualquiera. las guaguas son las más pequeñas, para una población muy grande, pues no solo es este reparto: es buena vista, primera de tulipán, esperanza y la josefa. entonces los coches ya no pueden pasar de la circunvalación hacia allá, medida que es entendible, pero que nos afecta, pues casi nunca hay ninguno de ahí en adelante; las motonetas particulares son un literal abuso, que si bien es cierto que no es obligatorio optar por ellas, tampoco es para que sea tan descaradamente alto el precio; además de la falta de profesionalidad con la que algunos asumen su tarea. llegan, parquean, a esperas de que alguien los alquile, claro, no tienen competencia. creo que reduciéndolo a 5 pesos, ganamos todos y nadie pierde, porque serán más los pasajeros. el transporte sigue siendo un problema y vivir allá, no tan far far away, es un dilema que nos da dolor de cabeza; sin adentrarnos mucho en el problema de las calles, porque esa carretera de caunao, después de la calle del millón, y un poco antes también, no le cabe un bache más. gracias por el artículo y que se haya tocado un tema para algunos sensible.

    • Caunao -porque es con U, según el dicionario geográfico y una investigación que hicimos y publicamos en el Periódico hace ya unos años, y de ello puede dar fe el Dr. José Ramón Gómez Cobelo, geógrafo y miembro de la citada comisión- precisa atención, deberían los decisores volver su mirada a ese barrio, lleno de historia y poblado por gente que merece más atención, alertaré a los directivos del Periódico para futuros trabajos, gracias por comentar y leernos, y por acercarse al 5

  3. Querida Magalys… excelente artículo.
    Soy del barrio de Caonao, uno de los más antiguos de la ciudad y que en estos momentos está peor atendido… qué decir del transporte… los ciclos amarillos también están perdidos de allá de ese heroico y revolucionario pueblo y los que llegan cuestan más caro que los propios particulares por solo vivir a 8 km del Parque Villuendas… si a solo 8 km del Villuendas… ninguna de las medidas que se dictan favorecen a los pobladores de Caonao… para llegar allá hay que pagar 0.40 centavos en una repleta ruta 207 cuando la mayoría de las rutas urbanas cobran 0.20 centavos… las guaguas que viajan hasta allá son las peores técnicamente, con el paso visible de los años y la despreocupación de la empresa de los mantenimientos a tiempo… NO tenemos ruteros, los coches de caballos no quieren llegar a Caonao porque está prohibido el paso por la circunvalación, para hacerlo deben entrar por una calle en pésimas condiciones (Callejón de andulce), las guagas que salen de la terminal en su gran mayoría NO pasan por Caonao, pues lo hacen por el desvío de Caonao Sur… y cobran 2:00 pesos… nada es un viacrusis vivir en Caonao y tratar de entrar o salir de alli…
    Por favor, en nombre de los pobladores de este barrio cienfueguero te pedimos hagas un reporte periodístico sobre cómo está Caonao en sentido general y particularmente con el Transporte y sus precios… Nosotros nos preguntamos: ¿Es que las autoridades creen que los que vivimos en Caonao somos ricos, porque Punta gorda si que tiene dinero y los precios del transporte son mucho menores? ¿Es que Caonao dejó de ser importante? Recuerdo las palabras de Raúl cuando reafirmó que nuestra Revolución es de los humildes, por los humildes y para los humildes….
    Por favor Magalys interésate por nosotros.
    A nombre del revolucionario pueblo de Caonao.

    • Gracias por la confianza estimado Juan, esta inquietud, que es harto conocida por TODOS, la leerán acá los directivos del Periódico, yo, con muchísimo gusto lo haría. Recuerdo que éramos compañeros de clases en una maestría sobre Antropología Sociocultural, Liam y yo, que en aquel entonces era el delegado de Caunao, y siempre reclamaba por su pueblo, en cada encuentro, en los recesos. Claro que Caunao es importante, la historia de Cienfuegos no podría contarse sin mencionar a ese barrio, poblado por gente buena, noble y humilde, estaremos en contacto, gracias por leernos y comentar

  4. Seguimos con los problemas de supervision y control, es una pena que nada en nuestra provincia sea sostenible en el tiempo, todo lo que nos puede dar alegria se nos viene abajo en pocos dias, los ciclos amarillos, la violacion de los precios topados, el empeoramiento de la higiene de la ciudad, el transporte urbano y sus miles de sin sabores a pesar de las nuevas guaguas diana, acueducto acabando con las calles de cienfuegos, en fin se podria seguir dando argumentos pero todo. Nada, que los oportunistas siguen ganando en las calles de la ciudad de cienfuegos.

    • Le estamos entregando la ciudad a quienes no la quieren sino con la desidia y el desamor, pero no podemos cansarnos, no nos ganarán, gracias por leernos y comentar

  5. Al que velan no escapa ahora que muchos tenemos celulares con sus camaras podemos sacar fotos sobre sus actuaciones pero despues de una buena y fotogenica investigacion no le hagan la denuncia a transporte o la entidad a que pertenezcan usen la prensa que asi nadie puede ocultar nada cuando esta salga referente al caso y los jefes tendran que dar una respuesta que no puedan ocultar, es posible y casi seguro que lo utilizan en paladares y casa de alquiler que tienen dinero para poderlo alquilar por dias

  6. Bueno, hay que cogerlos entonces cuando vamos para Caunao desde el Villuendas.
    Los que pasan por el Prado son zeppelines y como los cocheros, cuando van alquilados, ni te miran a la cara.

  7. Bueno mi opinión es bien clara el transporte público en Cienfuegos, se ha convertido en antro de corrupción, y lo digo con base, un taxi de Cienfuegos a Santa Clara, en cuc, $50, me lo querían cobrar a mí, a Rancho Luna $25 CUC, y después el vuelto me lo daban en moneda nacional. El problema es que sí se debe dar oportunidad, pero después se convierten en oportunistas, corruptos, para qué hablar de inspectores ni de responsabilidad, si todos beben el mismo vino, ya el descontrol se fue de las manos, y lo único que puede hacer el pueblo es quejarse, nadie presta atención.

    • El pueblo puede hacer mucho, quejarse y no permitirle a esos choferes que nos esquilmen, si lo hacemos sería cejar. Una de las lectoras que alentó este comentario contó la anécdota de cómo el conductor de un ciclo amarillo les pidió 5 pesos por apenas unas cuadras y TODOS los pasajeron dijeron NO, “son tres pesos y eso es lo que te vmos a pagar, si quieres nos puedes llevar a la policía”, y no pudo salirse con la suya. Cada vehículo tiene una chapa, formas de identificación… Gracias por leernos y comentar

  8. Hola. Besos y abrazos de Richard desde la Habana. Pues así mismo es y estoy 305.98% de acuerdo contigo con lo que planteas. Te acuerdas de las carretillas volquetas(para 1 tonelada) que se utilizaban(o se utilizan en la construccion)que echaban mas humo por el escape que mi difunta madre cuando fumaba?. Como les apodamos? La venganza chinaaaa!!!!. Los triciclos son tambien de esa procedencia, se de buena tinta que son generosos consumidores de combustible. Por eso no da la cuenta. La Empresa de Transporte tampoco se presta para el control de estos equipos, su circulacion, correcta explotacion. “Son ingresos menores”, se pudiera pensar. Son particulares? Y por último, no se hizo una correcta captación y selección de los arrendatarios por dicha empresa. CERO en conducta de la administración de los recursos humanos. Tal parece que los arrendadores y arrendatarios se hayan puesto de acuerdo a escondidas y sean de otro lugar no cubanos,…, tambien de Chinaaa!!

    • Se trata de un primer acercamiento al tema, ahora que en Cienfuegos todavía está “fresca” la idea, que no se concrtetó, quizá con este trabajo se tomen cartas en el asunto y si no, iremos por la segunda parte y la tercera… gracias por leernos y comentar,
      la Autora

  9. estoy completamente de acuerdo con el escrito, yo soy trabajadora y nunca he podido montar en los ciclos amarillos, pasan por las paradas que estan llenas de personas que se dirigen a su casa despues de una larga jornada de trabajo y solamente llevan en el ciclo una persona y están vacios y no son capaces de sensibilizarse con los seres humanos que hay allí, en espera de un transporte para moverse para su casa. No están resolviendo ningún problema a la población, al contrario se están beneficiando ellos mismos con el valor monetario adquirido.

    • es que este tipo de modelo de transporte esta en otras provincias y ni si quiera vamos a ver cómo funciona en otro lugar, ejemplo fui a Camaguey y todos tienes sus piqueras y el precio del pasaje lo tiene rotulado en la parte trasera de los ciclos por que aqui no se hace lo mismo. el vehiculo será arrendado pero lo compró el estado… Estamos abriendo una nueva puerta a la ilegalidad

Dejar respuesta