Los 40 de la UCf: frutos que cuelgan del árbol de la sabiduría

El genio se hace con un 1 por ciento de talento, y un 99 por ciento de trabajo.  // Albert Einstein

Cuando el sol se levantaba, abría los ojos, se cepillaba los dientes, se vestía con la ropa que había elegido el día anterior y caminaba hasta la parada de la guagua. Desde la ventanilla veía la ciudad en movimiento, tal parecía un juego de ajedrez animado, piezas arriba, piezas abajo. Siempre se acomodaba al horario que debía cumplir, como quien se agarra a una farola ante la acometida de un vendaval.

La Universidad le cambió tanto la vida que cuando este 6 de diciembre celebre sus 40 años de fundada desempolvará el traje gris oscuro y volverá sobre la misma ruta de antaño.

No es él. Son muchos los que guardan la Universidad de Cienfuegos Carlos Rafael Rodríguez (UCf) en un pañuelo repleto de fotos sepias; el beso que luego se convirtió en anillo de bodas; la pared que sostiene el título enmarcado; en las jarras que llevan impresas las risas del grupo…; también en el azul de esta bahía que nos persigue más allá de las fronteras.

Dr. José Pedro Monteagudo Yanes, profesor emérito de la Universidad. /Foto: Karla Colarte
Dr. José Pedro Monteagudo Yanes, profesor emérito de la Universidad. /Foto: Karla Colarte

Cuatro décadas de fundada podría significar una pequeñez al lado de las históricas: Universidad de la Habana, Universidad Central Marta Abreu de Las Villas o la de Oriente, sin embargo, su trabajo sostenido a través del tiempo la cuelan entre las importantes de Cuba, entre las que avanzan en frentes impostergables para nuestra sociedad.

“Dábamos clases por el día y en la tarde-noche veníamos a hacer los huecos para que fundieran las columnas; fuimos armando la maqueta, tanto en lo constructivo como en el plano científico (…) Cada uno de los edificios tiene el sudor de los fundadores y de los que llegaron después, lo anotas así, tiene nuestro sudor que no es poco”, dice emocionado el Dr. José Pedro Monteagudo Yanes, profesor emérito de la Universidad y del grupo que vino desde otras regiones de la Isla a plantar junto a los de aquí la semilla UCf, esa que pronto creció y se convirtió en árbol frondoso.

Hojas y flores

El origen de esta Casa de Altos Estudios fue la creación del Instituto Superior Técnico de Cienfuegos, con la carrera de Mecánica, la cual sería de gran impulso para el desarrollo industrial del territorio en los años 70 y 80 del pasado siglo. No fue hasta 1998 que la Universidad de Cienfuegos recibió el nombre de “Carlos Rafael Rodríguez”, una alegría que todo el pueblo cienfueguero festejó.

Empezó con un puñado de alumnos, una escasa guagua cargada de educadores, unas cuantas bandejas en las mesas del comedor…, empezó con un listado de carreras técnicas, mas el tiempo y el esfuerzo sostenido se encargaron de multiplicar los panes y los peces, y así llegaron otras especialidades asociadas a las Humanidades como Estudios Socioculturales, Derecho, Lengua Inglesa e Historia.

En la actualidad la UCf acoge en sus dos sedes universitarias a más de 7 mil estudiantes en las diversas modalidades de su sistema formativo, cifra sin precedentes en los últimos diez años y que responde en lo fundamental a la amplitud de matrículas en el área técnica y a la apertura de nuevas vías para la superación profesional.

Siete facultades, en las diferentes áreas del conocimiento, abarcan carreras de las Ciencias Pedagógicas, Agrarias, Industrial, Informática, Cultura Física, Mecánica, Humanidades…, algunas de ellas acreditadas de Excelencia, un paso que garantiza credibilidad en los ámbitos académicos internacionales.

Al decir de la Dra.C. Orquídea Urquiola Sánchez, rectora de la UCf, hoy coexisten el curso regular diurno, la modalidad por encuentros, los de ciclo corto, la educación a distancia y los colegios universitarios. “De manera general hay aprobados 38 programas de pregrado, no todos están en activos, pero en su gran mayoría se mantienen funcionando.

Archivo UCf || La Universidad y las alianzas estratégicas

“Además contamos con siete centros universitarios municipales que, aunque preparan a los educandos por encuentros, se han convertido en el eje fundamental del desarrollo de la ciencia y la innovación en esas zonas geográficas”, agregó.

De igual modo, la UCf cuenta con un 86 por ciento de profesores con la categoría científica de Máster o Doctor, algo que se ha venido trabajando desde hace algún tiempo como estrategia institucional y que favorece la calidad del proceso docente-educativo.

Hay aprobados 38 programas de pregrado, no todos están en activos, pero su gran mayoría se mantienen funcionando. /Foto: Karla Colarte
Hay aprobados 38 programas de pregrado, no todos están en activos, pero su gran mayoría se mantienen funcionando. /Foto: Karla Colarte

Cuatros centros de estudios alcanzan relevancia internacional y posicionamiento en la producción científica que se genera en América Latina: Centro de Estudios de Energía y Medio Ambiente (CEEMA), el de Estudios de la Didáctica y la Dirección de la Educación Superior (CEDDES), el de Estudios Socioculturales (CESOC) y el Centro de Estudios para la Transformación Agraria Sostenible (CETAS). Cada uno de ellos vincula a los estudiantes con sus investigaciones y crea espacios para producir ciencia.

“El CEEMA estudió durante años los mil 100 centros mayores consumidores de energía en Cuba, gracias a que la Unión Eléctrica creó además grupos de trabajo en casi todas las provincias. Con los resultados en la mano se diseñaron nuevos modelos de gestión eficiente de la energía en las industrias cubanas y hubo por tal concepto un ahorro de energía casi de 57 mil GB/h, una cifra realmente reveladora en su tiempo (…) Poco después obtuvimos el Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, así como de Innovación Tecnológica”, explicó el Dr. Mario Álvarez Guerra, director del CEEMA.

Un total de 59 proyectos de investigación coordina actualmente la Universidad cienfueguera, enfocados hacia el desarrollo del territorio y con un marcado interés en solucionar problemas de las industrias locales a partir de la innovación.

Archivo UCf || Destacan vínculos entre Oleohidráulica y Universidad

Para ello estableció macroproyectos socioeconómicos con las empresas Oleohidráulica Cienfuegos y la Productora de Glucosa y Derivados del Maíz, donde intervienen las especialidades de Contabilidad, Economía, Mecánica, Estudios Socioculturales, Historia, Idioma, Agronomía, y ya rinden frutos sustanciosos para el desarrollo de la industria local, un interés del gobierno cubano.

Todo no queda en esos lazos de interacción provechosa, sino que el potencial científico universitario también realiza programas de trabajo con la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, la Contraloría, la termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, la Asamblea Provincial del Poder Popular, y otros sectores de la economía.

Al iniciar el presente curso lectivo, el número 40, estaban en la mesa más de 130 convenios internacionales con no menos de 25 países de todos los continentes a excepción de Australia, una cifra que crece a través del tiempo y que se corresponde a los llamados de la dirección del país.

Laboratorios de idiomas complementan la preparación del educando. /Foto: Karla Colarte
Laboratorios de idiomas complementan la preparación del educando. /Foto: Karla Colarte

“La mayor representatividad está en México, Ecuador, España y Estados Unidos (…) Es un interés mutuo entre las Universidades que encierra de manera general intercambio académico y cultural, movilidad estudiantil, proyectos de investigación, becas doctorales, mejoras profesionales y formación de maestrías”, esclareció Urquiola Sánchez.

De las carreras “acreditables”, ya sobrepasan el 60 por ciento de las evaluadas con excelentes notificaciones. Ahora, poco a poco, transitan al plan E y avanzan en la discusión con los organismos empleadores, sin los cuales no es posible establecer las bases de calidad.

Archivo UCf || Nuevo perfil de Estudios socioculturales en la Universidad 

La Facultad de Ciencias Sociales no sólo ha crecido en años, sino en eficacia de las estrategias. Hemos estado en relación directa con el desarrollo local visto desde lo sociocultural. Por otra parte, está el trabajo fértil con las diferentes comunidades, campesinas, pesqueras (…) Las estrategias han ido buscando la cientificidad vinculada a la práctica. No obstante, todavía una buena parte de los aportes son engavetados”, comenta a la prensa la Dra. Lilia Martín Brito, primera jefa de la carrera de Estudios Socioculturales y profesora emérita de la UCf.

A 40 años de fundada, la Universidad de Cienfuegos lleva en el actuar cotidiano las ideas y enseñanzas de aquellos dignos representantes de nuestra historia y cultura, que a través del tiempo han guiado nuestro andar en la formación de los profesionales que el país necesita.

Frutos

Más de 23 mil profesionales han salido de estas aulas, listos para contribuir al desarrollo de la sociedad. Además, se han sumado nuevos desafíos al pensar una Universidad más inclusiva, equitativa, que se inserte no solo en la parte académica y de investigación, sino que participe de los problemas de su entorno y diseñe soluciones.

