Los golpes bajos del bloqueo en empresas de Cienfuegos

Una y otra vez la feroz política del asedio nos golpea. Una y otra vez pretenden “sacarnos del juego”, “tirarnos a la lona” y dejarnos desfallecidos, sin respirar apenas. 

Muy dura ha sido la arremetida del imperio en los últimos tiempos. Así lo refiere el Informe elaborado al respecto: “Desde abril de 2019 hasta marzo de 2020, el bloqueo ha causado pérdidas a Cuba en el orden de los 5 mil 570.3 millones de dólares (…)”.

Significa el documento: “Por primera vez, el monto total de las afectaciones ocasionadas por esta política en un año rebasa la barrera de los cinco mil millones de dólares (…)”.

Abarcador es el espectro de influencia del nefasto comportamiento genocida; pero me detengo en el sector del transporte, el cual “(…) ha sufrido daños en el orden de 312 millones 27 mil 430 dólares. Las regulaciones del bloqueo, en particular las medidas adoptadas en 2019 por el gobierno estadounidense para impedir los suministros de combustible a Cuba, tuvieron un impacto devastador en esta esfera”.

HUELLAS EN CIENFUEGOS

La Unidad Empresarial de Base (UEB) Servicios Marítimos de Cienfuegos perteneciente a la Empresa de Navegación Caribe, se ha visto impactada por los embates del cerco económico, financiero y comercial. Duniesky Gutiérrez Sánchez, director, lo confirma: “Debido a leyes extraterritoriales, los buques que tocan puertos cubanos pueden ser, y de hecho han sido, penalizados, y ello incide negativamente en nuestra labor, porque la principal misión es la prestación de servicios marítimos, de acompañamiento de entradas y salidas, atraques y desatraques, fondeo, bunker a embarcaciones que entren a la bahía de Jagua. Al estar restringidos, son menos barcos, menos operaciones y prestaciones, lo cual repercute en la salud financiera de la UEB y de la Empresa”.

La prohibición de entrada de cruceros a Cuba y Cienfuegos es una huella visible del bloqueo. Foto: / Internet

A lo anterior se une el hecho de que la UEB de Servicios Marítimos realiza en la actual etapa, entre 50 y 60 maniobras portuarias cada mes y en otros momentos eran muchas más.  Tampoco entran cruceros y ello limita servicios como el abasto de agua y el saneamiento a otras naves, acciones generadoras de importantes ingresos.

En la UEB Astilleros, Asticar Cienfuegos es visible la negativa consecuencia del cerco económico y financiero del gobierno estadounidense contra nuestro país.

“(…) Cuando compramos, el costo es grande y por tanto, aumentan los gastos, lo cual se refleja en las tarifas a cobrar a los clientes por el alto valor de los recursos materiales”, asegura el ingeniero José Miguel Silveira García, director.

El jefe de aseguramiento de Asticar, ingeniero José E. Vázquez, reconoce la obsolescencia de la tecnología y además: “es prácticamente imposible adquirir insumos como las planchas, los aceros, electrodos, compresores para pintar y las pulidoras, que prácticamente no existen en el mercado nacional”.

Son solo dos ejemplos. La política hostil del gobierno yanqui en la Cuba de hoy deja huellas; sin embargo, a puro sacrificio y con la inteligencia colectiva, continuamos la pelea contra los golpes bajos del bloqueo.

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir