Los filtros se suman a las ofertas de las tiendas
sáb. Dic 14th, 2019

Los filtros se suman a las ofertas de las tiendas

La semana anterior varias de dichas unidades vendieron un nivel apreciable de filtros asiáticos de la marca Korea King, a 28.75 CUC, con algunos aditamentos de repuesto./Foto: Ildefonso Igorra López

La semana anterior varias de dichas unidades vendieron un nivel apreciable de filtros asiáticos de la marca Korea King, a 28.75 CUC, con algunos aditamentos de repuesto./Foto: Ildefonso Igorra López

Tanto en los comentarios Los “aretes” que le faltan a los filtros (Zulariam Pérez Martí, marzo de 2019) como en Ofertas (Julio Martínez Molina, agosto de 2019), este periódico sugería a las corporaciones o entidades encargadas del suministro al sistema de tiendas recaudadoras de divisas en Cienfuegos la adquisición y ventas de filtros de agua potable.

Pues bien, la semana anterior varias de dichas unidades vendieron un nivel apreciable de filtros asiáticos de la marca Korea King, a 28.75 CUC, con algunos aditamentos de repuesto, los cuales podían comprarse por separado.

Por supuesto, pese a la cantidad puesta en circulación, la demanda es tan elevada que, raudos, se agotaron en la propia primera jornada del expendio.

Era imposible que ello no sucediera, pues al enterarse –tras correr la voz de la presencia del anhelado artículo entre los cienfuegueros–, miles de personas abarrotaron las tiendas para hacerse de uno, puesto que un filtro de agua potable hoy día en esta ciudad muchísimo menos que en un lujo pasó a convertirse en una necesidad impostergable, a partir del empeoramiento de la calidad del líquido desde el año anterior.

Se han emprendo ingentes e indudables esfuerzos técnicos para revertir la situación, de lo cual hemos dado fe tanto en este periódico como en medios nacionales -incluido quien firma en el diario Granma-, pero hasta el momento de escribir la actual columna las aguas siguen bajando turbias, como en la película argentina de Hugo del Carril.

Inventor por antonomasia que es el cubano, los habitantes de la ciudad han debido apelar a la fabricación de singulares filtros caseros, consistentes en porrones de agua mineral Ciego Montero de 5 litros al que le vierten, en “pepinos” de litro y medio con sus respectivos algodones en el medio, el agua hasta que esta pierde la coloración oscura tras dos o tres pases, según el día.

Desde esta columna felicitamos, por segunda ocasión en menos de un mes (todo un récord para el espacio periodístico y para el frente alabado) al sistema de tiendas recaudadoras de divisas por poner en manos de la población los añorados filtros y sus piezas: tan importantes como aquellos.

Por supuesto, los directivos de tales estructuras precisan continuar gestionando su venta en el territorio, pues a todas luces el nivel circulado no satisfizo los amplios requerimientos poblacionales de muchos clientes que, pese a hacer sus largas colas, no pudieron adquirirlo.

Fue tanto el interés que, con la agilidad con la cual solo ellos saben desenfundar en el oeste, los expertos en la tarea, nuevos en la plaza o históricos, que infectan nuestro bulevar enseguida pusieron en venta el turno de la cola  a 5 CUC. Y, claro está, también se hicieron de piezas que ahora revenden al triple de su valor, porque como hemos escrito en este espacio en innumerables ocasiones el concepto de ganancia de algunas personas en Cuba superó con creces al del capitalismo salvaje.

Pero, como sostuvimos en la anterior columna titulada Ofertas, el punto del texto no es esto último, sino encomiar la gestión para que el pueblo dispusiera de filtros.

En continuidad al referido comentario, ha de ponderarse, ya en otro orden de cosas, que la presencia de ofertas en dichas tiendas ha continuado estable, ya mucho más allá de la primera quincena de agosto que paneaban dichos apuntes.

A inicios de septiembre, camino ya de los 45 días de introducirse el incremento salarial en el sector presupuestado, los productos estrellas de alta demanda popular siguen en los anaqueles y, algo también muy significativo, a los mismos precios, como lo estipuló la dirección del país.

Si poseyeran un mínimo de honestidad o ética, ahora tendrían que retractarse los medios de Miami, los cuales cacareaban que el Estado (y no los privados, como en realidad fue) era quien había encarecido los gravámenes de los productos luego del incremento salarial, y que todos estos iban a desaparecer de las tiendas en pocos días.

Se equivocaron, una vez más. Pese a que cada día nos torpedean más cualquier paso de avance desde la Casa Blanca, el país ha hecho un esfuerzo extraordinario, y la oferta permanece. No falta el pollo, el aceite y la leche en polvo; como tampoco muchas otras líneas. Y, ahora, franca alegría local que cae para rematar, llegaron los esperados filtros. Ojalá sigan vendiéndolos.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “Los filtros se suman a las ofertas de las tiendas

  1. Bueno los filtros los pueden comprar todos aquelllos que de una forma u otra tienen cuc y porque no traen para venderle a la poblacion a pagar a plazos como hicieron con los refrigeradores etc pues aqui se lee para beneficio del pueblo no no es asi para los que tienen cuc , casas de alquileres , paladares y cuantos negocios sucios hay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share