“He visitado otras universidades y te aseguro que la beca de la UCf es una de las mejores del país. Los baños son privados y se exige mucha limpieza. Los cuartos están habilitados para una buena estancia. A mí me gusta la beca (…) La comida también está mejor que en otros espacios universitarios. Además tenemos otras opciones gastronómicas que tienen muy buena calidad”, explicó Leiknay Pérez Pérez, estudiante de la carrera Gestión Social para el desarrollo de la Cultura, otrora Estudios Socioculturales.

No solo ella tiene esa opinión. Una buena parte de los estudiantes aseguran que la UCf ha cambiado no solo los espacios físicos que estaban deteriorados, sino que la alimentación para los docentes y educandos ha mejorado en los últimos tiempos, algo que todavía subyace como talón de Aquiles de las universidades en Cuba.

La participación estudiantil también ha ganado en plataformas comunicativas. Por ejemplo, la revista Mi Casa UCf, recién estrenada en la red de redes, resulta un medio para divulgar los resultados de las investigaciones y los trabajos de los Fórum, la misma cuenta con amplia popularidad entre los universitarios del centro del país.

Mientras un estudio divulgado por la revista española Comunicar resalta a su homóloga Conrado, de la Universidad de Cienfuegos, como la publicación científica sobre Educación de más ranking en la Isla durante los últimos años.

Archivo UCf || Universidad asciende en ranking nacional y área del Caribe

“Varios factores inciden en estos resultados, entre ellos, la pluralidad de temas investigados, un colectivo de autores que gana reconocimiento en el ámbito mundial y nacional por sus aportes teóricos y prácticos, así como la pertinencia y actualidad de los materiales publicados”, acota Comunicar en su informe.

Sin embargo, los logros de la Facultad de Educación no quedan ahí. Hoy cuenta con 22 Doctores en Ciencias Pedagógicas, quienes organizan y dirigen la ciencia desde el Consejo Científico y a partir de las líneas de investigación de la Universidad, como expresión ordenada de la actividad investigativa, que se articula, a su vez, en proyectos, y grupos donde participan profesores y estudiantes para la solución de problemas en el campo científico-técnico y de la innovación.

El deporte sigue latiendo en las tardes de la Universidad, por aquí o por allá se encuentran jóvenes disfrutando de un juego de baloncesto o fútbol. /Foto: Karla Colarte
El deporte sigue latiendo en las tardes de la Universidad, por aquí o por allá se encuentran jóvenes disfrutando de un juego de baloncesto o fútbol. /Foto: Karla Colarte

Uno de los mayores éxitos de nuestra facultad es haber obtenido este año la acreditación de la carrera Pedagogía Psicología con la categoría de Excelencia, a partir del proceso de acreditación de carreras por la Junta de Acreditación Nacional, aspecto que contribuirá al mejoramiento de la calidad del proceso docente educativo”, esclareció Dra.C. Virginia Bárbara Pérez Payrol.

Por su parte, los festivales de artistas y aficionados de la UCf no paran. Cada curso las facultades se preparan para armar una historia diferente. “Me gustaría que hubiese más recreación en las noches y que los estudiantes participen en ella”, agregó otra educando.

El deporte sigue latiendo en las tardes de la Universidad, por aquí o por allá se encuentran jóvenes disfrutando de un juego de baloncesto o fútbol. La recreación sana que no puede faltar en el espacio académico.

Entramos para aprender y salimos para servir, convencidos siempre de que nuestra formación continua…”, alegó Raúl Edel Padilla Morales, estudiante de Ciencias Agrarias.

Archivo UCf || Universidad gradúa diez nuevos Doctores en Ciencias

“Creo que es vital que nuestros estudiantes conozcan que su universidad se soñó desde mucho antes, dado el desarrollo socioeconómico e industrial de esta provincia al centro sur de Cuba”, dijo la Dra.C. María Caridad Bestard González.

Imposible recontar cada una de las venas que contribuyen al buen ritmo cardiaco de la Ucf, son tantas y de una valía tal que hacer diferencias sería inoportuno. Allí todavía permanecen un pelotón de fundadores, allí todavía permanecen un pelotón de estudiantes que quieren seguir su camino, allí todavía queda sentido de pertenencia y amor hacia esa semilla que hace 40 años manos fértiles plantaron a la entrada de la ciudad de Cienfuegos.

Él vuelve sobre la misma ruta, todos vuelven… porque el camino a la Universidad nunca se olvida.

Share
Zulariam Pérez Martí

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share