Los fallos del jurado

1
971

Los premios Calendario de la Asociación Hermanos Saíz pueden funcionar como la catapulta de muchos escritores jóvenes para insertarse en los catálogos de otras publicaciones. El galardón es una suerte de faro para avizorar el talento joven aunque, como en todo concurso, no siempre el resultado es el más provechoso para los lectores; a veces los jurados “fallan”.

Dentro de La Boca del Lobo, de Dennis Mourdoch Morán, resultó premio Calendario en 2014. La historia que narra no resulta demasiado complicada para un lector promedio: un amor fallido, androides, inteligencia artificial y pandillas carcelarias; no mucho más aparece disfrazado tras las pocas páginas de este libro de ciencia ficción.

Mourdoch hila un mundo ciberpunk donde la alta tecnología y la marginación deambulan y esparcen sus sombras. Inmersos en ese casi distópico escenario, aparecen Alex Cruz, protagónico del libro y Kima, la mujer e hilo conductor de todas las problemáticas narradas por Mourdoch.

La Boca del Lobo, la cárcel, será espacio de convergencia de todas las tramas y se revelará como un personaje más en la manipulación de las relaciones de sumisión y poder entre los hombres.

Cruz es un capo en decadencia, asediado por la insubordinación de su segundo y su obsesión por la que antes fuese su mujer trazará los destinos de la historia. Una especie de erotismo parece aderezar los inicios e incluso se alude a relaciones homosexuales con el objetivo de ambientar el contexto carcelario, aunque tales referencias solo constituyen meros apuntes del autor.

La llegada de los nuevos reclusos ejercerá un cambio dentro de La Boca del Lobo. Entre ellos desfila El Jabao, otro de los entes principales en la narración. Su intranscendencia desaparece cuando Cruz descubre su relación con una Kima diferente en apariencia, pero perceptible para los ojos enamorados de Cruz.

Dentro de La Boca del Lobo, de Dennis Mourdoch Morán, resultó premio Calendario en 2014. La historia que narran las pocas páginas de este libro de ciencia ficción no resulta demasiado complicada para un lector promedio.
Dentro de La Boca del Lobo, de Dennis Mourdoch Morán, resultó premio Calendario en 2014. La historia que narran las pocas páginas de este libro de ciencia ficción no resulta demasiado complicada para un lector promedio.

En La Boca…conviven varias pandillas: Los Focos, Los Carnívoros, Los Perros, los Mecas… grupúsculos enzarzados y poco significativos, como elementos dentro de la trama, y cuyo único fin es armar broncas para advertir al lector del carácter marginal y “sangriento” de esta penitenciaria.

El principio dramático de Chejov que postula que todo elemento en la narración debe ser necesario, es un punto que pasa desapercibido en esta obra, porque se hace innecesario y desenfadado mencionar a Salinger con El Guardián en el centeno solo para guardar entre sus páginas una fotografía de Kima, que luego le servirá a Alex para masturbarse. Cualquier otro libro podría servir para ello y no uno que, según arguyen, ha sido la biblia de psicópatas famosos y podría acarrear disímiles interpretaciones. En ocasiones los pequeños detalles, en determinados contextos, crean significados que verdaderamente nunca existieron para el autor.

La dependencia de la tecnología es una de las características que mejor describen al Jabao, quien antes del encierro era un obrero del ciberespacio que tuvo la pésima idea de enamorarse de Kima y cambiar, después de mucho esfuerzo, su apariencia física para seducirla. Mientras el Jabao cuenta sus interioridades Cruz las experimenta a través de un dermo conectado a su nuca.

Las líneas discursivas del texto resultan un elemento discordante, que atenta contra la integridad de la novela, porque los personajes no poseen discursos identitarios que nos permitan dilucidar quién está narrando cada capítulo; solo referencias tales como las acotaciones a los diálogos y el devenir de los acontecimientos nos sitúan.

La ficción tiende al empleo de rasgos, matices, emociones y elementos conocidos por el autor que los escribe. La alusión constante a la serie y manga Naruto bien pudiera dilucidar las preferencias del escritor. Solo una inventiva débil puede valerse de la moneda, los ninjas, y las técnicas de la tan conocida serie animada. La contraportada alega que la imaginación del autor es fértil; pero en el transcurso de la lectura nos topamos con estas referencias que lejos de animarnos, nos dejan la sensación de haber sido engañados.

Ciertas palabras y ambientes nos remiten a tonalidades latinas y caribeñas dentro del texto, aunque nunca se especifica localización. Este, tal vez, sea uno de los ingredientes más auténticos de un volumen que puede ser perfectible, a pesar de su apresurada publicación; pero que de momento está entre las lecturas menos originales que he hecho.

1 Comentario

  1. Sería bueno un casting de caricaturistas para el 5Septiembre, pues si bien el libro “Dentro de La Boca del Lobo” tuvo una “apresurada publicación”, creo que la caricatura para este artículo también sufrió de una “apresurada revisión”. En fin…
    Estoy de acuerdo con la periodista: este es otro intento fallido de premiar al género; tal vez ese jurado tenga entre sus preferencias al anime Naruto y quedó deslumbrado ante la inserción allí (en esa distopía), de algunos elementos que pudieran remitir a un Caribe marginado, e incluso una Cuba sumida en cárceles, pandillas, miseria, y violencia. No sé…yo también tengo una fértil imaginación.

Dejar respuesta